Escuchen a los hijos de la tierra

Hoy es el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, una jornada de reflexión sobre la situación de los originarios, desde el extremo norte del Ártico hasta la Tierra de Fuego. Un día para aprender de su ancestral cultura, y para recordar lo que por cientos de años olvidaron los conquistadores de estas tierras: que los indígenas estuvieron aquí desde siempre y eran dueños de todo, aunque no se apropiaron de nada, porque respetaban a pachamama (quechua), ïvï (guaraní), mapu (mapuche), núgke (awajún), en todas sus lenguas, respetaban a la tierra. Y junto a ella, a los bosques, los ríos y la pureza del aire.

| 09 agosto 2009 12:08 AM | Informe Especial | 1.6k Lecturas
Escuchen a los hijos de la tierra
(1) Estuvieron desde siempre, pero son tratados como ajenos. (2) Los awajún hicieron sentir su fuerza este año. (3) Defienden sus derechos.

Más datos

AI ha denunciado constantemente las “violaciones de derechos humanos asociadas con el conflicto armado colombiano contra estos pueblos…”
1675

Quienes han estado privados de sus voces, desde hace siglos, hoy comienzan a hacerse oír. A quienes nunca antes vimos, hoy adquieren carácter de actores sociales en sus sociedades, como ha ocurrido en nuestro país, con motivo de la larga protesta amazónica de estos dos últimos años.

Este día, recorramos América, pensando en los pueblos originarios, y para ello, utilizaremos el último informe de Amnistía Internacional, a propósito de la fecha.

Argentina
Amnistía Internacional dice que en Argentina, en su investigación en la provincia de Formosa, “ha podido comprobar la discriminación, exclusión y pobreza que enfrentan hoy en día los pueblos indígenas”.

“En muchos casos, los derechos de consulta y participación libre, previa, informada son violados por funcionarios y operadores políticos de gobiernos y partidos de todos los colores”, agrega.

“En un informe que será publicado a finales de este año, Amnistía Internacional documenta más de 9 años de lucha de El Descanso, una de las 22 comunidades indígenas Pilagá, por impedir la realización de obras de infraestructura, que ellos afirman afectan sus territorios tradicionales y por obtener una indemnización por los perjuicios causados”.

Brasil
En el gran país sudamericano “la decisión de la Corte Suprema de confirmar la demarcación de las tierras de la comunidad indígena Raposa Serra do Sol, fue una gran victoria para aquellos que estuvieron luchando por 30 años esta batalla”, explica AI.

“Sin embargo, las condiciones estipuladas por la corte para futuros casos de reivindicaciones de tierras destaca la continua vulnerabilidad en la que se encuentran muchas comunidades indígenas que luchan por su tierra. Por ejemplo, miembros de la comunidad Guaraní Kaiowa en Mato Grosso do Sul son empujados a condiciones de extrema pobreza e incluso suicidio como consecuencia de la denegación permanente de sus tierras y la expansión de la agroindustria; mientras que los Tupinamba en Bahía informaron a Amnistía Internacional haber sufrido uso excesivo de la fuerza y torturas en manos de agentes de la policía federal como respuesta a su lucha por la tierra”.

“Asimismo, Marcinhos Xucuru, un líder del pueblo indígena Xucuru, en Pernambuco, sufrió amenazas a su vida y cargos políticamente motivados a raíz de su lucha por sus tierras ancestrales y por la búsqueda de justicia por el asesinato de su padre Chicao Xurucu”.

Canadá
AI “viene documentando cómo los diferentes gobiernos canadienses continúan otorgando licencias para actividades de minería, explotación de gas y de petróleo sin ninguna consideración del impacto que tendrá en los derechos de los pueblos indígenas”, en “actividades tradicionales en sus territorios como cazar, pescar o recoger plantas medicinales; que constituyen una fuente vital de subsistencia y de identidad cultural”.

“Luego de una larga protesta, una importante compañía forestal y una firma de inversiones éticas anunciaron que sólo participarían de proyectos extractivos en el territorio de la Primera Nación Grassy Narrows cuando tuvieran el consentimiento de dicha comunidad indígena. Sin embargo, el gobierno provincial de Ontario, no ha descartado la posibilidad de seguir otorgando concesiones a otras compañías sin el consentimiento de la comunidad y el peligro sigue latente”.

Chile
En el país sureño, AI ha denunciado “el hecho que la resolución lenta e inadecuada de reivindicaciones sobre tierras ancestrales de los pueblos indígenas y el impacto de proyectos actuales y futuros de industria extractiva e ingeniería forestal han ocasionado tensiones que han desembocado en violencia”.

En la actualidad, “existen tensiones en la Araucania entre pueblos indígenas y personal policial. Dirigentes mapuche han informado que los policías han utilizado desmedidamente elementos disuasivos, tales como bombas lacrimógenas y balas antimotines, realizando disparos desde helicópteros en movimiento, incluso con balines de plomo, para reprimir a quienes protestaban, afectando la integridad física y psíquica de personas en muchos casos ajenos a estos hechos, especialmente niños, mujeres y ancianos”.

Colombia
En este país diversos pueblos indígenas viven en áreas ricas en biodiversidad, minerales y petróleo. AI ha denunciado constantemente las “violaciones de derechos humanos asociadas con el conflicto armado colombiano contra estos pueblos -tales como matanzas, amenazas y desplazamientos forzados-, ya que el conflicto es más intenso en las zonas donde ellos viven”.

Un ejemplo de esta situación es el asesinato de Edwin Legarda, en diciembre de 2008. Legarda, era esposo de la lidereza indígena Aída Quilcué.

En abril de 2009 siete soldados, incluyendo dos oficiales, fueron arrestados por la policía judicial para investigar el asesinato de Edwin Legarda. Sin embargo, en mayo del mismo año, la hija (12) de Legarda y Quilcué “fue amenazada a punta de pistola en la puerta de su casa”.

En el asesinato de once personas del pueblo Awá, en el departamento de Nariño, en el sur del país, la denuncia es contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que supuestamente acusó a los indígenas de estar del lado de los militares.

“Dicha matanza inició un desplazamiento masivo del pueblo indígena Awá de la zona. En estos momentos la situación en las que se encuentran las comunidades indígenas sigue siendo crítica. Según informes de las organizaciones indígenas en Colombia por lo menos 5 miembros de estas comunidades habrían sido asesinados en las dos últimas semanas”, denuncia AI.

Estados Unidos
En el país norteño “está ampliamente documentado que ser una mujer indígena aumenta enormemente las posibilidades de ser víctima de violencia”.

“De acuerdo a un informe del Departamento de Justicia de ese país, una mujer indígena tiene 2.5 veces más posibilidades de ser violada que una no indígena. Más de una de cada tres mujeres indígenas será violada en el transcurso de su vida y por lo menos en el 86% de los casos las mujeres indígenas denuncian que los victimarios son hombres no indígenas”.

AI “ha documentado los espantosos niveles de violencia contra las mujeres indígenas en Estados Unidos en su informe ‘Laberinto de injusticia: Falta de protección de las mujeres indígenas frente a la violencia sexual en Estados Unidos’”, con testimonios de las víctimas.

Guatemala
“Hace 10 años, la Comisión para el Esclarecimiento Histórico (CEH) de Guatemala entregó su informe sobre las violaciones de derechos humanos perpetradas durante los 36 años de conflicto armado interno”, reseña el informe de AI.

En este documento, “Memoria del Silencio”, presentado el 25 de febrero de 1999, “concluyó entre otras cosas que el Ejército había sido responsable del genocidio de los pueblos indígenas de Guatemala en cuatro regiones del país. Sin embargo, después de diez años, muchas de las recomendaciones clave concebidas para otorgar justicia y reparación y garantizar que estas atrocidades nunca volvieran a cometerse aún no se han aplicado y los responsables de las violaciones de derechos humanos no han sido puestos a disposición judicial”.

México
“La denegación de derechos y la situación de exclusión y pobreza en la que varios pueblos indígenas se encuentran en México, ha hecho que estos se organicen y tomen acción al respecto”, encara AI.

Como ejemplo, presenta el caso del preso de conciencia Raúl Hernández, quien desde el 17 de abril 2008 se encuentra detenido en Ayutla de los Libres, estado de Guerrero. “Su liderazgo y trabajo como defensor de derechos de la Organización de los Pueblos Indígenas Me’phaa hoy le están siendo injustamente pagados con una detención basada en cargos criminales fabricados”.

Paraguay
“La lucha por las tierras ancestrales pone en riesgo la vida y subsistencia de comunidades enteras”, informa AI, que anuncia “una campaña junto con las comunidades indígenas Enxet de Yakye Axa y Sawhoyamaxa” que viven “más de 15 años en las lindes de la carretera que une Concepción con Pozo Colorado, en la región paraguaya del Bajo Chaco”.

Estos casos han llegado a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, “que condenó a Paraguay en 2005 Y 2006 a devolver las tierras ancestrales de ambas comunidades”, pero los nativos siguen sin poder acceder a sus tierras.

Perú
Este “es un reciente ejemplo de la triste respuesta de algunos estados a la legítima protesta de los pueblos indígenas por sus derechos”, califica AI. Agrega que “ha podido documentar graves violaciones a los derechos humanos ocurridas el 5 de junio de este año; como respuesta del Estado a la protesta de los pueblos indígenas que reclamaban su derecho a la consulta previa, libre e informada en relación a una serie de decretos ley sobre el uso de la tierra y los recursos naturales en la selva amazónica, aprobados en junio de 2008; consulta que es obligatoria bajo el derecho internacional”. “Tras una visita de emergencia a la región, Amnistía Internacional ha podido constatar el uso excesivo de la fuerza empleado por las fuerzas del orden, así como el maltrato a personas indefensas, incluso a personas heridas que se encontraban en ambulancias, y el uso de armas de fuego de forma indiscriminada y desproporcionada en contra de personas que se encontraban desarmadas”, enjuicia la organización de derechos humanos.

Susana Grados

Loading...



...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD