Nopoki: Universidad para indígenas

En Atalaya, región Ucayali, se levanta la universidad para indígenas llamada Nopoki, que en lengua asháninka significa “he venido; una experiencia vital, resucitadora, porque se busca vencer a la muerte expresada en un sistema educativo excluyente y deficitario; muy diferente de lo que estos pueblos nativos buscan: la vida nueva, la educación en su lengua, la transferencia de tecnología.

| 16 marzo 2008 12:03 AM | Informe Especial | 5.2k Lecturas
Nopoki: Universidad para indígenas
La universidad para indígenas, un sueño hecho realidad.
5213

Nopoki apuesta por la formación de jóvenes que quieran vivir en armonía con la naturaleza y su gente. Muchos de estos chicos y chicas vinieron de los pueblos que surcan los ríos Tambo y Urubamba. Para llegar hasta Atalaya tuvieron que hacer un largo viaje. Ellos ya aprobaron su examen de admisión, han sido evaluados en su propia lengua, con maestros bilingües de la zona, esta es una experiencia inédita. Durante el año académico vivirán y trabajarán en un internado local del Vicariato.

No sólo se trata de un proyecto académico, también se apuesta por maestros con ética, con sentido y responsabilidad social, personas con una humanidad extensa; con sensibilidad para querer a sus pares. Se pretende en Nopoki formar maestros bilingües para estar presentes fomentando el desarrollo de sus pueblos. Y como dice su promotor, monseñor Zerdín, ellos consideran que el Evangelio les ayuda a mejorar su vida y a unirse para vivir en armonía.

Este centro de formación universitaria especialmente indígena se propone formar a los mejores maestros bilingües, para ello firmó un convenio con la Universidad Católica Sedes Sapientiae de la diócesis de Carabayllo en Lima Norte. Tienen una nueva oportunidad para salir de las tinieblas y experimentar la luz del conocimiento, la confianza y el amor de Jesús resucitado.

Luis Llontop


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD