El Paro fue total en regiones

Ciudades completamente paralizadas y multitudinarias manifestaciones pacíficas se vivieron en la jornada de ayer. La represión motivó enfrentamientos, especialmente en Madre de Dios y Huancavelica.

Por Diario La Primera | 10 jul 2008 |    
El Paro fue total en regiones
(1) Un muñeco de Alan García recibe la furia de las mujeres huaracinas que se plegaron a la protesta multitudinaria. (2) Ayacucho se paralizó. Miles llenaron la Plaza de Armas, para ser escuchados por todo el país. (3) La Ciudad Imperial dejó sentir su rechazo al régimen. (4) Huancavelica. Bloqueos matutinos. Luego se desbordó la violencia. (5) En Cusco “quemaron” al presidente García. (6) El pueblo de Ucayali no se quedó callado. (7) Destrozos en Huancavelica. (8) Ica amaneció bloqueada.

Más datos

DETALLE

Comuneros de Piura no faltaron
Más de 10 mil comuneros, acompañados de organizaciones sociales y sindicales marcharon por las calles de la ciudad de Huancabamba (Piura), gritando arengas en contra de los Decretos Legislativos 1015 y 1064, pues consideran que están hechos a la medida de las compañías transnacionales mineras como Río Blanco Cooper S.A. (ex Majaz), que actualmente realiza operaciones exploratorias de forma ilegal en las tierras de las comunidades campesinas de Yanta y Segunda y Cajas, ubicadas en la región Piura.

Mientras que en la capital los gremios y sindicatos marcharon por las principales arterias de Lima, en el interior las marchas fueron marco de una paralización radical de la actividad diaria. Si bien la jornada sobresalía por ser pacífica, en algunas regiones hubo enfrentamiento con la Policía. Lastimosamente la violencia se desbordó en Huancavelica y Madre de Dios.

Con un total cierra puertas de comercios y la paralización del trasporte, respondió la ciudad de Huaraz a la paralización nacional convocada por la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP). “Urgente, urgente, otro Presidente”, fueron las frases que corearon los manifestantes al recorrer las calles, informó nuestro corresponsal Esteban Lázaro. Campesinos encolerizados provistos de palos, junto con bases de la CGTP, docentes agremiados al Sute, frente de defensa, federación de transportistas y otras organizaciones civiles, así como los reservistas después de recorrer las calles se concentraron en la plaza principal de esa ciudad, donde quemaron un muñeco del presidente Alan García, que fue flagelado previamente por mujeres enojadas. Del mismo modo, se realizaron bloqueos de carreteras, a la altura del Puente Bedoya, donde por la mañana hubo enfrentamientos entre los comuneros y efectivos de la PNP que utilizaron bombas lacrimógenas para dispersarlos. Fuentes policiales confirmaron que 2 personas fueron arrestadas en la comisaría de Monterrey.

Del mismo modo, en la ciudad de Chimbote también se realizaron bloqueos de carreteras a la altura del distrito de Coishco. Oficinas, bodegas, mercados y supermercados, hasta los kioscos de periódico, en general, permanecieron cerrados. Colegios públicos y privados, universidades o academias, se sumaron a la protesta. En esta ciudad se detuvo a tres personas, por arrojar piedras a los pocos vehículos que salieron a trabajar.

Jornada fue un éxito
De otro lado, en Jaén, centenares de personas interrumpieron el tránsito en el Puente Pakamuros, uno de los cuatro que une la parte baja de esta ciudad de Cajamarca. Asimismo, la carretera Fernando Belaunde Terry –vía que une Jaén y Chiclayo– se vio bloqueada por piquetes de protestantes. En esta ciudad, las manifestaciones empezaron a las 00:00 horas de ayer, con una vigilia en el sector de Puerto Chiple (la cual continuó hasta la medianoche) a cargo de maestros, ronderos y organizaciones sociales.

En Huánuco, donde se llevó a cabo el segundo día de protesta, el ambiente era de tensión. Las actividades también se detuvieron en su totalidad, y se realizó el bloqueo de las principales carreteras de la región. Lo mismo sucedió en Chiclayo, donde los más de diez mil manifestantes, entre los que había diversos gremios y sindicatos, acataron de forma pacífica el paro convocado por la CGTP. Tanto en ésta como en todas las ciudades del Perú, el resguardo de la PNP y miembros de las Fuerzas Armadas (FFAA) fue total.

Asimismo, un centenar de manifestantes en Tingo María, pertenecientes a la base sindical del Sute, intentaron interrumpir las clases del Colegio Nacional “Mariano Bonin”. Del mismo modo, los choferes del servicio de transporte público de la ciudad sí acataron la medida en su totalidad, al igual que los conductores interprovinciales.

Fuerza en la Selva
Igualmente, y dentro de lo que es el paro de 72 horas que acatan las regiones de la Selva desde el martes, el segundo día de paralizaciones se desarrolló de manera pacífica pero contundente. El presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Ucayali, Rómulo Coronado, sostuvo que la jornada de ayer superó hasta en ocho veces la del día martes. Indicó que además de la participación de todos los gremios de la ciudad, se sumaron a la medida más de 700 productores campesinos y agrarios que llegaron desde el kilómetro 86 de la carretera Federico Basadre. “Todas las actividades han sido paralizadas, todos los comercios han cerrado sus puertas por la convocatoria. No hemos presionado a nadie, el pueblo de Ucayali se ha visto identificado con la protesta popular”, precisó.

De la misma manera, en Loreto también se desarrolló con éxito el paro nacional. Pese a la intensa lluvia de la mañana, los manifestantes se concentraron en varios puntos de la ciudad, para luego marchar por las principales calles. Las actividades se vieron paralizadas totalmente. No hubo transporte público ni mototaxis, y los mercados y comercios cerraron sus puertas. Finalmente, la jornada llegó a su fin con un multitudinal mitin en la Plaza Grau.

Convulsionado sur
Paro nacional fue contundente y se acató casi al 100% en la macrorregión sur. Sin embargo, en algunas provincias la represalia del excesivo despliegue policial agitaron los ánimos de los manifestantes y hubo algunos enfretamientos.

En el departamento de Ica miles de manifestantes salieron a las calles desde la madrugada del miércoles para alzar la voz y expresar su insatisfacción con las políticas entreguistas del gobierno y el costo de vida.

Desde las 6:00 a.m. un gran contingente de la población iqueña se apostó en el kilómetro 292 de la Panamericana Sur para intentar impedir que los buses interprovinciales puedan seguir la ruta hacia Lima o Arequipa, sin embargo un numeroso grupo de policías repelieron con gases lacrimógenos y palos a los protestantes, deteniendo a muchos de ellos. Similar panorama se vivió en la zona sur de Lima, en Cañete, donde las personas que acataron el paro también fueron reprimidas por la Policía Nacional.

La situación en la zona de Arequipa también fue de paro total. En la Ciudad Blanca se apreciaron los centros comerciales cerrados y cero transporte público. Jerónimo López, dirigente del Frente Amplio Cívico de Arequipa (FACA), señaló que más de 50 mil personas se movilizaron a la Plaza de Armas en rechazo a las políticas hambreadoras del gobierno.

“Arequipa está paralizada. La gente marchó con respeto a la propiedad pública y privada. Esto es una cachetada al gobierno, que ha dicho que sólo íbamos a marchar cuatro gatos. El pueblo le demostró que se equivoca”, acotó.

La paralización en las ciudades de Juliaca, Puno y Moquegua fue también masiva. La población salió a las calles y marcharon hacia las plazas de armas de cada zona, donde se cerró la movilización con un mitin dado por los dirigentes de cada zonal.

Un ambiente de tensión se vivió en la ciudad de Trujillo, ya que en la madrugada de ayer numerosos manifestantes trataron de tomar el control del puente en la zona de Virú, por lo que la Policía debió intervenir y detuvo a nueve personas, quienes fueron trasladadas a la comisaría del lugar.

De otro lado, en la ciudad de Tarapoto el Frente Cívico de Desarrollo y Defensa de San Martín movilizó a numerosos contingentes que respaldaron mayoritariamente la medida de rechazo, al igual que sucedió en la ciudad de Tumbes y Huancayo donde los respectivos frentes dejaron en claro su malestar por las políticas del gobierno.

Incendiaron local de región
La violencia se filtró en Puerto Maldonado. Según las primeras informaciones, un grupo de presuntos integrantes del Partido Aprista habrían protagonizado la toma e incendio del local del gobierno regional de Madre de Dios, en la ciudad de Puerto Maldonado.

LA PRIMERA conversó con Luis Zegarra, dirigente del Frente de Defensa de los Intereses del Pueblo de Madre de Dios, quien declaró que “no se puede descartar que la agresión al local público haya sido por parte de infiltrados, ya que la marcha se desarrollaba con total tranquilidad hasta que se llegó a la sede regional”.

Zegarra también señaló que el pueblo de Puerto Maldonado está inconforme con la gestión del presidente regional Santos Kahuay, ya que tampoco se plegó al Paro Amazónico, que se acata desde el 7 de julio, en rechazo a los decretos lesivos para la Amazonía. “Hemos contado con el respaldo del alcalde provincial, pero no entendemos por qué el propio presidente regional no expresa su apoyo a la marcha”. Zegarra dijo que el Paro Amazónico en Madre de Dios, que debía acabar ayer, seguiría en vista del total rechazo que mostró la población. En tanto, el coordinador de la Cumbre Amazónica, Humberto Paredes, reiteró la sospecha de que el ataque a la sede regional haya sido producida por personas allegadas al partido de gobierno.

Rubí Fox Bazán
Omar Olivares

Redacción


    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.