Recuerdos del infierno

A principios de diciembre de 1984, pobladores de las comunidades de Cay-ramayo, Vizcatanpa-ta, Orccohuasi, Rodeo, Rumichaca y Putis pertenecientes al distrito de Santillana, Ayacucho, fueron convocados y reunidos por una patrulla del Ejército, que con la falsa promesa de traer el desarrollo a sus comunidades, les hicieron cavar una fosa a espaldas de la escuela del pueblo de Putis, con el pretexto de que iban a construir una piscigranja. Mientras los hombres cavaban, separaron a las mujeres más jóvenes y las violaron. Posteriormente, reunieron a todos frente aquella fosa y dispararon contra todos, mujeres, niños y hombres.

| 11 noviembre 2012 12:11 AM | Informe Especial | 2.1k Lecturas
Recuerdos del infierno
PERSEGUIDO. Aurelio Condoray Curo por muchos años vivió amenazado de muerte. Perdió a su madre, sus dos hermanos menores y a cuarenta primos. Y hoy cuenta que el dolor nunca se marchó.
PUTIS. No creo en la justicia… ¿hasta cuándo vamos a esperarla? Aurelio Condoray Curo, Juez de paz del poblado menor de Rodeo
2175


LLEGADA. Cada paso que da entre tumbas, la lleva hacia la morada final de aquel familiar perdido, al que nunca olvidará.


CEMENTERIO. En Rodeo todos pueden ver desde sus casas, el camposanto, que está ahí, recordándoles lo que vivieron un día, años atrás.

Este crimen horrendo fue mantenido oculto mucho tiempo, sin embargo, informes periodísticos y denuncias de los familiares permitieron que la masacre de magnitudes insospechadas saliera a la luz.


DETALLE. Recordar es parte de sus vidas y una vela simboliza su amor y la esperanza de que algún día se esclarezca todo.

DIA DE LOS MUERTOS
Más de 300 civiles indefensos, humildes campesinos inocentes, fueron asesinados ese día; de los 92 cuerpos exhumados, solo 25 fueron identificados y ellos ahora descansan en el cementerio construido en Rodeo, capital del ahora Centro Poblado de Putis, a 6 horas de Huamanga (Ayacucho). Se trata de un cementerio solitario, ubicado en las faldas de verdes cerros que las víctimas en vida alguna vez recorrieron.


HOMENAJE. Llegaron trayendo flores, velas y cierta soledad y tristeza. El cementerio es mudo testigo.


SOBREVIVIENTES. Ellos evadie-ron a la muerte, pero viven con el recuerdo doloroso en su corazón. Aquí todos perdimos a alguien, dicen.

En el Día de los Muertos muchos de los familiares de los fallecidos visitan las tumbas de sus seres queridos, les prenden velas y los recuerdan; y si bien su vida transcurre hoy en día pacíficamente, lo que les pasó es una herida que nunca cicatrizó y que permanecerá por siempe en la memoria de cada uno de los sobrevivientes, de un pueblo que vivió en carne propia la insanía y la locura.

A la memoria de todas las víctimas producto de la guerra interna desatada por el terrorismo que asoló nuestro país por más de una década.

Agradecimientos: A los pobladores de Rodeo, por la confianza y hospitalidad brindada.


Javier Marcelo Quispe Arcasi
Texto y fotos


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD