Municipio se burló de los estudiantes

Sin importar los más de dos meses de preparaciones y ensayos que tomó a los alumnos, maestros y padres de familias de los diferentes colegios que esperaban participar en el Desfile Escolar Cívico Patriótico “Fiesta de la Peruanidad 2008”, la Municipalidad de Lima decidió cancelar este tradicional evento. La desilusión fue general, pues muchos planteles se enteraron de la medida ayer mismo, cuando estaban listos para desfilar.

Por Diario La Primera | 21 jul 2008 |    
Municipio se burló de los estudiantes
(1) Las delegaciones escolares que llegaron para el desfile mostraron su sorpresa e indignación por la intempestiva cancelación del evento. (2) Profesores también protestaron. (3) Domingo de indignación.
Municipio canceló a última hora la tradicional parada escolar en el Campo de Marte. Desilusión y malestar entre cientos de alumnos, docentes y padres de familia.

Más datos

DETALLE

El teniente alcalde de Lima, Marco Parra, aseguró que la cancelación del desfile escolar se decidió el día sábado, con el fin de evitar el caos vehicular y la inseguridad en la zona. En tal sentido, negó que se haya anunciado por la noche, o por la mañana del domingo.

Cientos de escolares, pertenecientes a las 42 delegaciones de Lima que debieron desfilar la mañana de ayer en el Campo de Marte, regresaron a sus casas llenos de frustración y desilusión, pues se dieron con la sorpresa de que el evento para el cual se venían preparando con tanto entusiasmo fue cancelado a última hora, y sin razones que realmente justifiquen tal decisión.

Así, lo que sería la elección de los dos colegios que participarían el próximo 29 de julio en la Parada Militar, se convirtió en un escenario donde más de un escolar derramó lágrimas.

El profesor Max Urteaga Alcalde, coordinador del área de arte del colegio Javier Heraud de San Juan de Miraflores, señaló que la suspensión del desfile fue a última hora, pese a que el municipio asegura haberlo decidido el sábado. “Nosotros nos hemos enterado recién hoy (domingo) en la mañana”, aclaró.

“Nos avisaron de un momento a otro, sin importarles nada. Esto ha sido un atropello contra los educadores, los padres de familia y principalmente contra los alumnos, porque no es justo que se nos notifique de esto a última hora. Eso demuestra lo improvisado que es el administración del alcalde Castañeda”, dijo.

En tal sentido, precisó que los argumentos de la comuna para la cancelación no son válidos, pues “el alcalde debió preveer todo con anticipación”.

“Dicen que el desfile se suspendió porque no había seguridad para los alumnos, o que se quería evitar la congestión vehicular por el cierre de las avenidas. Son cosas que la Municipalidad de Lima debió preveer. No pueden cancelar todo a última hora, sin pensar en todo el esfuerzo que padres y alumnos invierten en el desfile”, sostuvo.

Lágrimas y reproches
Las delegaciones de los diferentes colegios que llegaron desde las seis de la mañana al Campo de Marte mostraron su malestar ante tal burla hacia los escolares. Algunos no pudieron contener las lágrimas, y lloraron de impotencia.

Las alumnas del colegio Teresa Gonzales de Fanning señalaron que se les avisó cerca de las diez de la noche del sábado “después de que habíamos pasado más de cinco horas ensayando en la tarde. Pero no todas sabíamos, sólo el grupo que durmió en el colegio para venir temprano hoy (ayer). Las que no sabían han venido como a las seis de la mañana, para desilusionarse igual que nosotras”.

Del mismo modo, protestaron por la falta de consideración que ha mostrado la comuna por los escolares. “No es posible que no les importe que venimos ensayando desde marzo, y que desde hace dos semanas practicamos hasta las nueve de la noche, para que nos cancelen todo un día antes del desfile. Nosotros invertimos tiempo, esfuerzo, y nuestros papás invierten dinero en los uniformes, instrumentos y demás cosas que debíamos usar en el desfile”, dijo una de las alumnas, miembro de la banda, mientras mostrada las heridas en los labios, producto de la constante práctica tocando el clarinete.

Media vuelta
Asimismo, varias delegaciones que se suponía debían participar del desfile, que venían de Lurín, Chaclacayo, y otros lugares apartados de la capital, exigieron que se les dé una explicación por “esta falta de responsabilidad”. “No es posible que nos avisen así, sin nada de anticipación. Nosotros invertimos en movilidad, alquilamos equipos, disfraces, muy aparte del esfuerzo que hacen los alumnos en practicar desde tempranas horas y hasta muy tarde. Nada justifica lo que se nos ha hecho”, precisó un acalorado profesor.

Por su parte, los padres y familiares, quienes llegaron con las delegaciones, también hicieron público su malestar, pues no entienden cómo la comuna puede decir que no hay seguridad para un evento que se realiza desde hace tantos años. “No hay seguridad para los escolares, pero sí hubo para el evento de ayer (sábado) en Miraflores. El señor Castañeda hace y deshace a su antojo. Si no hay seguridad para el desfile escolar, o si este desfile genera tanto tránsito, entonces tampoco debe haber Parada Militar y también tendrían que suspenderla”, dijo una madre de familia.

Rubí Fox Bazán
Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.