La Libertad ¿un destino como La Oroya?

Aunque suene a noticia vieja, uno de los principales problemas que afecta a la mayoría de regiones del país es la contaminación producida por la actividad minera. Esta vez LA PRIMERA se enfocó en La Libertad y comprobó el mismo panorama. Sin embargo, la situación se agrava pues a esto se suma el vertiginoso crecimiento de la delincuencia que día a día parece ganarles la batalla a las autoridades de la zona, y el deficiente estado de la educación.

Por Diario La Primera | 19 jul 2008 |    
La Libertad ¿un destino como La Oroya?
(1) Trujillo, motor de La Libertad, vive etapa de desarrollo que atrae a quienes buscan crecimiento económico y empleo. (2) El turismo también es uno de los principales atractivos. (3) En los últimos años número de taxis se ha incrementado. (4) La vida en sus provincias, como Otuzco, sigue cambiando. (5) César Acuña habló sobre las expectativas de crecimiento en Trujillo.
La contaminación tiene en la mira a la primaveral región. Además, protestas mineras también dejaron saldos mortales.

Más datos

DETALLE

La región de La Libertad cuenta con una población de 1’617,050 habitantes, de acuerdo al último censo que se realizó el 2007.
Políticamente está divida en 12 provincias: Trujillo, Ascope, Bolívar, Chepén, Gran Chimú, Julcán, Otuzco, Pacasmayo, Pataz, Sánchez Carrión, Santiago de Chuco y Virú. Además cuenta con 82 distritos.

Desafortunadamente la última noticia que volvió los ojos del país sobre la región La Libertad fue la muerte de un minero, Miguel Yupanqui Ramos, que fue ultimado en un enfrentamiento con la policía durante una protesta contra la Minera Aurífera Retama S.A. (MARSA), en la provincia de Pataz, por el nacional reclamo para que se cumpla el pago de las utilidades.

Sin embargo, la muerte por balas no es la única consecuencia negativa de la minería en esta región, pues hay otra, lenta, silenciosa, que se filtra por los suelos liberteños: los relaves y contaminación mineros, que poco a poco van dejando inútiles los terrenos por donde pasan.

El río que se agota
Sólo una muestra de los efectos de la contaminación minera: el caso del río Moche es dramático. En los últimos años este afluente padece los efectos nocivos de las minas Quiruvilca y Shorey, en la ciudad de Otuzco. El efecto de la contaminación ha ocasionado que las tierras que se riegan en su cuenca estén totalmente infértiles y que los agricultores de la zona hayan tenido que migrar hacia la costa.

Lo más preocupante es que este río era una fuente de agua para los pobladores, y ahora lo que tienen que hacer en echarle ceniza al agua, esperar a que se siente en el fondo y beberla. Sin embargo, eso sólo es algo útil para mitigar los relaves, pero los efectos tóxicos de los ácidos no disminuyen. Ni se notan en el agua. Los peces y camarones del Moche hoy son sólo un recuerdo de épocas en que la gente podía vivir en armonía con su tierra.

Calles peligrosas
De acuerdo a un reciente estudio del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana (Conasec), La Libertad figura entre las ciudades del país que presentan los mayores problemas por pandillaje. Más de 12 pandillas asolan las calles de Trujillo, capital de la región y una de las principales ciudades del país.

En los últimos años esta situación se ha ido agravando, pues, según algunas versiones que buscan dar una explicación a este fenómeno, diversas agrupaciones criminales y dedicadas al narcotráfico se han establecido en la región, ocasionando un preocupante incremento de las cifras delictivas.

Distintas opiniones
José Rojas, vicepresidente del frente de defensa de los intereses de los pueblos de La Libertad, también consideró que el principal problema que afecta a la región es la contaminación producida por las compañías mineras que operan mayoritariamente en la serranía liberteña, sin que exista un plan o estrategia para proteger los recursos naturales de la zona.

“Estas empresas ocasionan conflictos, la población no acepta que a cada rato se den noticias de que un río o alguna laguna ha sufrido daños por causa de los relaves. La mayoría de los pobladores están enfrentados con estas compañías como Cascamina, Barrig, por nombrar sólo algunas”, puntualizó Rojas, agregando que se requiere mayor fiscalización.

Otro de los aspectos que causan preocupación en La Libertad es la aguda crisis que atraviesa la agricultura y el abandono en que se encuentran los productores del norte.

Pero, aunque suene contradictorio, desde hace unos pocos años se ha dado un impulso a los cultivos que sirven para la agroexportación, dotando a quienes se dedican a esto con herramientas y nuevas tecnologías.

Sin embargo, los cultivos tradicionales han sido abandonados, lo que ocasiona que el campesino promedio sienta los negativos efectos de dicha realidad y vea perjudicada su situación económica.

“Vivimos una etapa de crecimiento económico”
LA PRIMERA conversó con el alcalde de Trujillo, César Acuña, máxima autoridad de la capital de la eterna primavera, y emblemática ciudad del norte peruano. El burgomaestre reveló que en los últimos años el crecimiento económico ha creado cinco mil puestos de trabajo de forma directa, con la edificación y funcionamiento de tres almacenes comerciales, y más de 10 mil de forma indirecta.

–Alcalde Acuña, desde su gestión, ¿cuál considera que es el principal problema en la región?
–De todas maneras existe el problema de la contaminación minera, porque desafortunadamente donde hay mineras hay contaminación, pero por culpa del gobierno que no pone las pautas adecuadas cuando negocia un contrato de explotación de recursos. Sin embargo, estimo que el principal problema de toda La Libertad es la falta de vías de comunicación. Es increíble que de Trujillo a Otuzco sólo existan 34 kilómetros de vía asfaltada. Creo que es la única ciudad donde pasa esto. Esta situación retrasa el desarrollo por más buena política que ejecutemos.

–¿Y el problema de la seguridad ciudadana?
–Claro, en los últimos años se está viviendo un aumento de este fenómeno social. Lo que pasa es que en toda ciudad donde existe desarrollo y crecimiento económico hay más empleo y por ende llegan personas de todos lados, desafortunadamente no todos vienen con la intención de trabajar. Vienen buscando la vía fácil, aprovecharse del esfuerzo de los demás.

–Se dice que la educación está en crisis en La Libertad, ¿qué es lo que pasa?
–Mire, yo pienso que en este momento el gobierno cuenta con todos los recursos necesarios para dar un impulso y renovar la educación, no sólo en tema de calidad sino también en infraestructura. Hablan de que el país está lleno de plata, entonces que cambien y repongan lo que está mal, y no sólo educación sino la salud también.

LA PRIMERA trató de comunicarse con el presidente regional José Murgia, sin embargo las diligencias propias de su gestión imposibilitaron que lo entrevistemos, pese a la colaboración de su departamento de prensa.

Omar Olivares
Redactor


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.