Ganaron los Zorros de Abajo

Noé Villavicencio Ampuero, luchador social y estudioso de la realidad apurimeña, expresa en esta entrevista los anhelos de su pueblo, sus justas demandas y su decisión de conseguir, de ser necesario luchando, el porvenir al que tiene derecho.

Por Diario La Primera | 24 junio 2009 |  2.3k 
Ganaron los Zorros de Abajo 2302  

-Desde la perspectiva de las provincias, ¿qué se espera después del triunfo amazónico que ha puesto contra las cuerdas al gobierno?
-¡Obviamente cambiar el modelo económico! Y ensanchar la democracia política. No le queda otro camino al gobierno.

-¿Así de simple?, ¿por qué?
-Porque el “modelo” de “El perro del hortelano” se agotó y fue liquidado en la selva con la solidaridad de los pueblos del Perú. Ello marcó un antes y un después en las acciones del gobierno y sus aliados, porque el pueblo tiene su propia agenda y le ha dicho a Alan García que sin consulta y sin diálogo no vamos a ningún lado.

-¿Podemos decir que las venas abiertas de los de abajo estallaron en nuestras conciencias…?
-Claro. Y como consecuencia de ello el país está dividido entre quienes quieren mantener el status quo para seguir saqueando el país, y quienes proponemos un manejo racional de nuestros recursos sin oponernos al capital generador de empleo. Como todos sabemos, la gestión gubernamental en estos años priorizó el crecimiento con especulación financiera del capital foráneo, abdicando de la democracia económica y política.

-Nos preguntamos, ¿cuán consciente están los pueblos del sur de estos temas?
-A Dios gracias, la conciencia crece y surgen generaciones contestatarias y lúcidas, que saben de qué se trata la cosa, y tienen además un fuerte vínculo con sus bases. Estas nuevas dirigencias rechazan al mercado invisible como el mejor asignador de la riqueza. Se oponen a cualquier exterminio como la que perpetraron los fascistas chilenos contra el pueblo araucano o los mapuches, para dar rienda suelta a sus actividades extractivas, depredadoras y de economía primaria.

-Hablando de Apurímac, ¿cree que el pronto inicio de las operaciones mineras saque de la pobreza a sus pueblos?
-Lucharemos para que las empresas compartan las ganancias con los verdaderos dueños del subsuelo que son las comunidades y sus pueblos. Obviamente tenemos una posición irreductible en cuanto a la conservación del medio ambiente. ¡Ahí no cederemos ni un centímetro! Sin embargo, el tema de fondo es que en mi región, dos de cada tres pobladores se encuentran en pobreza o extrema pobreza. Entonces, ¿de qué ingreso per cápita estamos hablando? ¿de qué ingesta nutricional promedio estamos discutiendo? Que sepa mi país que el ingreso mensual por familia en promedio sólo alcanza a 170 nuevos soles; es decir, disponen S/. 5.70 por familia para satisfacer sus necesidades ¡por cada día! ¡Esto hace que nuestras regiones sean una bomba de tiempo! Ahí está Andahuaylas como ejemplo vigente.

-En general, es esta la realidad que predomina en todo el sur, ¿no es verdad?
-Para este Estado centralista, omnívoro y codicioso, los andes han sido históricamente la última rueda del coche, aun cuando en sus ricas entrañas y su vasta geografía conservan tesoros y riquezas que podrían permitirnos a los peruanos vivir en buenas condiciones. ¿Quiere pruebas? Mire la asignación del presupuesto público hacia Lima y la Costa Norte. En contraste, mientras al norte le hacen su autopista, el asfaltado entre Ayacucho, Andahuaylas y Abancay va a paso de tortuga. Esto se lee así: lo ancho para Lima y el norte, lo angosto para las serranías y la selva. Por ello, cuando Ud. vea morir a niños en Apurímac, Cusco y Puno por falta de abrigo, piense que eso se repite en todas las alturas de la sierra del Perú, sólo que la gran prensa hasta ahí no llega.

-¿Es en esa línea de demandas insatisfechas que se inscriben las protestas en Andahuaylas y Cusco?
Nuestras comunidades no aceptarán nunca la privatización del agua, bajo cualquier subterfugio. Digan lo que digan los representantes del Gobierno Central el pueblo ya no les cree ¡nada!. Y tienen razón: El Banco Agrario es un auténtico elefante blanco y nunca cumplió su rol de ser palanca para los pequeños productores agrícolas; el otro embuste es la tan promocionada Sierra Exportadora que se percibe entre nuestros pobladores como una monumental broma cruel del presidente.

-El otro lastre es la crisis de representatividad, ¿no es cierto?
-Vamos superando poco a poco. Están emergiendo liderazgos con fuerte legitimidad y que encarnan las aspiraciones de sus bases. Estos vienen impulsando proyectos propios, autónomos y sustentados en el tiempo. Esto es bueno porque así se evitará componendas, sometimientos, traición o corruptelas.

-Prácticas que en el Perú ya son un deporte nacional…
-SÑ Sobre todo el tema de corrupción. Somos conscientes que esta lacra se halla en todos los niveles. Desde el Gobierno Central hasta los municipios más pequeñitos. La corrupción empobrece y desalienta la meritocracia. Es un cáncer que hay que extirparlo, pero eso no será posible sino democratizamos la sociedad y la riqueza. Para eso luchamos. Para eso nos organizamos.

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario