Los alimentos se acercan a las nubes

El alza de precios que mantiene en vilo a miles de amas de casa se ha convertido en caballito de batalla para el gobierno. Más que para solucionar, genera mayor polémica. Ayer, el premier Jorge Del Castillo anunció una reunión de alcaldes para coordinar un ataque a los “culpables”, los minoristas, pero sobre los mayoristas no dijo nada. Para la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) el alza tiene otra causa. Es simplemente efecto de la política económica. Es decir, el gobierno debería preocuparse por buscar a los verdaderos responsables…

| 20 marzo 2008 12:03 AM | Informe Especial | 964 Lecturas
Los alimentos se acercan a las nubes
(1) Más allá de la polémica por las alzas de precios, igual son las amas de casa las paganas. (2) Quiere convencer que todo es culpa de la especulación. (3) Tubérculos aumentan al igual que los productos marinos. (4) Los productos del mar son el lujo de Semana Santa.
Aspec aclara al Gobierno que problema venía de atrás, de la política económica y no es cosa de echarle la culpa a los comerciantes minoristas.
964

En diálogo con LA PRIMERA, Jaime Delgado, Presidente de la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec) advirtió que el Presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo atenta contra el principio de la economía de libre mercado – que dicta la oferta y demanda en todo intercambio comercial- al querer condicionar el precio de los productos -en los diferentes mercados minoristas de Lima- en base a los precios que dictan los mercados mayoristas. Es decir, tratar de controlar los precios cuando estos son efectos de políticas económicas.

El titular de Aspec dijo que la iniciativa del gobierno no es de mala intención, pero “no es legal” y recalcó que el ejecutivo carece de capacidad para controlar los precios en los centros de abastos y menos aun puede imponer o condicionar los precios. Para Delgado Zegarra, el gobierno mejor debería preocuparse por identificar coherentemente los factores que han producido el alza en los precios, en lugar de querer combatir la especulación. “Los comerciantes ponen el precio de los productos, en base a un margen de ganancia que les corresponde”, acotó.

Y es que Del Castillo, anunció una reunión con los alcaldes de Lima “para coordinar esfuerzos que eviten el incremento de precios y el acaparamiento de alimentos, dentro de la guerra contra la inflación” declarada en la víspera de Semana Santa.

“La información que recogemos a las seis de la mañana tiene que estar en minutos en las municipalidades, para que cuando abran los centros de abastos en los distritos el municipio tenga allí un listado con los precios de los productos en el Mercado Mayorista”, señaló.

Ante esto, Delgado señaló que el alza en los precios de los productos de primera necesidad es un fenómeno que se viene dando de manera constante en los últimos cuatro meses y que se ha dado a conocer por estos días debido a la proximidad de la Semana Santa. “El chupo del incremento de precios recién reventó”, acotó.

Enfatizó que Aspec alertó meses atrás del alza que sufrieron los productos, “pero nadie le prestó atención y recién ahora ante la proximidad de la Semana Santa todos se sorprenden”. Queda claro que, al verse un atenuante como esta confrontación entre mayoristas y minoristas, el Estado apunta a ese hecho como culpable, cuando la mala política económica es la que causa este aumento progresivo.

Minoristas se defienden
En un recorrido hecho por LA PRIMERA por diversos mercados de la capital, los comerciantes minoristas -a quienes en los últimos días el Gobierno culpó del incremento en los precios- manifestaron su malestar por esta imagen de “los malos de la película” y señalaron que ellos también son victimas de las especulaciones. Enfatizaron que los mayoristas son los que incrementaron los precios argumentando escasez.

“Los vendedores de La Parada, donde compramos nuestros productos, subieron los precios y debido a ello es que nos vemos obligados a subir los precios. Todos nos echan la culpa, pero no saben que los grandes mayoristas y proveedores son los que incrementan los precios”, sostuvo Evelyn Yucra, vendedora del mercado número uno de Surquillo quien dijo que las ventas han disminuido.

No todos viven por La Parada
Otra comerciante, doña Olga La Rosa, señaló que es “irresponsable” la actitud del gobierno de exhortar al público de ir a comprar a los grandes mercados mayoristas, cuando el lugar no ofrece la seguridad adecuada. Ello, más allá de ofender, es una realidad que las zonas mayoristas también son las de mayor riesgo. Cuando se trata de comprar en cantidad y se va en movilidad particular, es justificable, pero no todos tienen auto. Además, señaló, “los comerciantes de ese lugar no son honrados con el peso de los productos. A nosotros siempre nos roban en el peso o nos cambian el producto con uno de menor calidad”, acotó doña Olga, ya mortificada con los mayoristas.

De otro lado, las amas de casa mostraron su preocupación por el alza y señalaron que ahora tienen que ingeniárselas para “estirar” el dinero y poder adquirir los productos.

Pero más allá de confrontaciones, tanto comerciantes como Aspec, coincidieron en que el problema viene de antes…

Quieren que todos vayan a la Parada
Más allá de la incomodidad gubernamental y la pugna entre comerciantes, los precios en los mercados están cerca de las nubes. Y es que aunque el alza es a causa de una política económica mal manejada, es lógico que en los centros mayoristas haya mejores precios, pero hasta allí no podrán trasladarse 8 millones de habitantes de Lima para comprar, por ejemplo, el olluco y el zapallo que en sus diferentes variedades presentan atractivos precios en el Mercado Mayorista N° 1 La Parada, en La Victoria.

Costumbres
El jurel, la lisa, el bonito y la caballa frescos son los pescados más consumidos por los limeños durante la Semana Santa, muy por encima de las opciones seco-saladas tipo bacalao, que provienen de la selva.

Así lo informaron los propios comerciantes, quienes explicaron que son cientos de toneladas de estos productos los que se expenden en estas fiestas frente a menos de una tonelada de la variedad seco-salada tipo bacalao.

Los precios a los que se venden estas especies son: bonito, 4.00 soles, jurel, S/ 2.50; caballa, S/.1.50 y lisa S/. 4.00 nuevos soles.

Asimismo, en el terminal pesquero se ofrecen especies de la selva en su versión seco-salado tipo bacalao. Estos son el paiche, a un precio de S/ 35.00 soles; así como la palometa y el maparate, a un precio de S/17.00 y S/ 12.00 respectivamente.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD