Fue apenas un abrazo

Como un espantajo que se cuela entre la bruma rojo sangre, esta semana la guerra amenazó con instalarse en América del Sur. La irrupción de la frontera ecuatoriana por las tropas de Colombia bajo el pretexto de bombardear un campamento de la guerrilla de las FARC y la muerte del guerrillero ‘Raúl Reyes’ fueron rechazadas por el presidente ecuatoriano Rafael Correa. Arrogante, creyendo que el apoyo de Estados Unidos le daba carta blanca para invadir, el mandatario colombiano sólo dio unas disculpas de compromiso a su homólogo ecuatoriano.

| 09 marzo 2008 12:03 AM | Informe Especial | 546 Lecturas
Fue apenas un abrazo
Betancourt, el drama tras la crisis.
Los halcones de EU y Colombia pueden estar planificando nuevas provocaciones en las fronteras colombianas.
546

Pero mentiras tales como que fue una ‘batalla en caliente’, en la que sus soldados habían sido atacados por un grupo de las FARC y, por eso, habían cruzado la frontera para perseguirlos, se cayeron velozmente. Las fotos y los videos mostraban a guerrilleros en ropa interior, que habían sido atacados por sorpresa. Entonces Uribe empezó a lanzar acusaciones contra Correa y el gobernante venezolano Hugo Chávez.

El gobernante colombiano señaló que estaba comprobada la ligazón de Ecuador con las FARC, a través de cartas y de la famosa laptop de ‘Raúl Reyes’. Lo que no dijo fue que esos vínculos se establecieron sólo para lograr un acuerdo humanitario que liberase a más rehenes que tienen las FARC. Y que incluso el mandatario francés Nicolas Sarkozy tenía a ‘Reyes’ como interlocutor para la liberación de Ingrid Betancourt.

Al ser convocada la OEA para resolver el conflicto, Uribe estaba encantado. Es que en ese organismo hace mucho tiempo que nada se resuelve. Y en efecto, el proyecto de resolución debía tener la aprobación de Colombia, que no permitió una condena por la invasión.

Distinta fue la situación en la Cumbre de Santo Domingo. Demostrando que nuestros países ya no aceptan el tutelaje de Estados Unidos, América Latina en bloque rechazó el artero ataque de Uribe, aunque luego varios abrazos sellaron la paz.

La pregunta, sin embargo, es si ésta será una paz duradera o si los halcones que gobiernan Estados Unidos y Colombia provocarán nuevas crisis que llevarán a posibles escenarios de guerra.

Este Especial intenta entregar algunos análisis con puntos de vista alternativos a las opiniones de posiciones conservadoras.


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD