Governa nos quiere gobernar

El recién nombrado secretario de descentralización de la Presidencia del Consejo de Ministros, Raúl Molina, ocupaba hasta antes de su designación el cargo de director de la empresa consultora Governa SAC, especializada en asesorar a entidades del Estado en asuntos de gestión pública.

| 17 diciembre 2008 12:12 AM | Informe Especial | 5.2k Lecturas
Governa nos quiere gobernar
(1) Buscando un contralor “moderno”, el gobierno constituyó la comisión Webb que buscó alternativas dentro de la tecnocracia neoliberal. (2) La poderosa Antamina tiene importantes contratos con Governa. (3) Mayen Ugarte Vásquez Solís
5238

El caso no tendría demasiada trascendencia si la candidata de fuerza para el cargo de Contralor General de la República, incluida por “invitación” de la propia comisión evaluadora y escogida para la terna final por ellos mismos, es la directora gerente de Governa.

O sea que Governa nos quiere gobernar como dice una vieja canción.

Y, aquí lo más curioso, es que Yehude Simon quiere que le creamos que él no ha tenido nada que ver en la inclusión de Mayen Ugarte Vásquez Solís en un concurso en el que ella aparentemente no solicitó participar.

¿Qué clase de complot hubo para que con el argumento de las calificaciones académicas y laborales se arme un perfil y una idea “moderna” del cargo que encaja como un guante en esta señora?

Tal vez la respuesta esté en una mayor exploración sobre lo que significa la consultora de la que estamos hablando.

En el currículum de Verónica Zavala figura la siguiente referencia: Consultora de Governa, empresa especializada en gestión y políticas públicas. Ha realizado consultorías para el Banco Interamericano de Desarrollo, el Banco Mundial, Mincetur, Proinversión y otras entidades del sector público y privado en materia de reorganización del Estado, descentralización, competitividad, entre otros.

En el mismo año 2002 en que se funda Governa SAC, Verónica Zavala y Mayen Ugarte trabajaban en cargos de alta dirección en la PCM, antes que decidieran la fundación de la empresa de la que quedaría encargada la segunda, mientras que la Zavala hacía algunos trabajos antes de volver a la administración estatal.

Entre amigos
Lo que ofrece Governa es un programa de estudios para funcionarios de las municipalidades implicadas con un diploma que supuestamente los califica para una mejor gestión. Para dictar sus cursos subcontrata con una institución educativa que pueda certificar lo impartido.

En su convenio inicial, el acuerdo era con la Universidad San Martín y la Escuela de Gobierno por la que pasó Alan García. Pero luego cambiaron la partitura y entregaron la responsabilidad al Instituto Continental, que es de propiedad de una alta funcionaria de la propia Governa.

El Instituto Continental, según las referencias, es una entidad de medio pelo, sin plana docente para la tarea, pero que se ha visto beneficiada por intervención de la empresa consultora a pesar de la oposición de las municipalidades.

Analicemos el caso: (1) es evidente que cualquiera no se convierte en intermediario de Antamina para la ejecución de los proyectos a través de los cuales entrega sus aportes. De hecho en la nómina de la empresa figuran contratantes notables como Apoyo Consultores, ADRA y CARE (agencias evangélicas), Agua Limpia (ONG de PPK) y otras; (2) los municipios distritales y provinciales deben aceptar estos socios de confianza de la minera; (3) Governa puede decidir trabajar por mayor precio y mejor calidad con sus amigos.

La pregunta que viene es la siguiente: ¿debe la Contraloría investigar y pronunciarse sobre la forma cómo se emplean estos supuestos aportes, que sustituyen los impuestos por ganancias excesivas y en los que están interviniendo autoridades del Estado a nivel regional y local, por cantidades considerables?

Si la respuesta, como es obvio, resulta positiva la pregunta que viene a continuación es ¿si la directora gerente de Governa llegase a ser contralora, podría intervenir en este caso y por ejemplo sancionar a su propia empresa por subcontratar a una entidad de capacitación que no brinda las debidas garantías?

Muy afortunada
Richard Webb ha confesado que los miembros de la comisión conocían y confiaban en algunos de sus candidatos seleccionados. Y no iba a ser. En el manual 2008 de “Buenas Prácticas Gubernamentales” que la ONG “Ciudadanos Al Día” de Beatriz Boza realiza por contrato con el Estado y que lleva como subtítulo “Directorio de la tecnocracia”, figura como miembro del jurado calificador el señor Webb, y como parte del equipo técnico Mayen Ugarte, junto con Cecilia Blume, Elena Conterno y otros.

Es sólo un ejemplo de cómo se cruzan las vidas de estas personas. Súmenle lo ya señalado sobre la Zavala y el inocente Simon trayéndose un director de Governa, sin contar otras relaciones con la Universidad Católica, el Instituto de Estudios Peruanos, etc., que refuerzan la impresión que Mayen fue más que afortunada porque le hicieron una comisión en la que todos querían que ella fuera la contralora.

El currículum de doña Mayen
En el currículum de Mayen Ugarte Vásquez Solís (no el presentado a la comisión Webb sino el de la Universidad de Ciencias Aplicadas) figura un curioso dato sobre la experiencia de la señora: Miembro del Comité de Concesión para la Privatización del Aeropuerto (1997); Miembro del directorio de CORPAC.

Las cosas que doña Mayen debe saber acerca de cómo se decidió poner en concesión el primer terminal aéreo del Perú porque supuestamente no había el dinero para comprar los terrenos y construir la nueva pista de aterrizaje, y la manera como finalmente se retiró esta exigencia de las bases para convertir la actual concesión en un fabuloso regalo ya que por algunas obras de remodelación se entregó la administración de una fuente continua de ingresos a un grupo privado extranjero, sin ningún beneficio para el país, afectando además el control soberano sobre las entradas y salidas al territorio nacional.

Justamente debería ser la Contraloría la que revise los contratos de privatización de la época de Fujimori y los posibles actos de corrupción que hubo alrededor de ellos. Pero eso no puede hacerlo una privatizadora, que el 2001 describió el proceso de los 90 como una reforma incompleta y que nunca tuvo reparos de trabajar para una dictadura.

La preferida
En seis años Governa luce una gran cantidad de contratos con entidades del Estado. Mencionemos algunas de ellas: 

- Presidencia del Consejo de Ministros 
- Produce
- Instituto Nacional de Cultura
- Inrena
- Municipalidad de Lima
- Consejo Nacional del Ambiente
- Mincetur
- MEF
- Ministerio de Vivienda
- Proinversión 
- Antamina- municipalidades de Ancash

Hay bastante más. Pero detengámonos en el último caso: se trata de cinco proyectos de fortalecimiento institucional y desarrollo de capacidades en los distritos de Chavín de Huántar y San Marcos, así como en las provincias de Huari, Huarmey y Huaraz. El monto es de 2 millones 100 mil soles y corres-ponde al llamado aporte (óbolo) minero con el que el gobierno evitó aplicar el impuesto a las sobreganancias a las mine-ras, y lo convirtió en iniciativas propias de las empresas.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD