Muros invisibles entre Europa y Latinoamérica

El diálogo entre Europa y América Latina no empieza con estas conferencias. Empezó hace más de 500 años.

| 20 abril 2008 12:04 AM | Informe Especial | 739 Lecturas
Muros invisibles entre Europa y Latinoamérica
Algunos connacionales ven en la migración hacia los países desarrollados una solución a sus problemas.
Un diálogo de más de 500 años que aún no concluye con la apertura de las fronteras.
739

Desde que Colón llegó al mar del Caribe, América indígena tuvo un rol fundamental en la provisión de metales preciosos y recursos para el lujo de las aristocracias y los comerciantes europeos que también explotaban en aquella época a sus propias poblaciones.

Millones de obreros europeos, indios americanos y esclavos africanos fueron obligados desde el siglo XVI a entregar sus vidas para construir un sistema que ha mostrado ser éticamente condenable, socialmente injusto y ambientalmente inviable.

La pobreza no existía en la América precolombina. Existente en Europa, fue traída a América y fue extendida por la explotación europea. Europa era pobre, injusta y desigual. Mientras las clases acomodadas disfrutaban de un lujo creciente y excesivo, los pueblos vivían una pobreza extendida y endémica.

Los pueblos originarios y las civilizaciones americanas sirvieron de modelo para las utopías europeas de la Ilustración, para los sueños colectivos en sociedades sin explotación. Sin América no habría existido Revolución Francesa ni socialismo.

Inglaterra financió a los libertadores que fundaron las repúblicas centro y sudamericanas, mientras que Francia, Alemania y la propia Inglaterra pusieron las ideas y los modelos políticos a las nacientes repúblicas gobernadas por sus herederos criollos.

Hoy día, triunfantes a partir del temor y la recesión, las derechas europeas han abandonado el proyecto del Estado del Bienestar, que durante cincuenta años demostró que es posible superar la pobreza mediante la justicia social. El liberalismo económico hegemoniza sus universidades, sus tecnocracias y sus políticas públicas.

Amenazados por sus empresas que emigran hacia el Asia, los gobiernos europeos trabajan para el enriquecimiento de sus empresas privadas a costa del empobrecimiento de sus propias poblaciones nacionales. Pero además exigen que América Latina mantenga para sus empresas privilegios anticonstitucionales en exoneraciones tributarias y daños ambientales.

Algunos gobiernos de América Latina reflejan una progresiva toma de conciencia de sus pueblos y el fracaso económico e ideológico del neoliberalismo. Mientras Europa se “derechiza”, América Latina se “izquierdiza”.

Libertad de tránsito
Europa occidental celebró la caída del Muro de Berlín pero ahora pretende construir nuevos muros para impedir el derecho de los seres humanos a circular libremente por el planeta. Muros invisibles de controles, visas, papeles y trámites. Las embajadas y consulados europeos en América Latina son la primera expresión de la falta de respeto de los gobiernos europeos por los ciudadanos latinoamericanos.

Los migrantes latinoamericanos y sus familias son elementos nuevos en sociedades viejas. De ser integrados al desarrollo europeo en condiciones justas, su aporte cultural y económico sería todavía mayor. Pero en vez de ello, son discriminados. Son mantenidos como trabajadores de segunda clase.

Un diálogo entre la UE y América Latina debe incluir el cese de los privilegios de quienes pretenden reemplazar la soberanía de los estados por la soberanía de las empresas, el respeto a los derechos de los migrantes latinoamericanos y la libertad de tránsito, elemental derecho humano. Tiene que dirigirse a resolver los problemas de la pobreza, la desigualdad y la exclusión que afectan a ambas sociedades, a recuperar el bienestar europeo, superar la pobreza latinoamericana y a cons-truir la ciudadanía de noventa millones de personas.

Pero para hacerlo se requiere abandonar el marco ideológico neoliberal que ha concentrado la riqueza, afecta al medio ambiente y genera cada vez más pobreza en ambas regiones

Héctor Béjar
Colaborador


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD