Responsable de Utopía invierte en Chile

El polémico propietario de la discoteca “Utopía” maneja desde Miami una red de casinos en América Latina, como presidente de Sagsa, que administra 30 de estos negocios en el Perú, actividad que mueve la friolera de US$ 100 millones anuales.

| 02 agosto 2009 12:08 AM | Informe Especial |  3.7k 
Responsable de Utopía invierte en Chile
(1) ¡Peligro: Azizollahoff, el empresario de la muerte, quiere invertir en Chile...! (2) No podrá escapar a la justicia de Dios. (3) Siete años de lucha para que la justicia no sea una UTOPÍA... (4) eLIANE kARP

Más datos

DETALLE

Alan Azizollahoff tiene abiertas numerosas investigaciones policiales, que actualmente se encuentran atascadas por sus enormes influencias políticas. En el Perú, por ejemplo, se le excluyó escandalosamente del juicio que se le entabló por la muerte de 29 jóvenes, ocurrido el 29 de julio de 2002, en el incendio de la discoteca “Utopía”. Se le acusó de negligencia por no haber previsto la desgracia: en el local se encontraban cerca de 2,000 personas, cinco veces más de su capacidad de aforo; la discoteca se estaba recubierta, en sus techos, paredes y pisos, con material altamente (100%) inflamable; a la hora del incendio no había extintores, detectores de humo ni rociadores de emergencia (sprinklers); no había un gabinete contra incendios con su respectiva manguera cubierta con una tapa de metal; no había señalización básica (flechas de salida de emergencia); tampoco había un sistema automatizado de iluminación de emergencia. Para remate, la discoteca carecía de licencia de funcionamiento y de construcción y había ignorado las observaciones y recomendaciones de Defensa Civil.
3786  

No hay nada que hacer: “Poderoso caballero es don Dinero”. Este poema de Francisco de Quevedo (1580-1645) la cae como anillo al dedo y, a la vez, es la divisa de Alan Azizollahoff Gate, uno de los hombres más misteriosos y ricos del país.

Lo es, al menos, para las esferas populares.

Me lo imagino recitando:

“Madre, yo al oro me humillo,/ él es mi amante y mi amado,/ pues de puro enamorado/ de continuo anda amarillo;/ que pues, doblón o sencillo,/ hace todo cuanto quiero,/ poderoso caballero/ es don Dinero”.

Tiene, además, la habilidad de permanecer en las sombras, posee el quiebre preciso y oportuno para esquivar a la cámaras, es invisible para los hombres comunes y silvestres e inatrapable para la justicia y las leyes.

¿Por qué tanto misterio?

¿Qué se esconde detrás de esta personalidad enigmática?

¿Quiénes y por qué lo protegen?

Sin embargo, su hálito de incógnito se expuso mucho a las noticias en la prensa escrita, radial y televisiva, con la tragedia de la discoteca “Utopía” y por poco fue atrapado.

Sus importantes influencias desde el poder y sus gravitantes relaciones políticas, pesaron y pesan mucho. Tanto, que el Ministerio Público y el Poder Judicial lo acorazaron, amurallaron y le ayudaron a evadir su responsabilidad.

A tal punto que pudo huir como una rata hacia las hedentinas de la impunidad.

Tren al sur…
Sin embargo, evadir su responsabilidad en “Utopía” le ha granjeado un desprestigio que no puede ocultar donde va, y para ello algo ha contribuido el incansable y duro batallar de los padres de las 29 víctimas, que mueven cielo y tierra para que se les haga justicia, y esta no sea una utopía.

En Chile, por ejemplo, se han puesto en alerta por sus intenciones “de ingresar como socio en algunas de las sociedades ya instaladas en el país. Más específicamente, en el casino de Rinconada, que actualmente se construye en esa comuna (distrito) de la V Región. Su idea era comprar un porcentaje importante de la firma, que controla Salguero Hotels, una compañía colombiana que también maneja el casino Conrad en la ciudad uruguaya de Punta del Este y que pertenece al inversionista Carlos Salguero Munar”.

Como se ve, la revista “Qué Pasa” ya detectó al zar de los casinos. Y dio más detalles:

“El jueves 22 de enero, Alan Azizollahoff aterrizó en Chile. El dueño de la cadena peruana de casino South American Gaming (Sagsa) llegó acompañado del gerente general de la firma, Luis Lam; el gerente de operaciones Max Harris y el abogado Óscar Medina. A las 12 horas se reunieron en el centro de Santiago con el superintendente de casinos, Francisco Javier Leiva. En la cita que se extendió por 30 minutos, el inversionista extranjero preguntó por los procedimientos para entrar al mercado chileno del juego”.

