Cuidado con el “talarazo”

Talara indignada porque el gobierno, a través de la Superintendencia de Bienes Nacionales, pretende arrebatarles sus casas y terrenos para rematarlos a inversionistas extranjeros. Talareños advierten que si el gobierno persiste con dejarlos en la calle defenderán con la vida sus propiedades, que antes fueron de Petroperú pero aseguran habérselas ganado mediante la prescripción adquisitiva de dominio.

| 25 junio 2009 12:06 AM | Informe Especial |2.1k Lecturas
(1) Pobladores no confían en versiones de funcionaria del gobierno. (2) Ganaderos quieren que les entreguen sus títulos de propiedad. (3) Ni los pescadores de Talara se salvarían de ser desalojados.

Más datos

DETALLE

Según el acuerdo del directorio de Petroperú, del 16 de mayo de 2002, la petrolera estatal entregó su área remanente a la Superintendencia de Bienes Nacionales, pero no especificó el total de esa superficie. Asimismo, LA PRIMERA tuvo acceso a un informe situacional elaborado en 2006 que sólo detalla las áreas independizadas a favor de unas empresas privadas.
2117

La política del Perro del Hortelano impulsada por el presidente Alan García no sólo afecta a los territorios nativos de nuestra Amazonía y a las comunidades campesinas del sur sino también a algunas zonas del norte del país, donde un nuevo conflicto social está apunto de estallar.

LA PRIMERA llegó hasta el distrito de Los Órganos, ubicado en la provincia de Talara, en Piura, y pudimos conocer que unos 20 mil pobladores de ese departamento están indignados porque el gobierno central, a través de la Superintendencia de Bienes Nacionales (SBN), pretende arrebatarles sus casas, en las que viven desde hace décadas, levantadas en terrenos que hace más de cincuenta años formaron parte de las instalaciones de Petroperú pero que fueron dejadas al abandono por el Estado al considerarlas áreas remanentes, es decir, territorios que la empresa estatal ya no necesitaba para la explotación petrolera.

Si bien es cierto que los pobladores talareños no cuentan con los títulos de propiedad que les otorgue plena legitimidad sobre los terrenos, ellos aseguran tener el derecho de posesión y exigen que el gobierno los reconozca como propietarios mediante la figura legal de la prescripción adquisitiva. Además, argumentan que en muchos casos las autoridades locales ya cobraron para adjudicarles los predios en cuestión.

Los talareños no logran comprender por qué justo ahora, después de tanto tiempo abandonados, el gobierno de Alan García voltea los ojos y mira con codicia sus terrenos, en su mayoría cercanos al mar, que por prescripción les pertenecen. Hellen Figueroa, representante de la SBN, arribó a Talara el último fin de semana con un equipo de arquitectos y sostuvo una reunión con un grupo de afectados.

En sus explicaciones la funcionaria reveló que el plan del gobierno es “recuperar estos terrenos porque es de interés nacional, en realidad porque ya hay compromisos de venta a unos inversionistas, es un tema político del Ejecutivo”; con esto los pobladores cayeron en la cuenta de que el gobierno lo único que quiere es arrebatarles de la manera más prepotente sus terrenos para venderlos al mejor postor.

-¿Para qué han venido ustedes acá?, preguntaron los afectados.
-Hemos venido a medir y a vender los terrenos; respondió, tajante, Figueroa.

-Pero nosotros ya tenemos nuestras casas aquí y la posesión desde hace muchos años, ¿eso no le importa al gobierno?
-Las chozas no se consideran como casas. Y es que el gobierno ya tiene acuerdos con inmobiliarias para vender estos terrenos. Arreglos, por ejemplo, con Colliers International (inmobiliaria), Decameron (agencia internacional de turismo) y otras.

-¿Nos está diciendo que no tenemos opción de poder quedarnos con nuestras casas?
-Podrían pagar por los terrenos que ya han sido tasados en 35 dólares el metro cuadro, porque esta zona no es barata. Si no pueden pagar, deben entrar a una subasta pública.

-No estamos dispuestos a pagar por algo que es nuestro. Además, si esta zona tiene valor es porque nosotros le hemos dado el valor agregado…
-Entonces los van a sacar de aquí, no hay otra. Yo comprendo que por esta situación reventará un conflicto social en esta zona del país, pero como les digo es un tema directo del Ejecutivo.


Los ganaderos
A la altura del kilómetro 1,210 de la Panamericana Norte están asentadas varias comunidades ganaderas, cuyo principal ingreso económico es la venta de carne y leche de sus animales. El dinero que ganan les alcanza, estirándolo, para comprar agua, alimentos y renovar cada cierto tiempo sus casas de caña, material que además es común en el caluroso norte.

Un ganadero, que prefirió no dar su nombre, contó que los funcionarios de la SBN “ya vinieron con sus cámaras topográficas a medir todo y nos han dicho que nos van a desalojar, no entendemos por qué si hace 20 años vivimos y criamos nuestro ganado aquÑ Ahora vienen amenazantes y ni siquiera nos dan una solución, sólo dicen que nos van a sacar, por eso la gente está muy amarga y cualquier cosa puede pasar”.

En otro campo de pasteo, un ganadero mira ahora con recelo a todo el que se acerca a sus terrenos. “Pensé que eran esos del gobierno que nos quieren quitar nuestras casitas y los campos donde pastar a nuestro animales”, dijo, aún temeroso, cuando nos presentamos como periodistas que indagábamos por su situación incierta.


Los pescadores
En la caleta de pescadores de Los Órganos, Wilfredo Castro, un robusto pescador y ex combatiente de la guerra contra Ecuador en 1981, dice que está dispuesto a todo con tal de defender su casa-restaurante ubicada a cien metros de la playa.

“Ya quisieron quitarle sus terrenos a los pobres nativos, ahora quieren hacer lo mismo en la costa. La señorita de la SBN ha dicho que las chocitas no pueden ser consideradas como casas, pero así vivimos nosotros. Es un abuso de este gobierno genocida de Alan García. Nosotros queremos que venga Cofopri y nos entregue títulos de propiedad”, sostiene el popular “Pulgas” (así se llama su restaurante), quien alguna vez organizó la toma de la Panamericana Norte cuando los pescadores exigían mejores condiciones para sus faenas. Ahora la lucha es por el techo bajo el que vive su familia.

“Ese Alan quiere venderlo todo, ya no sabe de dónde sacar plata, quiere utilizar estas playas y nuestras casas como su caja chica. Pero no lo vamos a permitir, nos vamos a unir como asociación de afectados por estas expropiaciones y vamos a defender nuestros derechos, la ley nos ampara y si quieren pasar sobre nosotros, saldremos a las calles”, remarcó.


Los pobladores
El asentamiento humano Puerto Antiguo es, como su nombre lo dice, uno de los más antiguos de Talara. Alberga unas 200 familias y está bien cerca al malecón de Los Órganos. Raúl Trujillo es el presidente de este asentamiento y cuando lo buscamos no lo encontramos porque estaba en Lima averiguando cómo hacer para que sus vecinos no pierdan sus casas.

“La Superintendencia de Bienes Nacionales, en lugar de sanear y regularizar los predios, primero envía un documento de desalojo, estamos con miedo”, comentaban algunas mujeres, quienes señalan con las manos unas celdas enrejadas que protegen los pozos petroleros de Petroperú clausurados hace bastante tiempo (la SBN argumenta que por la existencia de estos pozos la zona sigue siendo petrolera). En la misma situación de temor e incertidumbre se encuentran los pobladores del asentamiento humano Luis Negreiros, que reúne a otras 80 familias. La realidad es similar en toda la provincia de Talara.

Los hoteleros también
Otros afectados son los empresarios que han invertido en esta zona del norte del Perú, sobre todo en las playas Punta Veleros, Vichayito, Cabo Blanco y El Ñuro. Ellos sí tienen inscritos sus predios en los Registros Públicos pero ni eso les sirve para evitar ser desalojados, pues los representantes de la SBN ya han ingresado a sus casas y medido los terrenos. Incluso algunos tienen orden de desalojo. Actualmente existen 150 juicios porque los denominados jueces sentenciadores están eliminando sus títulos inscritos en Registros Públicos. “¿Cómo acredita la SBN lo que es de su propiedad si ni siquiera existe un catastro de esta zona y tampoco pueden determinar con exactitud cuál es el área remanente de Petroperú?”, cuestionaron y luego lamentaron que el gobierno llegue a estos extremos en lugar de encontrar soluciones conciliadoras con los talareños que ven al gobierno como un enemigo que llega sólo cuando quiere arrebatarles algo.

Marcelo Puelles
Redacción

Loading...


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

Diario La Primera ha escrito 125390 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.