La felicidad de los Vargas Llosa

La felicidad del escritor se reflejó en la satisfacción y orgullo de sus hijos, que celebraron con alegría el Nobel de Literatura 2010 que fue otorgado a su padre, tras una larga espera, pues en las últimas ediciones de esta distinción ocupó el puesto de “uno de los más voceados” a llevarse el diploma.

Por Diario La Primera | 08 oct 2010 |    
La felicidad de los Vargas Llosa
Álvaro en Washington y Morgana en Lima, recibieron la noticia por teléfono.
Familiares del Premio Nobel de Literatura 2010 festejaron el galardón que esperaron por años.

Luego de darse a conocer la noticia, Morgana y más de una docena de familiares de Vargas Llosa se reunieron en Lima para festejar en medio de un clima de euforia el reconocimiento más esperado.

El primogénito
Álvaro Vargas Llosa, hijo mayor del escritor, declaró desde su residencia en Washington que con el premio dado a su padre se terminaba con la leyenda que los integrantes de la Academia Sueca se contactaban con los ganadores y acordaban un pacto de silencio luego de informarle la designación, y que tras ello le pedían que no lo divulgue hasta que la misma Academia se encargue de hacerlo público, lo que no sucedió con el escritor peruano, pues éste confesó que se enteró del premio concedido minutos antes de que el mundo lo sepa.Álvaro Vargas Llosa confirmó que su padre fue llamado por un miembro de la Academia Sueca diez minutos antes de que se hiciera público al ganador del Nobel de Literatura. También indicó que el escritor intentó en ese breve lapso comunicarse con sus tres hijos y que luego él lo llamó para confirmarle que el premio era oficial, ya que Vargas Llosa tenía muchas dudas sobre la veracidad de la información.

Uno de los valores que el hijo del ahora Premio Nobel destacó es que su padre tiene la gran cualidad de “la disciplina” en su ejercicio literario y coincidió con la Academia en destacar que se le haya otorgado el premio por su “cartografía de las estructuras del poder y aceradas imágenes de la resistencia, la rebelión y la derrota del individuo”.

Finalmente, confesó que su padre no es como esos escritores que son visitados por la “musa de la inspiración” y que tienen el goce de escribir en cualquier momento, sino que su progenitor es una persona que se esfuerza mucho cuando escribe, “trabaja muchas horas, de forma obsesiva”.

Amor de hija
Morgana, única hija del escritor, también se mostró muy entusiasmada y feliz por el premio dado a su padre, pues considera que es un reconocimiento que de tanto esperarlo por tantos años ya se habían olvidado que podían dárselo. “Otros años muchas veces teníamos llamadas que nos indicaban que era uno de los favoritos, pero ahora que ya ni pensábamos en este tema lo recibió”. También describió a su padre como “un papá absolutamente maravilloso, cercano, divertido, lleno de anécdotas y muy pendiente de todos nosotros”.

La hija del escritor, quien compartió la edición de una obra de su padre, Diario de Irak, relató que fue el propio Mario Vargas Llosa quien la llamó de madrugada para contarle la noticia. Aseguró que al inicio se asustó pues su propio padre le había advertido que podría tratarse de una broma, ya que lo llamaron diciendo que eran de la Academia Sueca y que le habían concedido el premio. “Y en ese momento escucho a mi mamá en el fondo diciendo ‘Mario, es verdad, te han dado el Nobel, lo están anunciando por Internet’”, agregó Morgana.

Finalmente adelantó que ni ella ni sus hermanos no pensaban encontrarse con su padre hasta diciembre próximo, pero que están haciendo las coordinaciones necesarias para reunirse en los próximos días.

La familia y el arte
Otro de los parientes del escritor arequipeño que se pronunció por la enorme distinción fue el cineasta Luis Llosa, sobrino del autor, quien señaló que este Nobel es un reconocimiento que se veía venir. “Estamos todos reunidos, no está con nosotros Mario ni (su mujer) Patricia, pero estamos muy contentos, la familia está contenta, el país, estamos todos orgullosos”.

“Lo lindo es que hemos recibido llamadas de presidentes, periodistas, tanto de fuera como de dentro del Perú, y de todos lados demostrando que las posiciones políticas no importan”, agregó el cineasta quien llevó al cine la adaptación de una de las últimas novelas de Vargas Llosa, La Fiesta del Chivo.

Otra cineasta del clan Llosa, Claudia Llosa, también expresó su inmensa alegría por el premio dado a su tío. “Nuestra primera reacción ha sido de felicidad. Todos acá nos hemos emocionado mucho. Se lo merece. Qué día”.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.