Perú a merced de la Naturaleza furiosa

Las celebraciones este año tienen un tema vital: los cambios climáticos. Es el centro de análisis internacional, incluido Perú, con talleres y encuentros de especialistas en torno a este asunto gravitante, más cuando vivimos entre huaicos y muertes a causa de los trastornos en el clima. En este marco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) lanzan la advertencia a las autoridades peruanas. Nuestro país es considerado de alta vulnerabilidad. Incluso los riesgos a afrontar son más altos que en países como Honduras y Bangladesh. Sin embargo, ¿estamos preparados? ¿Está el Estado preparado para afrontar esto? Basta ver el panorama en las regiones para saber la respuesta…

| 07 abril 2008 12:04 AM | Informe Especial | 832 Lecturas
Perú a merced de la Naturaleza furiosa
(1) Los desastres naturales siguen azotando diversas regiones del país y evidenciando poca prevención. (2) Desbordes e inundaciones se hacen comunes. (3) lPoblación sufre estragos de fenómenos naturales.
Al celebrarse, hoy, el Día Mundial de la Salud, organismos advierten que nuestro país es vulnerable y carente de defensas ante los cambios climáticos.
832

Para conocer más sobre el tema, el representante de la OMS/OPS en el Perú, Manuel Peña, señaló a La Primera que, en nuestro país, estamos lejos de poder confrontar el cambio climático, que traerá mayor incremento de desnutrición por la falta de alimentos, más muertes y enfermedades por los climas extremos y aumento de enfermedades por transmisión vectorial, agua o alimentos.

Agregó también que las características particulares del Perú ocasionan esta vulnerabilidad, como la gran diversidad de ecosistemas, pues poseemos 84 de los 104 ecosistemas del mundo. Ante este problema, el presidente de la Asociación de Médicos del Ministerio de Salud (AMMS), Leoncio Díaz, manifestó que el terremoto vivido el pasado 15 de agosto demostró que la situación caótica del sector salud no servirá para afrontar mayores desastres al registrarse el calentamiento global. “Falta personal, infraestructura y mejor equipamiento. Se anuncian construcciones de hospitales, pero eso no es la solución para el caos de la salud nacional”, sostuvo.

Díaz recordó que la respuesta del Gobierno a las localidades devastadas al momento de afrontar el desastre fue nula porque no tenemos un plan de contingencia y que debería dotarse al sector salud con presupuestos e inversiones que apoyen a los más necesitados.

Alerta a próximos desastres
De otro lado, el decano del Consejo Regional de Lima del Colegio Médico del Perú (CMP), Rafael Deustua, señaló que “no estamos preparados para enfrentar el cambio climático y la mejor demostración fue el colapso del sistema de salud en Pisco el 15 de agosto pasado”. Aseguró, en cuanto al llamado, que “la salud es promoción y prevención” y que el Gobierno debe tomar la recomendación internacional para estar alerta ante los desastres, deshielos y las olas de friaje que siempre azotan al país, pero que no se toman aún responsabilidades.

“Se debe manejar una verdadera política en un buen sistema de salud, coordinando con un renovado Defensa Civil porque el de ahora no sirve. No tenemos capacidad de respuestas ni equipos de campaña y los hospitales son malos y se persiste en las negligencias y el desinterés”, remarcó el miembro del CMP.

Tema principal
Del mismo modo, Peña, anunció que el principal tema que se abordará este año, durante las celebraciones del Día Mundial de la Salud, será “Proteger la salud frente al cambio climático” y refirió que si bien “se han hecho algunas cosas, estamos muy lejos de dar los pasos reales para enfrentar este problema”.

En tal sentido, precisó que lo que quiere su institución “es llamar la atención de que, si sigue creciendo la emisión desordenada de CO2, que es uno de los gases más críticos de efecto invernadero, su repercusión crecerá de manera exponencial a todo el sistema, que incluye a las especies biológicas y al hombre”.

Asimismo, resaltó la urgencia de tomar medidas que ayuden a mitigar el problema, mientras nos adaptamos al nuevo ambiente en el que viviremos.

Por su parte, Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció que se eligió esta temática, pues es urgente que la población sea instruida en la manera cómo protegerse ante los fenómenos naturales.

“La salud y el bienestar de la población debe convertirse en la medida definitoria del impacto del cambio climático para controlar sus efectos de forma efectiva”, dijo.

Mencionó además que este tema ganó un puesto clave en la agenda internacional y que “retoma” el espíritu solidario con el que nació la organización en 1948 “para preservar la paz y la seguridad mundial”.

“Los profesionales de la salud están en primera línea respecto a los efectos del cambio climático. Las poblaciones más vulnerables son aquellas que viven en países donde el sistema sanitario ya tiene dificultades para prevenir, detectar, controlar y tratar enfermedades como la malaria o el hambre”, remarcó. Chan agregó que “los cambios climáticos pueden incidir y potenciar estas debilidades y acarrear nuevos problemas a esos sistemas públicos de salud con mayor frecuencia”.

Efectos ya se sienten
En su afán de convencer a la población acerca de la necesidad de iniciar una seria campaña de prevención ante los efectos del cambio climático, la Organización Mundial de la Salud (OMS) detalló brevemente las consecuencias que acarrea cada uno de los efectos naturales producidos por los cambios en el clima.

Así, precisó que el aumento del calentamiento viene produciéndose desde 1850, pero que en los doce últimos años se han registrado las temperaturas más altas en la superficie del planeta. Incluso, el índice de calentamiento registrado en los últimos 50 años prácticamente duplicó el de los últimos 100 años.

Asimismo, enfatizó que los cambios climáticos han provocado el aumento de precipitaciones en varias partes del mundo, sobre todo en las partes orientales de América del Norte y del Sur, Europa septentrional y Asia central. Sin embargo, lugares como Sahel, el Mediterráneo, África meridional y partes de Asia meridional han experimentado una sequía, desde lo años sesenta.

Otra consecuencia del cambio climático es el aumento del nivel del mar, y la disminución de cubierta de nieve en la mayoría de las regiones, en particular en la primavera. Asimismo, se observa el derretimiento de glaciares en ambos hemisferios, lo que también contribuye al aumento del nivel del mar.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD