Ejército contra la educación gratuita

Preocupados por el peligro que atraviesan miles de estudiantes, un grupo de profesores de un colegio administrado por el Ejército denunció supuestos malos manejos y “arreglos bajo la mesa” en el Centro Educativo Nacional Emilio Soyer Cabero. Negocios que les costaría la educación a muchos jóvenes.

| 04 junio 2008 12:06 AM | Informe Especial | 3.6k Lecturas
Ejército contra la educación gratuita
(1) Colegio Emilio Soyer Cabero a cargo del ejército, está perdiendo la gratuidad.(2) Se va a nombrar a dedo y muchos de ellos no estarían calificados. (3) Las ordenes de eliminar gratuidad en la enseñanza viene de arriba. (4) Profesoras del colegio preocupadas por el futuro de los niños.
Profesores denuncian que en centro educativo manejado por el EP quieren cortar la gratuidad. Miles de alumnos en la incertidumbre.

Más datos

DATO

Libros
Las tres docentes también denunciaron que ahora el colegio ha firmado un convenio con la editorial Bruño para que esta provea los libros, pero los padres deberán pagarlos. Eso a pesar que el Estado entrega anualmente los textos escolares. Además, señalaron que no era la primera vez que se hacía estos arreglos en el “Soyer Cabero”, pues hace unos años ocurrió lo mismo en la asociación educativa Trilce.

3604

En contra de escolares y maestros. Un grupo de profesores del que hasta ahora es un colegio estatal manejado por el Ejército Peruano (EP), el “Emilio Soyer Cabero”, informaron a LA PRIMERA que la Dirección de Bienestar de la institución militar busca eliminar la gratuidad de la enseñanza en sus centros educativos a nivel nacional.

Y es que el EP tiene un convenio con el Ministerio de Educación (Minedu), mediante el cual ambas partes se comprometen a brindar facilidades para que los hijos de los integrantes del EP (en especial la plana suboficial) y de civiles puedan estudiar de forma gratuita, siendo el Estado quien brinde los docentes y se encargue de pagarles, mientras que la institución castrense se encarga de aportar la infraestructura y logística necesaria.

Esta situación se ha venido dando con regularidad desde hace años… hasta hoy. LA PRIMERA conversó con un grupo de profesores de dicho plantel, quienes aseguran que el EP busca burlarse de la ley y empezar a cobrar cuotas mensuales a todo el alumnado (30 soles a los hijos de militares, y 100 soles a los hijos de civiles). Para ello, estarían buscando disolver el convenio suscrito con el Minedu, para luego intentar suscribir un nuevo acuerdo, pero esta vez como “Colegio Público de Gestión Privada”, tal como consignan los documentos a los que este diario tuvo acceso.

Denuncian hostigamiento
Zayda López Jijaño, Rita Carreño Huayre y Ninoska Niquén Ponce, profesoras nombradas por la UGEL 7 en el “Emilio Soyer Cabero”, han visto cómo la trayectoria de más de cinco años que tienen en dicho centro de estudios de un día para otro se ha visto totalmente destruida, pues el coronel Pedro Díaz Belaochaga actual director del plantel decidió separarlas, argumentando que -como el convenio con el Minedu se había anulado- ellas deberían buscar plaza en otro colegio de la UGEL, pues ahora sólo trabajarían en el centro educativo Soyer Cabero docentes contratados por el EP.

“A nuestro parecer, simplemente poco a poco se quieren sacar de encima a los profesores que estamos pendientes de lo que sucede en el colegio. Siempre denunciamos cuando vemos que algo no funciona bien, cuando vemos que alguien agarra plata del colegio. Ese es el motivo por el que nos han separado”, declaró López.

Para estas tres docentes, quienes juntos a otros 17 que han sido separados y puestos a disposición de la UGEL para que las integre a algún plantel, la intención del Ejército es deshacerse de ellos y cobrar para “llenar las arcas”.

De acuerdo al testimonio brindado por los maestros separados, la anulación del convenio para firmar uno nuevo sería inviable, tal como estipula la Nueva Ley General de Educación. Además, queda en evidencia que la intención del EP es colocar a personal subordinado designados “a dedo” y por otro lado seguir recibiendo dinero del Minedu, pues los nuevos maestros reciben su paga mensual de la partida del Ministerio de Educación, cuando debería ser del Ministerio del Interior, al ser un colegio militar privado.

Sin embargo, la misma ley Nº28044, en su artículo 4 menciona que “la educación es un servicio público cuando la provee el Estado”. Pero la dirección de Bienestar del Ejército se basa en que dicha norma en el artículo 84 –sobre Fuentes de Financiamiento– señala que el financiamiento puede ser incrementado con recursos provenientes de “Fuentes complementarias”, lo que para el EP es pedir dinero a los padres.

“El director Díaz nos ha denunciado en la Dirección Regional de Educación de Lima de estar instigando a los demás docentes para que no acaten las nuevas normas. Inicialmente nos dijeron que no habría más profesores del Minedu acá, pero nuestros cheques de sueldo siguen llegando a este colegio, así como de otros maestros nuevos, que también han sido designados por la UGEL. Cobran, pero el Estado sigue manteniendo a este plantel. ¿A dónde va ese dinero?”, denunció Ninoska Niquén.

Director de colegio no niega cobros
Para conocer la opinión de la otra parte, LA PRIMERA conversó con el coronel Pedro Díaz Belaochaga, director del “Soyer Cabero”, quien en todo momento descartó alguna intención de perjudicar a la población estudiantil. Al contrario, aseguró que el cobro se da para brindar una mejor educación al alumnado.

Díaz no descartó la intención que hay en el Ejército Peruano de firmar un nuevo convenio con el Minedu para seguir beneficiándose de la ayuda presupuestal de esta entidad. Sin embargo tampoco negó que los colegios del EP (18 a nivel nacional) cobren cuotas mensuales como si fueran colegios particulares, a pesar de contar con maestros que son remunerados por el sector Educación.

“Lo que pasa es que nosotros cobramos cuotas mínimas, treinta y cien soles, dependiendo de si son militares o civiles. Ningún otro colegio cobra precios tan accesibles”, explicó Díaz Belaochaga. Sin embargo, lo que no explicó fue que -si es un colegio de gestión privada, y que cobra mensualmente por estudiar en este- por qué los maestros de su plantel son pagados por el ministerio de Educación.

Durante la entrevista con el director del colegio, la especialista de la DREL, María Mori, estuvo presente, argumentando que “estaba de paso” por el plantel, sin embargo intervino en algunos momentos para impedir que el coronel Díaz responda.

Omar Olivares
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD