Negociar con Sendero

Shmuel Bashan es un experto israelí en lucha antiterrorista. Esta semana estuvo en el Perú dictando conferencias sobre cómo enfrentar una crisis de seguridad. Basado en su experiencia de la lucha antisubversiva, Bashan recomienda al gobierno iniciar un diálogo con los remanentes de Sendero Luminoso o el narcotráfico si no quiere que el conflicto se prolongue indefinidamente en una sangría interminable.

| 20 octubre 2009 12:10 AM | Informe Especial | 870 Lecturas
Negociar con Sendero
(1) Audaz propuesta, muy difícil de aceptar, la de dialogar con remanentes senderistas. (2) Para el experto israelí, todo vale para evitar las muertes por atentados. (3) Según Bashan, a los remanentes senderistas hay que convencerlos.
Experto israelí propone
870

-¿Qué recomendación haría a las autoridades peruanas que enfrentan problemas como la delincuencia, el narcotráfico y el terrorismo?
-Hay que partir de la premisa de que el adversario viene con la idea de hacer un daño y perseguir algún objetivo. En Israel, el terror es un terror organizado como el de Al Qaeda. Lo que estamos viviendo en el Perú es un terror muy parecido que tiene los mismos orígenes. Yo he venido a desarrollar y presentar herramientas para tratar una crisis como las que tratamos en Israel. El resultado es magnífico. En el 2002 sufríamos por mes 14 atentados y terminamos el 2007 con un atentado.

-¿Esa asesoría es estrictamente militar?
-La asesoría nuestra no es militar. Es una consultoría de cómo manejar una crisis en compañías privadas. Una situación tiene distintos daños. En el momento en que el adversario es reconocido y se trata la crisis antes de que estalle se desarrolla la posibilidad de adelantar y hacer el mejor negocio posible con el menor de los daños. Los lugares que se han tratado de esta manera en Israel no sufren del terror…

-En el Perú hay focos de violencia en la zona del VRAE, donde hay presencia del narcotráfico y el terrorismo. ¿Qué sugerencia le haría al gobierno para enfrentar estos focos de violencia no urbana?
-Primero que nada, el trato con la gente que vive en zonas no urbanas obliga a una preparación distinta. La preparación habla de estudiar las necesidades que tiene esa población, que le des el respeto aunque no estemos de acuerdo con sus ideas, esa es la única posibilidad. Lo que hagamos no hará estallar ninguna crisis de alto nivel. Si los ignoramos, si no los tomamos en cuenta, si los ofendemos, si les hacemos daños físicos, le estamos dando más fuerza de la que tenían antes…

Shmuel Bashan considera que los golpes a la población incrementan la publicidad de los alzados en armas, le ganan simpatía y eso le da un sentimiento de superioridad sobre las fuerzas del orden. “De todas maneras vamos a tener que afrontar la crisis, pero el punto de partida del país, va a ser distinto. De repente, el otro lado es distinto en su capacidad y forma de enfrentar la crisis, cuando está más grande. Querías lo mejor y salió peor”, asegura.

-Claro, porque en esas zonas donde los bandos terroristas respaldan a sectores que viven del cultivo de la coca logran un respaldo social y eso choca con las políticas del gobierno que entran a arrasar cultivos. ¿Esa política es contraproducente?
-Por supuesto, es contraproducente, si tomamos en cuenta lo que está pasando en el mundo, en que ya se terminaron las soluciones de darles un golpe y se acabó. Hay que llevar el país como un país que tiene sus metas, que tiene sus objetivos, y dentro de todo eso no puede estar arriba de esa organización una persona que no tome las decisiones correctas. Por eso es que hoy las cosas van etapa tras etapa, con mucha paciencia, es cierto que hay víctimas en el camino, pero las cosas hoy día se consiguen con negociación...

Bashan pone como ejemplo de negociación el acuerdo entre armenios y turcos, dos países con posiciones extremas que pocos creían que podían superar sus diferencias. Cita también el acuerdo de Israel con Egipto y Jordania, países con los que hoy vive en paz. “Las cosas han cambiado, es una ola de que hay que cambiar. El único que no acepta esa idea es la organización Al Qaeda. Egipto recibió el desierto de Sinaí sin ningún disparo, sólo con negociación, en guerra no consiguió nada, solamente perdió”, indica.

-¿En el Perú, la negociación la debería propiciar el Estado? ¿Ante quién?
-Primero, con el grupo más extremo. Hablando, conversando, con tu enemigo, ese es un reto. Ese es el punto. Lo fácil todos lo hacemos. En la forma más natural, te lo digo como escolta de primeros ministros de Israel. Una negociación secreta, sin periodismo, totalmente libre de presiones políticas dio los mayores resultados revolucionarios en esta época.

-¿Podría ser con Sendero Luminoso o con los narcotraficantes?
-Primero que nada tomamos en cuenta que cada uno tiene un precio. La pregunta es si estamos de acuerdo en pagar el precio o no. Traigamos a uno de Sendero Luminoso que no esté al lado de sus amigos, hablemos de corazón a corazón: ¿No le molesta la situación en que ellos están viviendo? ¿No le importa que no sepan ni usar el Internet? ¿Que vivan en una situación que no es situación? ¿En un nivel que no es nivel? No es tan fácil describir eso en una entrevista de periodismo, son esfuerzos sin fin, pero con firmeza decisiva, con objetivos. Hay que bajar el ego, tenemos que ver el resultado final, si eso va a mejorar la situación en el Perú...

El experto israelí afirma que le sorprende que un país tan rico como el Perú no pueda llegar a acuerdos entre sus partes enfrentadas. Y afirma que si una de las partes no le quiere dar a la otra lo que le toca, van a pasar cien años más sin llegar a una solución. “Se puede hacer un cálculo estadístico de cuántos muertos van haber y en cuánto va a incrementar el número de personas que no va a tener educación y no va a tener agua. ¿Qué conseguimos con todo eso?”, pregunta.

Shmuel recuerda que estuvo viendo por televisión los desórdenes urbanos en Kenia, en los que el presidente se negaba a dejar el gobierno, lo que provocó una masacre entre gente que vivía al lado de otra, solamente por ideas políticas. La consecuencia de todo eso fue la parálisis de la economía keniana. Pero la gente de una tribu entendió algo que mucha gente no entendió en cien años. Una persona que había perdido a su esposa y su hija se negó a continuar con los enfrentamientos, señalando: “Hay que morderse los labios y seguir adelante”. Shmuel concluye: “Yo no estoy seguro de que aquí en el Perú entendieron eso”.

-¿Cómo se ve al Perú afuera?
-Entendemos que acá hay un conflicto, que no es totalmente de toda la nación, que tiene su posición geográfica reducida.


La seguridad cuesta

-¿Cuál debe ser el eje de la seguridad?
-En Israel estamos confrontando cosas distintas que se están confrontando aquí en el Perú. Nosotros estamos enfrentando a terroristas suicidas que felizmente han bajado su nivel casi a cero, con coches bombas que también existieron aquÑ No sabemos si eso va a volver o no, es una diferencia de la inteligencia que tenemos que enfrentar. Hay que enseñarle a la gente qué es un explosivo, qué es un terrorista suicida, cómo es un coche bomba, cómo hay que sospechar que es un coche bomba.

Esas son herramientas que se le pueden ofrecer a la gente. Alrededor de la instalación asegurada, poníamos guardias alrededor de la instalación y poco a poco nosotros agrandamos los círculos de seguridad. Ahora están lejos de la instalación para que no puedan hacer daño a la población urbana. Nosotros alejamos a esa gente de los lugares de los atentados.

-Recientemente un soldado murió como consecuencia de una mina. ¿Eso se pudo evitar?
-Por supuesto, el asunto es cuánto presupuesto quieren invertir. Hay sistemas que se ponen delante de un tractor o de un tanque y hace funcionar las minas y no pasa nada. Un aparato de esos vale 25 millones de dólares. El daño que produce la mina al explotar no produce tanto daño.

-¿A quién estuvo dirigida la conferencia que ofreció en Lima?
- Para gentes de seguridad y gentes de seguridad operativa que pueden en el proceso de tomar decisiones evitar la crisis. En mí país, el primer ministro viajaba antes en dos automóviles, ahora viaja en siete. ¿Saben la consecuencia que va a tener que la actividad terrorista se intensifique y mueran muchas más personas de las que ya ha muerto hasta hoy en día? ¿La seguridad en el Perú va a continuar igual? ¿Qué pasó en EEUU después del 11 de septiembre? ¿Sabe qué pasa en los aeropuertos de EEUU? ¿Cuánto dinero han invertido? ¿Cuánta gente han incrementado en personal?… Antes no se quería poner agentes de seguridad en los aviones…, nosotros tenemos agentes de seguridad hace 30 años.

-¿Cuál fue la recepción a la exposición?
-La gente está muy contenta. La gente está sedienta de información, les impresiona el enlace de lo que pasó en Israel con los que se puede hacer en Perú. Nosotros queremos compartir nuestra experiencia.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD