La llamada crisis de crecimiento

“En el G-20 no hubo un consenso para comprender que esta ha sido una crisis de crecimiento. Es un relanzamiento del mercado. Es una crisis de riqueza mundial... Creo que el G-20 en Washington, y a pesar de todos los grandes pensadores, no ha logrado entender eso. El tema es de administrar una crisis de crecimiento” Alan García. Noviembre del 2008 ante los delegados internacionales de la APEC.

| 30 diciembre 2008 12:12 AM | Informe Especial | 675 Lecturas
La llamada crisis de crecimiento 675

Veinte años después que el mundo de las finanzas y las inversiones declarara a Alan García como el ejemplo que ningún gobierno debería seguir, el presidente del Perú, que por casualidad es nuevamente el mismo García, se permitió declarar a los gobernantes de las primeras potencias del mundo y a los grandes pensadores como bajos de entendederas económicas por no haberse dado cuenta de que el tema era el de “administrar una crisis de crecimiento”.

En Estados Unidos, Japón, Alemania, Gran Bretaña, España, la recesión ya es un concepto oficial. En realidad todo el mundo capitalista desarrollado está caminando a la parálisis y el decrecimiento. Y en China acaban de corregir la estimación de crecimiento para 2009 en 5% (siete puntos menos) y se anticipa que podría ser peor. La CEPAL ha indicado que el Perú probablemente se ajuste hasta 2%, pero oficialmente todavía tenemos un presupuesto con una proyección de 6% y García sigue insistiendo en que el objetivo nacional es hacer que no se baje de esa cifra.

¿Cómo se administra el crecimiento de un mundo que decrece? En verdad no hay manera. Si hubo un momento para administrar algo fue cuando los precios de materias primas estaban por las nubes, los mercados de los países con dinero demandaban productos peruanos, el Estado podía haber aumentado sustancialmente su captación de impuestos, normas más favorables al sector laboral hubieran mejorado el promedio de ingresos. Pero no se quiso hacer, por la sencilla razón que se creía que el auge del capitalismo era eterno y que había que hacer más ricos a los ricos, antes de pensar en el resto.

Los grandes pensadores efectivamente están desconcertados con la crisis, que hace rato sobrepasó el dato inicial de la quiebra del sistema hipotecario, y que ya dejó de ser puramente financiera para convertirse en productiva y social, y es unánime la idea de que todavía no ha llegado lo peor. Nadie sabe cuánto durará y qué múltiples impactos arrastrará. Pero García ha vuelto a inscribir su nombre en la historia. Esta vez como el único presidente del mundo que llegó a decir que no le preocupaba la crisis, sino la precrisis y la postcrisis. Este año se verá el sentido más profundo de sus palabras.

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Deje un comentario

Espere...