El cerro de las calles ilustradas

Desde esta cumbre, Lima se ve hermosa, como la maqueta de un diligente arquitecto, como un plano de trazos precisos. A mi lado, un tanque contiene 500 metros cúbicos de agua, un perro ladra contra el viento, unos niños juegan a dar vida a las piedras. Aquí la tranquilidad ha encontrado su espacio. No llega el caótico aullido del tráfico; el aire golpea el rostro de una manera distinta. “Construiremos un mirador en este lugar”, dice una señora que ordena a los niños ir a almorzar. Subir hasta el punto más alto del Cerro El Pino (con mototaxi y a pie, a pie y con mototaxi) ha sido difícil, pero me advierten que bajar es más difícil todavía. “Es raro, pero es así”, dicen mis guías.

| 27 abril 2008 12:04 AM | Informe Especial | 3.9k Lecturas
El cerro de las calles ilustradas
(1) A los lejos, Cerro El Pino se ve como un cono hecho de ladrillos; de cerca es una ciudad que venció a la geografía y que alberga a cerca de 25 mil personas. (2) El día de la inauguración de la calle César Hildebrandt, el 11 de abril, el homenajeado preguntó: ¿Y dónde termina esta calle? “Bueno, la primera etapa, termina aquí”, respondieron. Ante ello, el alcalde de La Victoria, se comprometió a hacer los esfuerzos para que se concluyera el asfaltado de la segunda etapa.
En el sector cinco del asentamiento humano Cerro El Pino, cinco calles llevan el nombre de periodistas peruanos, cuatro homenajeados en vida.

Más datos

ELECCIONES A LA VISTA

Cada dos años en junio, de 10 mil votantes, más de 4 mil vecinos acuden a las urnas. En este asentamiento humano, llegar a ser secretario general es un honor y además una experiencia única. Han vencido a una de las taras de la democracia: la reelección. Existen 25 sectores y cada sector tiene 9 dirigentes, y el secretariado general del cerro está integrado por 11 dirigentes.
3957

Escalones interminables en forma de caracol, calles sin número que se pierden en los recovecos, recovecos que vuelven a ser calles, esquinas peligrosas, sinuosas avenidas, edificios de más de siete pisos, una cancha de fulbito, una plaza de asambleas, más de cinco colegios, 13 comedores populares, 56 comités del Vaso de Leche, mucha vida, mucho empuje. Las calles de este asentamiento humano saben mucho de geografía complicada. Es verdad, bajar es más difícil. La prueba es el temblor incontenible de las piernas, la agitación. “¿Dónde está el sector cinco?”, pregunto a mis guías. “Aquicito nomás”, dicen.

Llegamos al ‘aquicito’ después de media hora, y uno se da cuenta que el sedentarismo es mala idea. Desde el sector cinco, a medio cerro, se pueden ver los distritos de San Borja, San Isidro, San Luis y, más cerca, el estadio del colegio Pedro A. Labarthe. En el vecindario luchador, como en Rajes del oficio I y II, también conviven periodistas. No tantos como en los libros de Pedro Salinas porque, en comparación con los ‘rajes’, los homenajes lo merecen pocos. Por ahora son sólo cinco, aunque pueden ser más. Todo depende de los vecinos, pues fue gracias a su iniciativa que cinco calles de este sector llevan los nombres de cinco periodistas: César Lévano, César Hildebrandt, Manuel Jesús Orbegozo, Mariella Balbi y el inmortal fundador del diario La República, Gustavo Momhe Llona, el único que ya no está entre nosotros. Cuando se enteró, César Hildebrandt pensó por un poético momento, que estaba muerto y no se había enterado.

Es que los vecinos de El Pino se han dado cuenta que es mejor rendir homenaje a las personas en vida, con el que sientan el cariño de la gente.

De niño, siempre imaginé que en este cerro vivía Tongo, el amiguísimo de Bayly, el cantante popular que cuando uno lo mira no dan ganas de sacarle una fotografía, sino de hacerle una caricatura. “Cuando Tongo canta, bajan los cerros”, escuchaba yo, en mi infancia sanborjina, a los mecánicos de la avenida Aviación y pensaba en el Cerro El Pino como se piensa de un concierto de la música ‘chicha’. “Hace dos años que se han prohibido las fiestas ‘chicha’ en El Pino y la delincuencia se ha reducido”, dice una vecina. “Pero aquí todos somos Chacalón; Tongo es para Larco Mar”. En el sector 5, Tongo va perdiendo peso. Van ganando peso también las ganas de los vecinos de mejorar las cosas.

Subir y bajar: dos verbos a los que uno tiene que acostumbrarse en este cerro. El periodista Jaime Buisa, dirigente del sector 5, dice que sus vecinos han comprendido que sólo el trabajo en equipo da buenos resultados. “Hace poco inauguramos la primera etapa de la calle César Hildebrandt, gracias a la labor conjunta de la municipalidad de La Victoria, el gobierno central y los vecinos. Falta la segunda etapa, pero mira cómo va quedando esta calle”. Pistas nuevas, veredas nuevas, todo bien pintado, todo bien arreglado, con señalización y todo. Los vecinos, para no desentonar, han pintado sus fachadas y han puesto maceteros de geranios en las puertas de sus casas. “No se crea que el nombre de la calle es nuevo. Las calles del sector cinco llevan el nombre de los cinco periodistas desde hace 14 años. Los vecinos están contentos y confían que pronto, gracias al trabajo coordinado, las otras calles seguirán los pasos de la calle Hildebrandt”, sostiene y su compañero de trabajo, mi otro guía, asiente. “Sí se puede”, dice.

Las otras cuatro calles con nombres de periodistas aún esperan. Esperan ser asfaltadas, esperan que se agilicen los trámites, los planos, la decisión política de la municipalidad de La Victoria y el compromiso de los vecinos. Los vecinos confían que pronto serán calles como la César Hildebrandt. “Si hemos derrotado a las rocas para hacer nuestras casas, por qué no podemos embellecer nuestras calles. Ya verán”, dice otra vecina.

Es hora de volver. El temblor de las piernas y la agitación continúan. “No se preocupe, joven, aquí uno se acostumbra a todo; pero menos al conformismo”, dice una vecina con el optimismo que aquí crece. La tarde se acerca y bajo a pie de este cerro, escalones tras escalones interminables. Al pie de esta ciudad en las alturas, Lima vuelve a ser la misma, distinta que vista desde la cumbre.

Paco Moreno
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD