Entregan transporte de GLP a chilenos

Luego de 17 años de transportar el GLP de Petroperú de Talara a Lima en sus barcos y tras haber quedado como único postor calificado en el último concurso para el servicio en los tres siguientes años, una empresa naviera nacional fue reemplazada por otra conformada a partir de un consorcio peruano-chileno, en una historia de oscuras influencias. Más aún, como explica su gerente general, la empresa TRANSGAS fue elogiada por el presidente García hace apenas cuatro meses, por ser la primera en volver a hacer flamear la bandera peruana en el mar de Grau, tras el desmantelamiento de la marina mercante y la venta de los barcos de la naviera de Petroperú.

| 20 agosto 2008 12:08 AM | Informe Especial | 2.3k Lecturas
Entregan transporte de GLP a chilenos
(1) Diario Oficial resalta saludo de Alan García por lanzamiento de nave de Transgas. (2) Nave Virgo, flota GLP, sirvió a Petroperú. (3) Buque GLP de Transgas en faenas de descarga.
Funcionarios del gobierno manipularon proceso de selección y favorecieron a empresa binacional pese a estar descalificada.

Más datos

DETALLE

La actuación de funcionarios de Petroperú podría ser tipificada fácilmente como delito de colusión establecido en el Artículo 384 del Código Penal, por cuanto se ha concertado con el Consorcio para que sólo ellos puedan mejorar su propuesta ya presentada:

“El funcionario o servidor público que, en los contratos, suministros, licitaciones, concurso de precios, subastas o cualquier otra operación semejante en la que intervenga por razón de su cargo o comisión especial, defraude al Estado o entidad u organismo del Estado, según ley, concertándose con los interesados en los convenios, ajustes, liquidaciones o suministros será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de quince años”.

2341

Fue durante los actos de embanderamiento del buque tanque Alorca de 14,200 TM, el último 7 de abril, cuando todo parecía indicar que el gobierno apoyaba la inversión peruana en su esfuerzo por poner de pie una flota propia. “Tenemos, pues, grandes posibilidades y hoy damos el paso fundamental relanzando nuestra marina mercante”, dijo García en el tono que normalmente usa para este tipo de acontecimientos.

Pero el problema es que a TRANSGAS no le está sirviendo de mucho estas consideraciones, ya que funcionarios del mismo gobierno han manipulado el proceso de selección de empresas para la realización del servicio de transporte de GLP, favoreciendo a aquella que fue inicialmente descalificada y poniendo de lado a la transportadora nacional.

Los hechos
TRANSGAS ha tenido a su cargo el transporte de GLP de Petroperú desde 1991 (antes de la privatización). Este servicio ha estado sustentado en su disponibilidad de naves (11 para GLP) y en la eficiencia del servicio. A fines de 2007 se convocó a concurso la nueva contratación para un período de dos años, para la que se publicaron las bases.

Competían, entre otras, TRANSGAS de Perú y el Consorcio MARKING-CHARTCHIL-SEASES de capitales mayoritariamente chilenos. Durante el proceso, el consorcio objetó la valorización de los costos de operación indicando que si bien ellos cobraban más por sus naves, representaban un ahorro de combustible por mejor performance de sus naves. Poco después la gerencia general de Petroperú canceló el concurso argumentando precisamente que el costo debía incorporar el valor del combustible.

En marzo del 2008 hay una nueva convocatoria, esta vez por tres años, en la que se modifican varios requisitos en relación a la antigüedad de las naves y velocidad, que favorecían a MARKING, que sin embargo no logró clasificar por incumplir requisitos técnicos, mientras TRANSGAS era admitida, quedando como única calificada Los abogados consultados confirmaron este resultado y asegurando que no hubo irregularidad.

Sin embargo, algún poder misterioso paraliza el proceso y logra una nueva anulación invocando una presunta falta de libre competencia en los requisitos incluidos en su propia convocatoria, generando un vacío para la continuidad del servicio. Para resolverlo, Petroperú llama a TRANSGAS y MARKING invitándolas a presentar propuestas de servicio por contrato directo, que es ganada por mejor cotización por la empresa peruana, pero el departamento de Logística le pide al consorcio bajar su cotización, sin aviso a la otra parte, y de inmediato la declara ganadora en un acto a todas luces irregular.

El 6 de junio Petroperú invita exclusivamente al Consorcio MARKING-CHARTCHIL-SEASES a la contratación directa Nº 282-2008-OFP/PETROPERÚ, planteando como requerimientos los mismos que fueron cuestionados como negativos para la libre competencia en el concurso anulado. Finalmente, en su denuncia, TRANSGAS indica que se ha probado que ni siquiera esos requisitos amañados se ajustan a la realidad de la ganadora, ya que consume más combustible del que aparece en su contrato, como ha sido verificado en la auditoría de la empresa de evaluación Bureau Veritas del Perú S.A.

Sociedades no muy santas
Si bien no es fácil probar las intrincadas relaciones que llevan a que un postor sea beneficiado en un proceso más allá de sus reales méritos y con evidentes acciones de manipulación, siempre será necesario indagar por indicios que ayuden a revelar las manos que están operando detrás de las decisiones irregulares. En el caso de la empresa MARKING es evidente que tiene buenos amigos en Petroperú y en otros niveles del Estado.

Sus representantes peruanos son el señor Stuchi y los hermanos Reátegui, estos últimos compañeros de colegio del actual presidente del Congreso, Javier Velásquez Quesquén.

Raúl Wiener
Unidad de Investigación

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD