Europa establece nuevas reglas más duras en su sector financiero que tendrán repercusión en el resto del mundo.

Para el tercer día de 2018 se tiene previsto que el sector financiero europeo haga entrar en vigor nuevas normas que tendrán consecuencias para la industria. Estas reformas se establecerán con la finalidad de dar más luz en el intercambio de activos, de manera tal que toda persona que venda o compre activos como bonos, acciones, productos básicos o fondos cotizados estarán afectados por el nuevo conjunto de normas legales.

Por Víctor Hugo Quiñónez | 17 dic 2017 |    
Europa establece nuevas reglas más duras en su sector financiero que tendrán repercusión en el resto del mundo
Mifid II entra en vigor el 1º de enero
Se deben completar 50 campos más que con Mifib original

Luego de la crisis financiera de 2008 La Comisión Europea, como el brazo ejecutivo de la Unión, comenzó con la estructuración de un conjunto de normas que formaron parte del lanzamiento de la legislación conocida como Mifid II, Directiva de mercados financieros, donde se explica cómo y en qué forma se afectará el sector financiero europeo.

Lo que nació en 2007 como la forma de ayudar a la integración de los países miembros a pesar de la disparidad de sus mercados financieros y tratar de reducir los costos de las operaciones, con el Mifib original, entonces ahora aparece el Mifib II con la intención de ampliar las reglas que someterán las nuevas condiciones para incorporar otras clases de activos.

Esto se convierte en un intento de regular los contratos extrabursátiles, obligandolos hacia el intercambio entre compradores y vendedores, con lo que esperan mejorar la confianza entre los inversores y las industrias dentro del sistema financiero europeo.

El nuevo sistema regulatorio no solo involucra a los operarios europeos sino que todo aquel, que aún si estar en europa realice contrato con algún operario de la región, caerá dentro de la regulación afectando a otras jurisdicciones, es decir que todo activo que se cotiza en Europa o cualquier acción que tenga cotización separada en Europa caerá bajo la nueva legislación.

Podemos ver como ejemplo un banco de otro continente que venda instrumentos financieros a un cliente en Europa, tendrá que sumirse a las nuevas normas impuestas por el Mifib II.

Se deben completar 50 campos de datos más para poder realizar operaciones de los que exigía la anterior regulación, todo esto está presionando para que los operarios se alejen de las operaciones telefónicas y las plataformas electrónicas, buscando una mejor auditoría.

Otra de las cualidades de la nueva regulación es que los administradores de los fondos se ven obligados a pagar a los corredores y bancos por separados en lugar de las tarifas combinadas que se efectuaban anteriormente por los servicios de comercio e investigación.

Todo esto está orientado a conseguir mayor transparencia en la administración de los fondos, así los clientes podrán ver de manera directa como se está utilizando su dinero.

Referencia
Victor Hugo Quinonez

    Víctor Hugo Quiñónez

    Víctor Hugo Quiñónez

    Comunicador Social y Periodista
    Víctor Hugo Quiñónez comparte 20 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.