Soldados: un amargo retorno

La tasa de suicidios de estadounidenses con edades entre 45 y 54 años tuvo un 20 por ciento de incremento en el periodo 1999-2004, reportó el 19 febrero de 2008 el diario The New York Times, al citar un estudio del Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Más de 32 mil estadounidenses se quitaron la vida en 2004, último año analizado.

| 23 marzo 2008 12:03 AM | Informe Especial | 692 Lecturas
Soldados: un amargo retorno
(1) A Bush parece no importarle la discapacidad de los soldados causada por la guerra. (2) Las protestas de los veteranos crecen día a día. (3) Parece un símbolo del dolor de los militares. (4) Los ataúdes no dejan de llegar.
Los militares regresan a EU con traumas y discapacidades que llevan a muchos de ellos al suicidio.

Más datos

DATO

El contingente estadounidense en Iraq se eleva actualmente a 158,000 personas. Noviembre de 2004, la fecha del asalto contra el bastión de Faluya, fue el mes que registró más bajas en las filas de Estados Unidos. Las bombas de fabricación casera han hecho estragos en las filas estadounidenses, forzando al Pentágono a enviar vehículos con blindajes más resistentes.
692

Los veteranos de la ocupación de Iraq y Afganistán cometen uno de cada cinco suicidios registrados en Estados Unidos, tras sufrir experiencias traumáticas de las que les resulta muy difícil reponerse, señaló el doctor Ira Katz, supervisor del programa de salud mental destinado a los ex militares.

Las armas de fuego y la muerte por sobredosis de medicamentos fueron los métodos más utilizados por los suicidas, añadió en su reporte la referida entidad federal CDC con sede en Atlanta.

Estados Unidos despacha hacia las guerras en Iraq y Afganistán a militares con antecedentes de violencia doméstica, quienes al regresar representan un mayor peligro para sus familiares, revelaron varios investigadores.

El despliegue militar en Iraq y Afganistán provoca tensión, desgaste y pérdida de la capacidad combativa en el Ejército de Estados Unidos, admitió al diario USA Today, el ex jefe del Estado Mayor de ese cuerpo, general George Casey.

Casey, quien comandó al contingente militar desplegado en Iraq entre 2004 y 2007, mencionó la caída en el número de reclutas, el aumento de suicidios de soldados y las deserciones, así como la imposibilidad de retener a mandos experimentados. Cada vez más soldados desertan o se ausentan de sus bases o se niegan a movilizarse, afirmó.

Cuando se habla del número de soldados norteamericanos muertos sólo se contabiliza a los caídos en operaciones militares y se silencia la cifra de los que se suicidan a causa del conflicto, pues muchos soldados regresan a casa sin superar el estrés post traumático.

Cifras del Plan de Acción Médico para la Prevención de Intentos de Suicidio del Ejército estadounidense, publicadas por el diario The Washington Post, señaló que los intentos de suicidio o heridas autoinfligidas en el Ejército aumentaron seis veces desde que comenzó la guerra en 2003.

Los suicidios entre los militares estadounidenses llegan a nivel récord, admitió un estudio del Ejército citado el 31 de enero de 2008 por el diario The Washington Post.

Según una investigación realizada en 2007, se quitaron la vida 121 soldados, una cifra sin precedentes desde que en 1980 los mandos castrenses comenzaron a llevar tales estadísticas.

Ello significa un incremento del 20 por ciento con respecto al año anterior.

Los intentos de suicidio y autolesiones ascendieron a 2 mil 100, cantidad muy superior a los 350 reportados en 2002, añadió la fuente.

De una tasa de suicidio de 9,8 por 100 mil en soldados activos en 2001 el Ejército alcanzó el récord de 17,5 por 100 mil soldados activos en 2006.

Los suicidios y los intentos de matarse aumentan, refirió la autora del estudio y psiquiatra del Ejército, coronel Elspeth Cameron Ritchie, quien reconoció que ese cuerpo aún no sabe cómo evaluar, monitorear y tratar adecuadamente a los soldados con problemas psicológicos.

Los suicidios de veteranos que regresan a sus hogares es al menos el doble de aquellos que lo hacen en zonas de combate, a medida que quienes regresan de la guerra lo hacen con lesiones que los incapacitan de por vida, o con afecciones mentales graves.

Para jóvenes entre 20 y 24 años la tasa de suicidios es de 22,9 a 31,9; cuatro veces más alto que para sus coetáneos que no estuvieron en la armada.

Palabra de militar
Kristofer Goldsmith leyó una carta que él recibió por su ayuda en “matar insurgentes”. Una vez apuntó su arma contra un niño que meneaba un palito hacia él. Fue una de las cosas que lo hizo cuestionar la ocupación. “El gobierno estadounidense me puso en esa posición. Yo podía haber matado a ese muchachito de seis años”, dijo él.

Volvió de su periodo de servicio con una depresión fuerte y esperaba que le den de baja. Pero el Ejército anunció que todos tenían que quedarse más tiempo aunque su contrato militar se haya vencido.

Desesperado, Goldsmith trató de quitarse la vida. Fue arrestado. “Cometí un delito serio porque traté de suicidarme”, dijo. Después de meses, el Ejército le dio de baja. Pero perdió beneficios para la universidad y todavía está sufriendo de estrés pos-traumático.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD