Pasco se muere de sed

Una de las ciudades más contaminadas del país sólo cuenta con seis horas de agua a la semana, mientras la minera Volcan goza a sus anchas del líquido elemento, denuncia el presidente regional Félix Rivera, quien apuesta a la integración mediante la construcción de carreteras para facilitar el desarrollo de la zona.

Por Diario La Primera | 07 jul 2009 |    
Pasco se muere de sed
(1) Túnel en construcción. (2) El tajo abierto se traga barrios enteros. (3) Laguna Patarcocha a punto de secarse. (4) Presidente regional Félix Rivera acusa al gobierno central de favorecer a grupos de poder.

Desde su creación como departamento y luego como región, Pasco, con más de 25 mil kilómetros cuadrados, no ha estado constituido como una unidad territorial. Su metálica sierra está divorciada de su exuberante selva, sin vías de comunicación que las enlacen y cada una sigue su propio derrotero de desarrollo. En la zona andina, con altitudes entre los 3 mil y 5 mil metros sobre el nivel del mar, está privilegiada la minería, mientras la cálida selva alta y baja apuesta por el desarrollo agropecuario con productos estrellas como café, cacao y múltiples frutales.

Las provincias Cerro de Pasco, Daniel Carrión y Oxapampa, que conforman la región Pasco, quedarán por fin interconectadas en una red vial que construye el gobierno regional, precisó su presidente Félix Rivera, quien explica que la misma no sólo permitirá la integración cultural y social de los pueblos, sino también con otras regiones del país. “Será un corredor económico que facilitará el intercambio de los productos originales de cada zona con el resto”, remarcó.

En las entrañas andinas
Dos proyectos viales conforman esta obra. Uno de ellos es la carretera que une las provincias de Cerro de Pasco y Oxapampa, y el otro es el que enlaza Cerro de Pasco con la provincia Daniel Carrión.

En la actualidad, para llegar a Oxapampa, los pobladores de Cerro de Pasco tienen que transitar por las localidades de Tarma y La Merced en la región Junín, luego bordear el puente Paucartambo, lo que demora más o menos seis horas de viaje. Cuando esté concluida la carretera que une directamente el distrito de Huachón (Pasco) con el de Huancabamba (Oxapampa), el trayecto se hará en sólo tres horas.

Así también, un viajero desde Lima ya no tardará hasta diez horas en llegar a Oxapampa, por tener que atravesar La Oroya, Tarma, La Merced, Puente Reyter hasta llegar a Paucartambo. En sólo siete horas podrá llegar al mismo destino por la nueva carretera, llegando directamente desde La Oroya, al distrito de Ninacaca, pasar por Huachón y terminar en Huancabamba.

La principal obra de ingeniería de este tramo es el túnel construido en las entrañas andinas del nevado de Huagurunchu, en el punto denominado Jancapunta, en la localidad de Huachón, Pasco, el mismo que una vez terminado alcanzará una longitud de 850 metros, una altura de 6 metros y un ancho de 7 metros. La obra se encuentra en plena construcción, a cargo de un equipo de 50 personas entre trabajadores e ingenieros.

LA PRIMERA estuvo en las entrañas del túnel cuando un piquete de obreros colocaba cargas de dinamita en la sólida roca, con ayuda de un Jumbo, en realidad un taladro gigante en forma de grúa. El ingeniero Jaime Ventura, a cargo de la seguridad de esta obra, precisó que con cada detonación sólo logran avanzar 3 metros con 40 centímetros.

Muy cerca de esta obra está la laguna Talenga, y el gobierno regional ha pedido a los ingenieros que dirigen la obra un trabajo muy pulcro y delicado, para evitar un impacto sobre la laguna, pues el agua de las lluvias se filtra a través de la roca por una falla geológica natural, y podría (sin los cuidados debidos) arrastrar a su paso por las canaletas del túnel, desechos tóxicos de los explosivos usados.

El gerente regional de infraestructura, Willington Negrón, explicó que la carretera está divida en cuatro tramos y, una vez asfaltada, el corredor vial que interconecta Cerro de Pasco con la localidad de Yanahuanca, en Daniel Carrión, permitirá a los viajantes hacer el recorrido en 1 hora 45 minutos, lo que hoy se efectúa en dos horas y media. Esta carretera, al igual que la anterior, estará terminada a mediados del año próximo.

En la boca del lobo
Mientras que, por un lado, la población despliega todos sus esfuerzos en procura de alcanzar el desarrollo de su región, por otro, los pobladores de la ciudad más alta del mundo, Pasco, capital de la provincia de Cerro de Pasco, continúan enfrentando una lucha sin tregua contra la contaminación por plomo causada por la irresponsable actividad minera en la zona, representada hoy por la empresa Volcan Cía Minera que pretende expandir sin límites el tajo abierto en la zona urbana y continuar las anteriores expansiones ocurridas en 1971 y 1998, que prácticamente despojaron a los pasqueños de sus suelos, que están mineralizados por doquier.

Este tajo abierto se ha constituido en una especie de cañón artificial que, conforme avanza, se traga barrios enteros, tal como este diario pudo comprobar en la calle Rocovich, donde las casas que antes albergaron a humildes moradores, hoy ostentan carteles con la frase “propiedad privada”, mientras a pocos metros se observaban viviendas a medio demoler.

Bastó que los enviados especiales de LA PRIMERA, acompañados del presidente regional de Pasco, Félix Rivera intentara acercarse a las cercas levantadas alrededor del tajo para que nadie pueda ver, para que un guardia de seguridad de la minera Volcan se acercara con grandes ínfulas a exigir nuestro retiro inmediato del lugar, sin poder esconder el nerviosismo que la causaba que seamos testigos de la demolición de las viviendas, como nos los hizo saber.

Esta situación se repitió cada vez que nuestro equipo, en plena vía pública, buscó observar de cerca, entre las mallas protectoras, el inmenso boquerón para confirmar lo denunciado no sólo por los pobladores de Pasco, sino también por la autoridad regional que nos advirtió que los funcionarios de la empresa Volcan se creen los dueños de la ciudad y al parecer del país, porque de otra manera no se explica en qué se amparan para negarse a acudir al Congreso cuando son citados.

El presidente regional aclaró que no está contra la actividad minera, siempre y cuando se realice de forma responsable, pero no dudó en acusar al gobierno central y al presidente Alan García de favorecer con sus políticas a los grupos de poder en perjuicio de la población.

A esa situación se agrega la falta de agua en la ciudad, que sólo cuenta con ella tres horas durante dos días a la semana, es decir seis horas semanales, mientras la empresa minera Volcan goza a sus anchas de los beneficios del líquido vital que, a decir del presidente Rivera, obtiene gracias a las buenas migas que mantiene con la municipalidad provincial, a la que acusa de haberse coludido con la compañía a fin de secar la laguna Patarcocha, para dividirse el terreno.

La regidora Sonia Guillén, en representación del alcalde provincial Tito Valle, aseguró que la labor que realiza su municipio está dirigida a preservar los derechos de la población y se quejó de los cotidianos sacudones que soportan los pasqueños por las constantes explosiones mineras.

Expresó sus dudas sobre las intenciones que motivaron al Ejecutivo a observar la promulgación de la ley 29293 que contempla la reubicación de la ciudad de Pasco a una zona cercana a la carretera central, opción que fue aprobada por el Congreso a partir del proyecto de ley 1244, presentado por la congresista representante de Pasco, Gloria Ramos, integrante de la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología del Parlamento.

Al respecto, el pasado viernes 26 de junio LA PRIMERA participó en la reunión que sostuvieron el presidente regional, autoridades representativas de Pasco y los congresistas Gloria Ramos y Oswaldo De la Cruz, con el jefe ministerial, Yehude Simon, en el auditorio de la Municipalidad Provincial, cita que acordó que cada artículo del reglamento de reubicación será sometido a consulta popular.

Luego acudieron a la zona comprendida entre las localidades de Shelby y Tambo del Sol, propuesta por el gobierno regional como sede de la nueva ciudad, porque permitirá albergar hasta 80 mil habitantes al borde de la carretera central y muy cerca del lago Chinchaycocha, que sigue en profundidad al Lago Titicaca; todo ello en la Meseta del Bombón que une Pasco con la región Junín.

Contaminación
Estudios de plomo en sangre en la ciudad de Cerro de Pasco arrojaron que las poblaciones más contaminadas son Quiulacocha, Ayapoto y Champamarca, con 89.2%, 87.8% y 82.8% de niños que poseen más de 10 microgramos de plomo por decilitro de sangre respectivamente, que superan el máximo permisible establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el 2008, el 91% de los niños de 1 a 12 años y el 82% de mujeres en edad fértil, presentan niveles más altos que los máximos aceptados. En los años 2005 y 2006, el Ministerio de Energía y Minas sancionó a Volcan debido a que superó los límites permitidos y canalizó aguas ácidas a la laguna Yanamate; incumpliendo de manera reiterada recomendaciones de los informes de fiscalización.

En el 2007, Osinergmin ratificó las sanciones a Volcan; sin embargo, la empresa no solo ha incumplido en materia ambiental sino también en lo tributario y laboral. En consecuencia, hoy resulta perentorio buscar una nueva ubicación para la ciudad como forma de solución al problema.

Vilma Escalante
Redacción


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.