“Temen a la unión de pueblos”

Dirigentes campesinos bolivianos que estuvieron detenidos llegaron a la Cumbre de los Pueblos y acusan que gobierno los mandó interrogar para saber “si hacían política”.

| 15 mayo 2008 12:05 AM | Informe Especial | 932 Lecturas
(1) La unión de pueblos es el objetivo principal. Solidaridad con Bolivia primó en la jornada. (2) La delegación boliviana se hizo sentir. Atrás quedó el mal momento de su detención y fueron acogidos en la III Cumbre de los Pueblos. (3) El comercio de productos artesanales destacó. (4) Una fiesta de comunidades indígenas se vive en la UNI.

Más datos

DATOS

Reunión

Diez Canseco sostuvo que se reunirán con los cancilleres participantes de la ALC-UE para alcanzar las conclusiones de la Cumbre de los Pueblos, pues “el miedo que impuso el gobierno de García no los dejó participar”. “Se quiere una globalización con justicia social para los pueblos en temas como conflictos por agro y minería, contaminación ambiental, la guerra interna en Colombia y mostrar solidaridad con el pueblo de Bolivia”, apuntó.
932

No se llevan la mejor imagen de país, pero se mostraron contentos al lograr su objetivo de hacerse presentes en la Cumbre de los Pueblos. La numerosa delegación de ciudadanos bolivianos, que fue detenida en Arequipa porque –supuestamente- sus ómnibus no cumplían las normas de seguridad, fueron los primeros en llegar ayer al local de la Universidad Nacional de Ingeniería. Atrás dejaron el mal momento y señalaron que “sólo esperaban que esta Cumbre discuta la desigualdad, la justicia y, por sobre cualquier cosa, se conserve la humanidad y el medio ambiente”. Pasado el pésimo momento, se unieron a la jornada de unificación internacional.

El secretario general de las seis Federaciones de los campesinos cocaleros del Trópico de Cochabamba, Julio Salazar, denunció la mala experiencia. “En Arequipa y Juliaca detuvieron a buses con delegaciones bolivianas, nos decían que habían operativos fuertes de seguridad por las Cumbres y que nuestro bus era inseguro. Sin embargo, denunciamos que la gente de Inteligencia nos haya preguntado tanto si veníamos a hacer política o si somos del Gobierno”, sostuvo.

Salazar expresó que “el gobierno de Alan García tiene miedo a los cambios y a la democracia por el poder de los pueblos”. Sobre la detención, Jhonny Aliaga, representante de la Federación Mamoré Bulo Bulo boliviana aseguró que “parece que el presidente de Perú le teme a la unión de los pueblos, porque nos interrogaron como si investigaran a un terrorista, a un delincuente peligroso. Lo extraño es que a ciudadanos bolivianos se nos pregunte si estábamos a favor o no del gobierno de García”.

Repudian detenciones
Las danzas típicas de nuestro país, como de las comunidades indígenas latinoamericanas, continuaban. Era una fiesta para los movimientos sociales de dos continentes. En medio de este ambiente festivo, el mal rato para los bolivianos pasó, pero igual fue repudiado por los organizadores de esta Cumbre de los Pueblos.

El coordinador general, Miguel Palacín, manifestó que “la detención de los bolivianos mancha la imagen del Perú, porque deja en claro que en el país no se permite el libre tránsito de la población para participar de eventos tan importantes como éste”. Consideró además que “el trato que recibieron los visitantes del vecino país de Bolivia, debió ser especial debido que son invitados importantes”. Finalmente, Palacín agregó respecto a la realización de la Cumbre que “el Perú estaba buscando la unidad de los movimientos sociales y ese día ha llegado. Ahora vendrá el reconocimiento, la igualdad y la unidad para que los pueblos puedan trabajar juntos por un cambio real.”

La coordinadora, Rosa Guillén, explicó que “el tema de los bolivianos detenidos les generó gran preocupación a los organizadores porque contaban con su participación en la inauguración de lo que consideran una fiesta de los pueblos”.

Por su parte, el secretario general de la Confederación de Trabajadores del Perú (CGTP), Mario Huamán, mostró su repudio a la detención de los bolivianos pues -según le informó el embajador del país altiplánico Franz Solano- fueron cinco los buses detenidos, tres en Juliaca la noche del lunes y dos en Arequipa el martes por la tarde. “¿Por qué sólo les revisaban los ómnibus a los bolivianos?” se preguntó Huamán, al asegurar que “hubo hostilización por parte del gobierno. Fue un acto inamistoso y como señalan los bolivianos de discriminación, pues quedó demostrado que no se pone en práctica el libre tránsito que firmaron los dignatarios de la Comunidad Andina”.

“Criminalizan la protesta social”
El ex congresista y líder del Partido Socialista, Javier Diez Canseco, afirmó que “la Cumbre desenmascara la campaña de satanización que hizo el gobierno. Acá la gente camina libremente, hablan todos con todos, no hay rejas que impidan accesos y la gente no está metida en una burbuja especial rodeada de soldados como en la Cumbre especial”. Respecto a la detención de la delegación boliviana, manifestó que “es otra prueba más que el gobierno busca criminalizar la protesta social, y los interrogatorios a los que sometieron a los bolivianos sólo reflejan la actitud del gobierno de García para combatir las fuerzas de oposición y movimientos sociales que rechazan su modelo económico”.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD