El Apra borrado del mapa

A partir del domingo 3 de octubre, un nuevo mapa político quedará configurado. Algunos pronósticos ya han causado alarma en el Apra y otros sectores y personajes políticos conservadores, mientras la población vuelve a dar señales de su inconformidad y apuesta por cambios democráticos, pues espera mucho más del sistema.

Por Diario La Primera | 28 set 2010 |    
El Apra borrado del mapa
(1) Las elecciones regionales se perfilan como un revés para el gobierno. (2) El verbo de García no ha convencido a las regiones. (3) Los conflictos sociales y la falta de capacidad oficial para resolverlos juegan un rol importante.
ELECCIONES REGIONALES
Un sector de opinantes, inclinados al neoliberalismo, han manifestado preocupación por los resultados de las elecciones municipales/regionales del domingo próximo, en las que el mapa político volverá a cambiar y girar ligeramente hacia la izquierda, y en las que todo indica que el Apra será virtualmente borrado del mapa.

Según los sondeos de opinión publicados hasta la prohibición vigente desde el domingo, el Sólido Norte aprista ha pasado a ser parte de la nostalgia aprista y el partido del presidente ha sido superado por otras candidaturas hasta en Piura, donde se creía seguro ganador. En el sur no tiene pisada y en otras regiones las urnas parece que le pasarán la factura por cinco años de continuidad neoliberal, corrupción y autoritarismo.

Y, aunque la fragmentación política todavía se mantiene en las regiones, por ahora, en la mayoría de ellas encabezan las preferencias ciudadanas movimientos y agrupaciones políticas independientes, algunos de ellos de tendencia izquierdista y nacionalista.

Esto ha motivado que personajes como el ex ministro de Economía y premier del gobierno de Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kuczinsky, avive el cuco del ahuyentamiento de las inversiones, en base a un informe del Barclays que señala el aumento del índice riesgo país, aunque uno de los autores del documento, Alejandro Grisanti, ha declarado que a los inversores no les preocupa si gana la izquierda o la derecha.

César Hildebrandt ha recordado recientemente que el Departamento de Justicia del gobierno norteamericano ha enjuiciado a Barclays Bank por comerciar con países vetados por la nación del norte, y a Barclays no le quedó más remedio que pagar 298 millones de dólares en un acuerdo extrajudicial.

Insatisfacción ciudadana
Y, es que de no variar la situación en Lima, el próximo domingo los limeños habrán elegido como alcaldesa a la candidata que se autodefine de izquierda moderna,

Susana Villarán. Para los analistas políticos, esta es la cereza del pastel, y confirma una tendencia avizorada desde las elecciones municipales/regionales de 2006, cuando, salvo Piura, La Libertad, Huancavelica y Ayacucho, las regiones eligieron presidentes regionales provenientes de distintas canteras izquierdistas. La experiencia podría volver a repetirse. Un acucioso analista como David Sulmont escribió luego de las elecciones de 2006 ensayando una explicación a “la fragilidad del sistema de representación política”, simbolizada por esta fragmentación y presencia de “independientes” en las regiones, señaló como una de las causas “la escasa legitimidad que se le suele conferir a los partidos políticos (nuevos o viejos) reside en que se los percibe como incapaces e ineficientes a la hora de promover el progreso social desde el Estado y la política, especialmente en un momento de auge económico”, y también al descontento ciudadano por el funcionamiento de la democracia.

En esa ocasión, Sulmont acompañó a sus argumentos el resultado de una encuesta hecha por el proyecto de Estudios de Sistemas Electorales Comparados luego de la primera vuelta de las elecciones de 2001 y 2006, en que la población respondió que estaba “insatisfecha” (46.6%) y “muy insatisfecha” (18.1%) en 2001, mientras que en el 2006 creció el grado de insatisfacción a 53.9% y “muy insatisfecho” bajó a 12.4%.

Esta situación continúa, pues en la encuesta de agosto de este año del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica, el nivel de “insatisfecho/muy insatisfecho” sigue alto, en 61%, siendo el grupo etáreo de 18 a 29 años el de mayor insatisfacción (71%).

En los últimos cuatro años, el nivel de insatisfacción ciudadana respecto del funcionamiento de la democracia ha mantenido niveles de 59% en setiembre de 2006, hasta picos de 68% en diciembre de 2008, y en setiembre y diciembre de 2009.

Cambios importantes
Así las cosas, la ciudadanía está lista para nuevamente depositar su voto (y ¿su confianza?) en nuevas autoridades políticas municipales y regionales. ¿Será este ejercicio cívico un antecedente de las elecciones generales de 2011? Todavía no hay respuestas a esta interrogante, por ahora lo que se vislumbra es que nuevos actores políticos emergerán de estos comicios, porque salvo los presidentes regionales César Villanueva de San Martín, Iván Vásquez de Loreto y probablemente Juan Manuel Guillén en Arequipa, ningún otro repetirá el plato.

La costa norte, insistimos, va a dejar de ser el sólido norte aprista. En las elecciones de 2006, el Partido Aprista logró mantener las presidencias regionales de Piura y La Libertad, con César Trelles y José Murguía, pero ahora hasta el inacabable Murguía estaría a punto de perder. Además, hay otros cambios.

En Tumbes, quien tiene la primera preferencia electoral es el representante del movimiento regional “Luchemos por Tumbes”, Gerardo Viñas, quien con su lema “ahora le toca a los pobres” ha captado la atención del electorado tumbesino, aunque probablemente tenga que pasar a la segunda vuelta. En las elecciones del 2006 Viñas fue candidato del Partido Nacionalista a la alcaldía provincial de Tumbes.

En Piura, el Partido Aprista pierde uno de las dos presidencias regionales que obtuvo en el 2006, ahora que el presidente regional, César Trelles, no obtiene gran respaldo a su reelección. Las preferencias en esta región han sido volcadas al candidato Javier Atkins, de la alianza electoral “Unidos Construyendo”.

En Lambayeque, la renuncia de Yehude Simon a la presidencia regional para asumir el premierato con el presidente Alan García, y ahora postular como candidato presidencial del Partido Humanista, ha debilitado su organización y a su candidato, Marco Cardoso.

El favorito es Humberto Acuña, hermano del alcalde provincial de Trujillo y presidente del partido Alianza Para el Progreso, César Acuña, aunque con una ventaja que no le bastará para ganar en primera vuelta. Le siguen a Acuña, Alberto Ortiz del Movimiento Amistad Solidaria y el aprista Manuel Velarde.

Otras regiones
En La Libertad, otrora cuna del aprismo, Acuña seguirá siendo la astilla que lastima a las huestes cada vez más raleadas del presidente Alan García, pues sería reelecto como alcalde de Trujillo, aunque José Murguía, quien fue durante 25 años alcalde de Trujillo, ahora es casi fijo que repita como presidente regional, su contendor del partido de Acuña, Manuel Llempén, se perfila segundo.

Otro cambio que preocupa a la derecha tradicional, es la probable elección como presidente regional de Gregorio Santos, representante del Movimiento de Afirmación Social, que tiene un respaldo del 33.4% de los electores de Cajamarca. Santos es militante del Movimiento Nueva Izquierda y tiene el respaldo de Partido Nacionalista, agrupaciones locales como “Fuerza Celendina”, “Movimiento Independiente de Cajabamba” y organizaciones sociales como productores de café y arroz.

En Junín, tiene la primera opción para ocupar la presidencia regional Vladimir Cerrón, de Perú Libre.

La macrorregión sur vuelve a inclinarse por el nacionalismo. En Cusco, el candidato del Partido Nacionalista Jorge Acurio es favorito, seguido del ex primer vicepresidente de Fujimori, Máximo San Román, del movimiento regional PAN.

También en Arequipa, Juan Manuel Guillén, candidato de “Alianza por Arequipa”, coalición formada por el movimiento independiente de Guillén y el Partido Nacionalista, tiene la primera opción para reelegirse como presidente regional. En Puno, otra coalición del PNP, esta vez con el Partido Descentralista Regional y denominada Gran Alianza Nacionalista, tiene casi asegurada la presidencia regional con Alberto Quintanilla Chacón, en primera vuelta.

Susana Grados Díaz
Redacción

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.