Lima necesita refugios

En las zonas más vulnerables, para proteger a la población de desastres naturales.

El sismo de intensidad 7,9 en la escala de Richter, que ocurrió el 15 de agosto del año pasado en nuestro país, tuvo su epicentro en el mar a unos 60 kilómetros frente a Pisco. Generó destrozos y pánico en Chincha, Pisco, Ica, Nazca y Huancavelica. Más de 500 fallecidos, unos 1,800 heridos y 40 desaparecidos. A este doloroso saldo de vidas humanas se suma una cuantiosa pérdida de bienes materiales.

Por Diario La Primera | 15 ago 2008 |    
Lima necesita refugios
En la capital también hubo daños. Hasta hoy muchas casonas son trampas mortales.
Parece que fue ayer

La intensidad del sismo se atenuó a medida que las ondas sísmicas se alejaban del epicentro e ingresó a la Gran Lima con menor aptitud destructiva masiva. ¿Qué sucedería si el terremoto golpea directamente a la Gran Lima? De acuerdo a la experiencia internacional habría:

• Colapso de viviendas antiguas, particularmente las de adobe y/o “quincha”.
• Colapso total del transporte motorizado urbano. Su retorno a la normalidad dependerá de la intensidad del sismo.
• Daños severos en los edificios deficientemente construidos.
• Incendios parciales.
• Roturas de tuberías de agua y desagüe, que producirán aniegos y/o inundaciones localizadas.
• Pánico generalizado.
• Muertos, heridos y desaparecidos.
• Hambre y desolación.
• Los equipos de salvataje (bomberos, ambulancias, etc.) no tendrían fluidez para movilizarse, puesto que el transporte vehicular estaría colapsado.

En 67 años se han registrado sismos violentos en Lima como los ocurridos en 1940, 1966, 1970, 1974 y 2007. Según expertos, los terremotos se repetirán, a escala nacional e internacional, y si bien la fecha exacta de la ocurrencia de los mismos es impredecible, en Lima puede, insisto, sobrevenir en cualquier momento.

Por lo expuesto, es recomendable construir refugios subterráneos de mitigación de desastres naturales, para albergar a los que hayan perdido sus hogares y a los heridos y afectados. Estos refugios se proyectarán y construirán en zonas vulnerables a los efectos negativos del terremoto, debajo de áreas libres no utilizadas, plazas y parques. Serán estructuras antisísmicas con ambientes de reposo colectivo, depósitos de almacenamiento de alimentos, minihospitales, farmacias, comedores, etc. Por consideraciones económicas y de tiempo, la construcción de estos refugios subterráneos se haría por etapas y prioridades.

En general, en Lima y otras ciudades del Perú, los estudios de suelos para la cimentación de las edificaciones debería ser una función de supervisión municipal. Los suelos de Lima Cercado y de sus distritos colindantes son excelentes como para la cimentación de cualquier tipo de estructuras de concreto armado; pero otros, como los de La Molina, Callao, Chorrillos, Villa María del Triunfo, Ventanilla y los denominados “suelos de relleno”, ameritan realizar estudios acuciosos porque estos suelos no garantizan la estabilidad de las estructuras construidas.

Ing. Genaro Humala Aybar *
Colaborador
*Profesor emérito y ex decano de la Universidad Nacional de Ingeniería.


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.