Atinada tranquilidad

Ha hecho bien el Canciller de la República en limitarse a recordar el compromiso del gobierno chileno de acatar lo que la Corte Internacional de La Haya determine sobre el diferendo limítrofe, ante un provocador e irresponsable parlamentario chileno, que hace unos días dijo haber pedido a su presidente que Chile haga una maniobra para escapar de La Haya, es decir que pida que la Corte se declare incompetente para resolver el litigio, porque, supuestamente, este no existe y la frontera marítima ya está definida.

| 04 agosto 2012 12:08 AM | La Primera Palabra |  624 
624  

El personaje, conocido por su animadversión al Perú, es insólitamente consultado por medios de comunicación que le dan cabida a sus provocaciones, pretendió aprovechar la reciente e inconsistente declaración de los cancilleres chileno y ecuatoriano, que han vuelto con la monserga de que los convenios tripartitos de 1952 y 1954 son tratados de límites; como si su palabra fuera algo más que una opinión.

El provocador ya había sido desautorizado en su país y no sería congruente que su presidente, después de haber dicho más de una vez que Chile es respetuoso de la legalidad internacional y que aceptará por ello lo que dictamine La Haya, intente otra vez, pues ya hizo un amago tras presentarse la demanda peruana, que la Corte se niegue a resolver el diferendo.

Seguir el consejo del personaje mapochino, cambiar de posición y patear el tablero sería para el país del sur lo mismo que negarse a aceptar el fallo final de la Corte, y el efecto sería también igual: convertir a Chile en un paria internacional.

Ha recordado previamente el Canciller de la República que, por lo demás, los plazos para pedir la incompetencia de La Haya vencieron hace tiempo, y el proceso está por entrar a la fase final, la oral, en la que las partes expondrán los fundamentos de sus posiciones, para que después los jueces deliberen y den su sentencia final.

Es importante que el Perú siga manteniendo la serenidad, ajena al triunfalismo, que le permite la solidez de los argumentos jurídicos con los que defiende sus intereses para cerrar el último conflicto limítrofe pendiente de solución y que ha tenido que ventilarse en La Haya porque este es el foro al que acuden los países civilizados, para resolver en forma pacífica sus controversias con otras naciones, y porque Chile no aceptó negociar una solución del problema.

Compartimos la convicción de nuestra diplomacia, de que el fin del litigio debe abrir un nuevo tiempo de mayor impulso a las relaciones peruano-chilenas.

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.

Deje un comentario