Serenos golpean a niños que acudían a clases

Abuso total. Más de 20 alumnos acaban en el hospital, tras batalla campal por local, entre Serenazgo de San Juan y padres de familia. Alcalde comprometido.

| 19 marzo 2008 12:03 AM | Informe Especial | 2.2k Lecturas
Serenos golpean a niños que acudían a clases
(1) Los alumnos sólo reclamaron ingresar a estudiar y se encontraron con los varazos. (2) Según decían por seguridad nadie entraba. Pero acabó en violencia. (3) Estudiantes defienden su local. (4) En el colegio, escolares y sus padres reclamaron.
San Juan de Lurigancho

Más datos

Heridos

Kevin Durand, Óscar Narciso, Félix Hernández y Gerson Flores fueron trasladados junto a los alumnos Loza y Paredes al hospital Hipólito Unanue. Presentaban fuertes contusiones. En el colegio, muchos alumnos sufrían crisis nerviosas.
2297

Acudieron como cualquier mañana a estudiar, pero nunca imaginaron que aquellos agentes encargados de cuidar su distrito les cerrarían el paso a su escuela. Y encima los golpearon. Más de 20 estudiantes del colegio Antenor Orrego, de Zárate, resultaron heridos luego que un contingente del Serenazgo Municipal los agrediera aduciendo que nadie entraría al colegio porque se encontraba cerrado temporalmente. Según alumnos y personal escolar, ese cierre no era por el riesgo de las obras en el colegio, como indicó la comuna, sino porque el alcalde Carlos Burgos, según denuncian los padres, quiere apoderarse de un terreno perteneciente al centro educativo.

“Intentamos pasar, no nos dejaban y empezaron a amenazarnos con golpearnos. Al ver que no nos movíamos e insistíamos por entrar, nos empujaron y nos agarraron a palazos. Incluso nos pateaban por debajo de sus escudos”, fue la denuncia del escolar Yancarlos Paredes, alumno del 3º “C” de Secundaria. Él resultó con hematomas en la espalda y aún no podía caminar con normalidad. Se encontraba asustado por la salud de su compañero, Antonio Loza La Rosa, quien tras recibir un golpe en la cabeza acabó convulsionando en el suelo. Junto a ellos, unos 21 alumnos más y 5 padres de familia también resultaron golpeados.

El grave incidente ocurrió a la hora de ingreso de clases. Al promediar las 7 y 30 de la mañana, unos 200 padres se encontraban protestando en el frontis del colegio contra la posición del municipio por no dejar entrar a los estudiantes. La puerta del Antenor Orrego lucía con decenas de serenazgos y personal de Defensa Civil cerrando el paso, manifestando que el cerco a construirse en el colegio era peligroso para los alumnos.

Yolanda Cuya, subdirectora de primaria desde 1992, sostuvo que esa medida tiene un interés oculto. “El alcalde quiere desaparecer el estadio y las losas deportivas perjudicando a los 4000 alumnos de un colegio, que tiene 38 años de antigüedad. Y sólo busca vender el terreno”, indicó Cuya, señalando que en estos últimos meses habían tenido muchos enfrentamientos con la comuna por el terreno de 14,680 metros.

Defienden lo suyo
El colegio fue creado en 1970. En ese entonces, sólo tenía un área de 10 mil metros cuadrados. Fue en 1991 cuando una ordenanza municipal les cedió el terreno (que era un pampón ubicado al costado del colegio) para ampliar la escuela y tener un estadio. Sin embargo, personal del colegio denunció que Burgos Horna no quiere reconocer esa ordenanza y pretende vender parte de la escuela colocando un parque en ese lugar.

En el patio, los alumnos junto a sus padres defendían su colegio. “Queremos el terreno” y “A nuestro colegio no lo tocan” eran los gritos más escuchados. El director Pedro Rodríguez les comunicó a los alumnos que “el terreno no lo iban a tocar,” y que espera que el alcalde limeño, Luis Castañeda, le indique a Burgos que no intente venderlo.

El director apuntó que no se iban a suspender las clases y se comprometió a la señalización de las obras (pues en estos momentos se construye un cerco perimétrico, pretexto usado para cerrar el colegio) para no arriesgar a los alumnos, pidiendo además investigar los abusos de los serenos. “Deben velar por el orden y el bienestar, no golpear brutalmente a los estudiantes”, puntualizó el director destacando que, más allá de los trámites, discusiones y ambiciones, el hecho de que los niños se hayan visto partícipes y hasta golpeados por los serenos, hace de este caso mucho más que una disputa por un terreno.

Comuna contra directivos de colegio
La municipalidad de San Juan de Lurigancho anunció que derribará las paredes del colegio en riesgo de colapso y reveló que el citado plantel carecía de licencia de funcionamiento. Según la comuna, decenas de padres se acercaban al municipio para pedir la intervención de la autoridad edil, debido a las “constantes promesas incumplidas de las autoridades educativas”, quienes no mejoran la infraestructura de la escuela.

Asimismo, el municipio consideró que los directivos del colegio han politizado el tema y por ello les dijeron a los padres que el alcalde Carlos Burgos quiere vender el colegio para que protesten y no les critiquen el estado real del centro educativo.

Gianfranco Gonzales Finocetti
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD