Obama copado por los halcones

Barack Obama soltó recientemente una frase que dejó en claro que no tiene todas las riendas a la mano en cuanto a política exterior: “No puedo presionar un botón y reinstaurar en el cargo a Manuel Zelaya”. De esa manera, justificó la permanencia de los golpistas que desalojaron del poder al presidente de Honduras.

| 19 agosto 2009 12:08 AM | Informe Especial | 736 Lecturas
Obama copado por los halcones
(1) Pesada herencia, de la que Obama no ha podido, o no ha querido, librarse. (2) Uribe sigue siendo servil aliado de Washington, ahora con Obama (3) Otto Reich, uno de los secuaces de Bush, tras el golpe en Honduras.
Se aleja posibilidad de cambio en la política norteamericana.

Más datos

Obama dejó en claro que está cercado por los halcones que dirigieron la política exterior en la última década junto a George W. Bush
736

Todos los analistas coinciden en que el poder económico y militar de Estados Unidos tiene su propia agenda de política exterior. Si no fuera así, un bloqueo económico, como el que Washington aplica a Cuba hace casi medio siglo, podría traerse abajo a los golpistas comandados por Roberto Micheletti.

La ironía de Obama respecto a que "algunos de los que han criticado la injerencia de EE.UU. en América Latina”, se quejan ahora de que su gobierno “no está interfiriendo lo suficiente" para traerse abajo a los golpistas, esconde esa verdad: que los halcones tienen su propia agenda y que la van a desarrollar sin importarles la presencia de un demócrata como Obama.

Ese poder se concentra en el Pentágono, sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, en el que actúan los que desarrollan las guerras de Irak y Afganistán, los que promueven a Uribe en Colombia y los que están tras los golpistas en Honduras.

Con sus palabras, Obama dejó en claro que está cercado por los halcones que dirigieron la política exterior en la última década, gracias a George W. Bush. Uno de ellos, es el ex secretario adjunto de Estado, Otto Reich, quien en una sesión del Senado cuestionó que los sucesos en Honduras sean un golpe de Estado y justificó el desalojo de Zelaya como un freno a la "expansión del autoritarismo chavista" en la región.

"¿Cómo puede la así llamada comunidad democrática permitirle a Cuba, Venezuela, Bolivia y otros países que o bien han destruido sus propios gobiernos o están en el proceso de hacerlo, que determinen los estándares de la democracia en la región?", preguntó Reich, uno de los directivos de la famosa Escuela de las Américas, en las que se instruyó el general Romeo Vásquez, otro de los ejecutores del golpe.

Un dato que pone en evidencia la actuación de Reich es que luego del ingreso de Honduras en la Alternativa Bolivariana para Nuestra América (Alba), lanzó una amenaza velada: “Si el presidente Zelaya quiere ser un aliado de nuestros enemigos, debe pensar que pueden haber consecuencias para sus acciones y palabras”.

Dos años antes, Reich involucró a Zelaya en supuestos malos manejos en la empresa telefónica estatal Hondutel, dando argumentos para que la prensa derechista enfilara su artillería contra el presidente que promovía medidas a favor de la igualdad social en su país. La acusación le valió un juicio por difamación.

Pero Reich no es el único lobista que actúa en favor de los intereses golpistas. La demostración de que los grupos de presión actúan en política exterior se aprecia en la designación del grupo de abogados y expertos de imagen que los respaldan.

Lanny Davis, asesor especial del presidente Bill Clinton, socio de Orrick, Herrington & Sutcliffe, asesora al capítulo hondureño del Consejo de Empresarios de América Latina (CEAL), organismo enfrentado a Zelaya por el aumento del salario mínimo.

Bennet Ratcliff, otro personaje vinculado al gobierno de Clinton, asesoró al golpista Roberto Micheletti durante las negociaciones de Costa Rica promovidas por el presidente Óscar Arias. Y Roger Noriega, ex subsecretario de Estado para América Latina durante el gobierno de Bush, fue contratado por la Asociación Hondureña de Maquiladoras, propietarios de fábricas que exportan productos a Estados Unidos a bajo costo.

La periodista Amy Goodman recordó que durante la campaña presidencial de Hillary Clinton, Davis repitió una y otra vez la afirmación de que Obama no sería capaz de manejar una crisis “si lo llamaban a las 3 de la madrugada”. Sin duda, ya lo metieron en un serio problema.

Pero esos lobistas son niños de pecho si se les compara con el emporio militar que dirige el Pentágono. Son esos grupos de presión los que claman por el incremento de las partidas para la oposición en Venezuela, Bolivia, Ecuador y otros países.

La USAID, la agencia que comenzó como brazo financiero del Departamento de Estado en el año 1962, para atender asuntos supuestamente humanitarios, se convirtió en uno de los actores principales de la contrainsurgencia bajo la nueva doctrina de Guerra Irregular de Washington.

En el caso de América Latina, las cifras de inversión financiera de la USAID en los grupos políticos y en la “promoción de la democracia” son abrumadoras. En Venezuela, invirtió 15 millones de dólares durante el último año y medio para financiar a la oposición. Y tiene previsto una partida de 13 millones de dólares para el año 2010. Con esa plata cualquiera es demócrata.

