La fiesta inolvidable. Fidel Ramírez y sus amigos

La cercanía al poder ha sido un factor clave para que el rector de la Universidad Alas Peruanas, Fidel Ramírez Prado, consolide un poder económico que se asienta en atenciones, compromisos y asociaciones secretas que se empiezan a develar. Su último cumpleaños, celebrado el 1 de agosto en el restaurante Costa Verde, fue un variopinto desfile de personajes de la política criolla, sobre todo del partido de gobierno, quienes se afanaron por estrechar la mano de un hombre que estaría acostumbrado a pasar por encima de la ley, como lo demuestra su inquietante trayectoria.

| 22 noviembre 2009 12:11 AM | Informe Especial | 7.7k Lecturas
La fiesta inolvidable Fidel Ramírez y sus amigos
(1) Alegría y diversión en una fiesta inolvidable para Fidel Ramírez. (2) Edecán del presidente García, general Juan Urcariegui, presentando saludos. (3) La congresista Cabanillas, presidenta de la comisión política del Partido Aprista. (4) Bromas con dos íntimos: el congresista César Zumaeta y Edwin Donayre. (5) Palabras emocionadas a los más de 800 invitados. (6) Una foto para el recuerdo con Cenaida Uribe.
7715

Las fotos que presentamos, tomadas de la revista “Gente” de ese mes, evidencian que el “besamanos” dejó pálido al tradicional acto que se cumple en Palacio con motivo de Fiestas Patrias. Hasta el presidente de la República tuvo el cuidado de enviar a su edecán, general Juan Urcariegui Reyes, para expresar sus saludos al homenajeado, en un salón repleto de funcionarios y representantes del gobierno, del Congreso, de las Fuerzas Armadas.

Ramírez Prado, vestido de impecable terno marrón, repartía abrazos y palmeadas de hombro con una sonrisa de satisfacción, tal vez evocando su meteórico ascenso en el mundillo político y gubernamental desde sus inicios como un modesto técnico del Ejército.

Llegaron a saludarlo casi todos los miembros de la dirección política del Partido Aprista, con Mercedes Cabanillas a la cabeza. La también presidenta de la comisión política, ocupó inclusive un lugar de honor en la mesa de Ramírez, compartiendo a su lado, animosa y sonriente.

El pelirrojo congresista César Zumaeta, integrante de la dirección política del Apra, que preside Alan García, estuvo entre los amigos que llegaron a saludar al poderoso rector de la UAP. Quizá confiándole al oído que iba por muy buen camino el trámite para adjudicarse más de 10 mil metros cuadrados en la urbanización Santa Luzmila, proceso en el que había intermediado.

En un lugar de honor también se ubicaron los congresistas Edgard Núñez, vicerrector de la filial iqueña de la UAP y Wilder Calderón, dueño de la Universidad Simón Bolívar, aunque lo niega, y asesor de Ramírez desde la creación de la universidad. Ambos parlamentarios son a la vez socios del rector en otros negocios vinculados al tema educativo y de las comunicaciones.

Los dos, a pesar del evidente conflicto de intereses en el que han incurrido por su vinculación con el negocio educativo, se las han ingeniado para ser miembros de la Comisión de Educación del Congreso, desde donde se les acusa de accionar a favor de Alas Peruanas y de obstaculizar cualquier pedido para que este centro de estudios sea investigado.

Otros cercanos amigos del aprismo, como Mauricio Mulder, Aurelio Pastor, Luis Gonzales Posada, José Vargas, le hicieron llegar sus saludos y en hasta mandaron a sus representantes. Todos ellos forman parte del círculo de amigos y en algunos casos socios del rector.

Llamó la atención encontrar entre los asistentes a la congresista nacionalista Cenaida Uribe, quien terminaba de culminar su gestión como presidenta de la Comisión de Educación del Congreso ¿De dónde surgió la amistad? cabría preguntarse, por su pertenencia a una bancada que se caracteriza por una posición crítica frente a las ilegalidades y criolladas del gobierno.

También fue una sorpresa encontrar entre los invitados nada menos que al combativo congresista de Alianza Parlamentaria, Víctor Andrés García Belaunde, conocido por denunciar grandes “faenones” como los de la Vía Expresa del Callao y la apresurada construcción de la autopista Néstor Gambetta que desarrolla el Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

Entre los “íntimos” de Ramírez se contó al ex ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, quien permaneció varios minutos en la reunión sentado al costado del rector, según refieren los asistentes.

Técnico del Ejército hace 25 años, ahora Ramírez Prado se precia de tener entre su círculo de allegados a oficiales de alta graduación de las instituciones castrenses.

Se comenta incluso que sería el autor del proyecto de ley que aprobó el Congreso en el año 2005 y que faculta a los militares a votar en las elecciones.

En este esquema no sorprendió encontrar entre los asistentes al ex comandante general del Ejército y actual candidato del partido que ha constituido: “Bien Peruano”, Edwin Donayre Gotzch. Con el caudal electoral que significa el voto militar, el pintoresco candidato es un personaje de cuidado en todo proyecto de inspiración cívico-militar.

El “Señor” rector
Cabe preguntarse si los asistentes a esta fastuosa celebración en la que participaron más de 800 personas aprueban todos los actos de su amigo Fidel Ramírez Prado, quien permanece irregularmente como gerente de la Cooperativa Alas Peruanas y al mismo tiempo como presidente ejecutivo y rector de la Universidad Alas Peruanas. A esto se suma el hecho de que este centro de estudios nunca obtuvo resolución de funcionamiento del Consejo Nacional para el Funcionamiento de Universidades (Conafu). Una resolución del juez montesinista Percy Escobar, le permite funcionar provisionalmente hasta el día de hoy y es la única que puede abrir filiales en el país, a pesar que ello está prohibido en la Ley Universitaria.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD