Desaparecidos, abominable crimen

El 30 de agosto de 1983, las Naciones Unidas instauraron el Día de las Personas Sometidas a Desaparición Forzada, para que el mundo jamás olvide a las víctimas de ese repudiable crimen del que lamentablemente el Perú no es ajeno; peor aún, porque en 2007 nuestro país ocupaba un triste quinto lugar en una lista de 15 países con el mayor número de casos no resueltos en todo el mundo, según da cuenta Amnistía Internacional.

Por Diario La Primera | 30 ago 2008 |    
Desaparecidos, abominable crimen
(1) DOLOR. Los familiares de las víctimas de desaparición forzada realizan jornadas de protesta, pero no reciben ninguna colaboración de los gobiernos. (2) RECLAMAN. Autoridades no los escuchan. (3) JUSTICIA. Familiares no se cansan de buscarlos. (4) Ernesto Castillo Páez. (5) PLAZA DE MAYO. Madres de las víctimas son signo de la resistencia.
Día conmemorativo fue instaurado para no olvidar jamás a miles de víctimas del Perú y el mundo entero.

Más datos

DETALLE

Miles de casos no resueltos por países
1. Irak: 16.387
2. Sri Lanka: 5.516
3. Argentina: 3.303
4. Guatemala: 2.899
5. Perú: 2.368
6. El Salvador: 2,270
7. Argelia:1.952
8. Colombia: 957
9. Filipinas: 615
10. Irán: 513
11. Rusia: 457
12. Timor Oriental: 425
13. India: 331
14. Nepal: 320
15. Líbano: 312

Desde la década de los ochenta, la ONU y AI han documentado las historias de miles de personas en más de 80 países cuyo paradero, sencillamente, se desconoce. Sólo en 2007, se documentaron denuncias de desaparición forzada en 29 países. Y si para muchos estas desapariciones comenzaron con las dictaduras militares de Latinoamérica, las cosas han cambiado bastante en 25 años.

La nefasta práctica de llevarse a personas y mantenerlas retenidas en secreto se ha extendido a medida que crece el número de países que aceptan y justifican este crimen en nombre de "la lucha contra el terrorismo". El 6 de setiembre de 2006, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, confirmó que la CIA había puesto en marcha un programa de detención prolongada en régimen de incomunicación en lugares secretos.

Las personas retenidas dentro de dicho programa son víctimas de desaparición forzada, ya que se las mantiene expuestas a sufrir tortura y a que se las mate, sin que se conozca su paradero.

En julio de 2007, el presidente Bush volvió a dar su aprobación a este programa. Desde entonces los gobiernos de todo el mundo han tomado parte, en mayor o menor grado, en estas repudiables acciones, señala un informe de Amnistía.

Y aunque no se puede establecer a ciencia cierta un número exacto de desapariciones porque muchas veces los familiares deciden no reportarlas por temor a las represalias que pueda sufrir la víctima, detrás de cada una de esas cifras está la historia de una persona detenida en secreto, torturada o asesinada. Detrás de cada cifra hay una familia que sufre años y décadas bajo el peso de esos horrendos crímenes.

Castillo Páez
En el Perú son muchos los casos ocurridos durante la época de la lucha antisubveriva y que hasta ahora no han sido debidamente esclarecidos por el Estado, pero uno de los que cobró más notoriedad fue el del estudiante universitario Ernesto Rafael Castillo Páez, quien salió de su casa el 21 de octubre de 1990, un día en que Sendero Luminoso causó explosiones cerca al “Monumento a la Mujer”, en Villa El Salvador.

Poco después de las detonaciones, las fuerzas de seguridad organizaron una operación para detener a los responsables, y durante dicha acción un grupo de policías detuvo a Castillo Páez, lo introdujo en la maletera de un vehículo patrullero y partió con rumbo desconocido. Desde entonces su familia continúa con su infatigable búsqueda, sin encontrar consuelo ante la falta de colaboración por parte de las autoridades.

Problema mundial
La situación reviste gravedad en todo el mundo, pues el Grupo de Trabajo de la ONU que inicialmente se creó para ocuparse del legado de "desapariciones" derivado de los gobiernos autoritarios de Latinoamérica, confirma que actualmente las "desapariciones" son un problema mundial y hay casos de "desaparecidos" en todos los continentes, muchas veces sin que se llegue a reportar una denuncia formal.

El primer año que se conmemoró el Día de los Desaparecidos, el Grupo de Trabajo transmitió informes sobre 1.733 casos ocurridos en 11 países. El año del XXV aniversario, el Grupo de Trabajo ha informado de 41.257 casos de personas "desaparecidas" que no se han esclarecido en 78 países de todo el mundo. Y, lamentablemente, el Perú no es la excepción.

AI llama a ratificar convención
La directora de Amnistía Internacional–Perú, Silvia Loli, sostuvo que todos podemos ayudar a cambiar esta tendencia negativa del incremento de casos por desapariciones forzadas. Para ello los ciudadanos están invitados a firmar la carta abierta, que aparece en Internet www.icaed.org

Dicho documento es para instar a los políticos locales a que expongan este asunto ante el gobierno y a que presionen a los líderes mundiales para que ratifiquen la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas.

De esa manera, todos podemos contribuir a garantizar que las víctimas y sus familias tengan acceso a la justicia y que no caigan en el olvido los crímenes pasados. “Debemos erradicar esta abominable práctica”, añadió.

Loli explicó que las Naciones Unidas y muchas otras organizaciones, como Amnistía Internacional, están promoviendo actualmente la ratificación de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas. “Con la vigencia de esta convención las autoridades lo pensarían dos veces antes de cometer un crimen de esta naturaleza o de prestar su ayuda a otros para cometerlo”, añadió.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.