En Bolivia, el presupuesto para el 2010 se eleva a 101 millones de dólares; en Ecuador a 38 millones; en Honduras a 68 millones; en Nicaragua a 65 millones.

También hay una cuenta especial en 2010 de 3 millones de dólares para el Fondo para Fortalecer la Democracia de la OEA, para “defender y consolidar la democracia representativa en Nicaragua, Venezuela, Ecuador y Bolivia…”.

Adicionalmente, el presupuesto del Departamento de Estado para el año 2010 incluye 447,7 millones de dólares para “mejorar la seguridad, fortalecer las instituciones democráticas, promover la prosperidad e invertir en la gente” en América Latina. Dentro de ese monto hay 200,7 millones de dólares destinados a “consolidar los logros del gobierno de Colombia…”

Ese presupuesto incluye además 6 millones de dólares para “fortalecer y promover la sociedad civil, la participación ciudadana, los medios independientes, las organizaciones de derechos humanos y los partidos políticos democráticos” en Venezuela, y un fondo de 91.1 millones de dólares para el uso discrecional del presidente Obama para “promover los intereses” de Estados Unidos en la región.

En total, son 2,2 mil millones de dólares que utilizarán el Departamento de Estado y la USAID en América Latina durante el año 2010. Sin duda, la administración de Obama tiene nexos con la política exterior heredada de George W. Bush. Y él dejó en claro que poco va a cambiar.

El Comando Sur, otro peligro
El presupuesto del Comando Sur de EEUU para 2010 llega a 200 millones de dólares, además de 46 millones de dólares para mejorar las instalaciones de las bases militares en Colombia y la implementación de la Doctrina de Guerra Irregular.

“El presupuesto del 2010 para el Comando Sur completará su transformación y reorganización para ser una organización “interagencias”, que posiciona a Estados Unidos como el socio más atractivo en las Américas. El Comando está marcando el estándar para asegurar que la organización opera de manera eficaz en un ambiente del siglo XXI, y que promueve la democracia, los derechos y las libertades individuales, el libre comercio, la diplomacia, el desarrollo y la seguridad para las Américas”, según declaración del Pentágono.”.

Además de esos fondos, están los más de 550 millones de dólares destinados al Plan Colombia. Casi la mitad de esos millones llegan a manos de 31 contratistas estadounidenses privados que operan como mercenarios.

Del Comando Sur depende la Escuela de las Américas, centro que tiene fama de preparar dictadores, asesinos y torturadores reclutados entre las fuerzas armadas latinoamericanas.

El jefe del Estado Mayor Conjunto de las fuerzas armadas de Honduras, Romeo Orlando Vásquez Velásquez, quien encabezó el cuartelazo contra el presidente Manuel Zelaya, junto con otros golpistas, se graduó en la Escuela de las Américas (SOA, por sus siglas en inglés), de EE.UU. Según una base de datos de School of the Americas Watch compilada de información obtenida del gobierno de EE.UU., Vásquez estudió en la SOA por lo menos dos veces: una en 1976 y otra en 1984.

El jefe de la Fuerza Aérea, general Luis Javier Prince Suazo, estudió en la SOA en 1996. La Fuerza Aérea ha sido un protagonista central en la crisis hondureña.

El congresista Joseph Kennedy ha declarado: "La Escuela de las Américas del Ejército de EE.UU·. es una escuela que ha producido más dictadores que cualquier otra escuela en la historia del mundo."

La Escuela de las Américas tiene una larga, tortuosa historia en Honduras. Según School of the Americas Watch, "En 1975, el graduado de la SOA, general Juan Melgar Castro se convirtió en dictador militar de Honduras. De 1980 a 1982 el régimen dictatorial hondureño fue encabezado por otro graduado de la SOA, Policarpo Paz García, quien intensificó la represión y los asesinatos por el batallón 3-16, uno de los escuadrones de la muerte más temidos en toda Latinoamérica, fundado por graduados de la SOA con la ayuda de graduados argentinos de la SOA)."

El general hondureño Humberto Regalado Hernández está representado en la Galería de la Fama de la SOA. Como jefe de las fuerzas armadas, se negó a actuar contra soldados involucrados en el escuadrón de la muerte Batallón 3-16.

School of the Americas Watch señala que la SOA no está involucrada por primera vez en golpes latinoamericanos: "En abril de 2002, el gobierno de Chávez en Venezuela fue brevemente derrocado, y los [soldados] entrenados en la SOA, Efraín Vásquez Velasco, ex comandante del ejército, y el general Ramírez Poveda, fueron protagonistas clave en el intento de golpe."

Según School of the Americas Watch, "durante sus 58 años, la SOA ha entrenado a más de 60.000 soldados latinoamericanos en técnicas de contrainsurgencia, pericia como francotiradores, guerra de comandos y psicológica, inteligencia militar y tácticas de interrogatorio. Colombia, con más de 10.000 soldados entrenados en la escuela, es el principal cliente de la SOA. Colombia tiene actualmente el peor historial de violaciones de los derechos humanos en Latinoamérica."

Efraín Rúa
Editor Mundo

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD