¿Y adónde van el León, el Bieto y los demás?

El anuncio presidencial de que enviará a los corruptos a una nueva colonia penal de la selva, que no existe ni siquiera como proyecto, ni como localización específica, es una metáfora de la lucha contra la corrupción de su gobierno. Mientras las encuestas señalan que la corrupción se ha convertido en el principal problema del régimen aprista, que mina violentamente la confianza hacia las instituciones y las autoridades, el presidente se limitó a decir que los corruptos serán procesados más rápidamente y enviados a una prisión imaginaria.

Por Diario La Primera | 30 jul 2009 |    
¿Y adónde van el León, el Bieto y los demás?
No hay colonia penal de la selva para Rómulo León.

Pero ¿quiénes son esos corruptos?, ¿de dónde se origina la tendencia a la corrupción?, ¿qué responsabilidad tiene la política económica y el manejo de instituciones que ha venido desarrollando el APRA, para que crezca la sensación de que el Estado es cada vez menos ético y más proclive a los negocios sucios? Es evidente que García no quiere hablar de eso. No ha querido hacer un deslinde con la banda de Rómulo-Bieto-Canaán, con lo que a estas alturas sus frases hace meses han quedado como de mera circunstancia, ante el impacto inicial de los comentarios sobre el faenón y otras pendejadas realizadas en contra del interés del Estado.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.