¡Cuidado…!
“¿Por qué un zar de los casinos como Azizollahoff querría invertir en Rinconada y no en otra zona del país, quizá más rica?”, pregunta “Qué Pasa”. Podría haberse preguntado también: ¿Podrá Azizollahoff dormir en paz sabiendo que en su siniestro currículum están registradas las 29 muertes de “Utopía”? ¿Podrá moverse, como pez en el agua, especialmente ahora que ya está siendo observado con una lupa? ¿Hasta cuándo lo cubrirá el manto impunidad?

Sólo Dios, y él, lo saben…

Se cambió de nombre
Los padres de “Utopía” nos alcanzaron una nota con datos enjundiosos sobre el destino de Alan Azizollahoff. Una muestra de que este tipo nunca podrá escapar del ojo vigilante de los deudos, que lo siguen, si es posible, a la China y la Cochinchina, en busca de justicia.

“Alan Azizollahoff se ha nacionalizado norteamericano y se ha cambiado de nombre, ahora se llama Alan Franco”, nos dijeron.

“Preguntado por el juez, ¿por qué del cambio de nombre a ‘Alan Franco’?, Azizollahoff respondió: ‘Porque ese el apellido de mi esposa’”.

“Se trata de una jugada desesperada -dicen los deudos de “Utopía”- en la que renuncia a su derecho de sangre, renegando de su apellido paterno, sin ningún motivo valedero, y desconociendo, de esta forma, a quien le dio la vida”.

“Con este cambio de nombre lo que busca Azizollahoff es ser una persona ‘inexistente’, para empezar una nueva vida con otro apellido y no responder por la muerte de 29 jóvenes en su discoteca ‘Utopía’”.

“Que sepa la Fiscalía de la Nación y la Corte Suprema de Justicia del Perú, que solamente en la mente de un corrupto caben estos procedimientos que sólo encuentran asidero en la mafia y en el mundo de los narcotraficantes”.

“Que sepa la Fiscalía de la Nación y la Corte Suprema de Justicia en el Perú, que el abogado de Azizollahoff, Alberto Químper Herrera ha sido suspendido en el ejercicio de la profesión y que bastaría que el juez Barreto le levantara el secreto de sus comunicaciones, para conocer ‘los nuevos faenones’ que siguie haciendo”.

“Lo que sabe la torcida conciencia de Azizollahoff es que si en Perú la Corte Suprema de Justicia actúa a la altura de las circunstancias, no le quedará otra cosa que ordenar que siga el proceso judicial CONTRA Él, pues debe responder por 29 vidas en la tragedia de la discoteca ‘Utopía’”.

Por cierto, si el señor Alan Azizollahoff Gate dice ser inocente, ¿por qué no se entrega a la justicia?, ¿por qué se ha cambiado de nombre?, ¿por qué quiere seguir permaneciendo intocable?

Todos sus negocios
Se sabe que South American Gaming (Sagsa) es una importante multinacional latina de casinos de juego. Tiene 40 salas repartidas en la región y el Caribe. Treinta de ellas funcionan en el Perú con diferentes marcas.

Además, Sagsa es un importante proveedor de máquinas tragamonedas y ruletas electrónicas. Este negocio alcanza en ventas más de US$ 100 millones anuales. En 1994, Azizollahoff fundó Inversiones Hooby SAC y en 1999 Dakota Gaming Perú.

Hasta el 2002 -informa la revista “Qué Pasa”- tenía el 50% de acciones en la empresa Peruvian Entertainment y también la mitad de acciones de la empresa Crystal Enterprises con sede en las islas británicas.

Asismismo, es socio de JAF SAC, otra empresa de casinos, que a su vez es accionista mayoritaria de Promotora El Dorado SAC y de Inversiones SAC.

“Todo -informa ‘Qué Pasa’- en una lógica que se repite en su historia empresarial: detentar el control por medio de empresas cascada, cuyo dueño final escasamente sale a luz”.

Protegido por Eliane
La impunidad que protege hasta ahora a Alan Azizollahoff se debe, en gran parte, al accionar de la ex primera dama Eliane Karp (esposa del presidente Alejandro Toledo), que movió sus influencias.

Esto fue denunciado por el ex congresista Luis Delgado-Aparicio, padre de Verónica Delgado-Aparicio Villarán, una de las 29 víctimas de la discoteca “Utopía”.

Félix Grijalba Sato
Redacción

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.