Construcción Civil tomó las calles

Con marcha multitudinaria, exigieron mejoras salariales y laborales. Mostraron su desacuerdo con el alza del costo de vida. Además, ante la ola de crímenes, marcan distancia de mafias.

| 11 abril 2008 12:04 AM | Informe Especial | 1.3k Lecturas
Construcción Civil tomó las calles
(1) Un mar humano salió nuevamente a las calles para exigir mejoras salariales, así como las medidas de seguridad necesarias en las obras. (2) No faltaron los enfrentamientos con la policía. (3) Los dirigentes alentaban a los trabajadores de construcción civil. (4) Viceministro Villasante recibió pliego de reclamos.

Más datos

DATO

El vice- ministro de Trabajo, Jorge Villasante, manifestó que luego de recibido el pliego de reclamos de la FTCCP, dichos requerimientos serán comunicados también a la Cámara Peruano de Construcción. Asimismo, informó que durante este año se han realizado una serie de operativos en distintas obras del país.
1337

Paralizaron la ciudad en diversos tramos. Miles de agremiados a la Federación de Trabajadores de Construcción Civil (FTCCP) llegaron desde diversos distritos de Lima, Callao y balnearios para participar en una gran movilización hasta la sede del Ministerio de Trabajo, en San Borja. El pedido fue complejo, pero no por ello quedó de lado el controversial tema de las mafias, los chantajes a las constructoras y hasta los crímenes que marcan el panorama de las construcciones.

Desde el mediodía, el mar humano de obreros llegó a pie, en caravanas o buses para participar de esta marcha, que tuvo como objetivo presentar el Proyecto de Convención Colectiva del 2008 –Pliego Nacional de Reclamos– el mismo que contiene la solicitud de incrementos salariales, mayor seguridad en las ­obras para evitar los accidentes de trabajo, bonificación por trabajos de alto riesgo y mejoras a las condiciones de trabajo. Además de reclamar por la excesiva alza del costo de vida en los últimos meses.

Los trabajadores llegaron vestidos con sus uniformes de trabajo y portando sus cascos de protección. Mediante arengas, proclamaron su desacuerdo con la actual política continuista que realiza el gobierno aprista. La concentración se llevó a cabo en el Campo de Marte. La gran cantidad de ­asistentes a esta movilización atiborró la avenida De la Peruanidad, en la cual se apreciaron las banderolas de las bases de Mi Perú, Ventanilla, bases de Lima, entre otras.

La quema de bombardas ­anunció el inicio de esta marcha multitudinaria, la cual recorrió la avenida Arenales, causando gran malestar entre los choferes y transeúntes que se desplazaron por esta vía, debido a la gran cantidad de marchantes, los cuales fueron resguardados por camiones portatropas, policías a pie, así como autos policiales.

Mario Huamán, secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), encabezó esta marcha y señaló que el gremio de construcción exige a los empleadores la implementación de las medidas de seguridad en ­obras para evitar accidentes de trabajo, como el ocurrido hace algunos meses en Gamarra, en La Victoria, en donde nueve ­obreros fueron sepultados, sobreviviendo sólo uno de ellos.

Asimismo, solicitó a los empleadores de Construcción Civil, municipios y regiones, que cumplan con su rol fiscalizador y no esperar desgracias como la ocurrida en Gamarra, las cuales se vienen repitiendo continuamente.

“No somos mafiosos”
Huamán también se pronunció sobre las mafias que cobran cupos a las empresas constructoras, exigiéndoles dinero y plazas laborales a cambio de supuesta protección, las que “no son obreros de construcción civil, sino delincuentes”.

“Debido a ellas, desde hace cuatro años se ha conformado una comisión, integrada por el Ministerio de Trabajo, Capeco, Ministerio de Vivienda y la FTCCP, la cual realiza seguimientos a estas bandas a fin de que sean detectadas e intervenidas por la Policía Nacional”, apuntó Huamán.

En tal sentido, el vicepresidente de la CGTP, Olmedo Auris, aseguró que de manera permanente la FTCCP evalúa a su personal, para evitar que malos elementos sigan cobrando cupos, tanto a los obreros como a los dueños de las obras.

“Hay un permanente seguimiento y evaluación de la propia FTCCP a todos sus afiliados. Sin embargo, hay gente que se arroga la representatividad del gremio para solicitar cupos, dañando la imagen de la organización”, remarcó.

Más allá de las defensas y lanzarse la culpa, los miles de obreros lograron ser oídos por la ciudad, pues paralizaron el tráfico buena parte de la mañana.

Derrumbe en La Victoria sin esclarecerse
Un claro ejemplo de la informalidad en las obras de construcción es el derrumbe de un muro que cobró la vida de nueve obreros hace cuatro meses en una construcción cerca del emporio comercial Gamarra. Ayer, por segunda vez, fue suspendida la inspección judicial en el lugar de la tragedia, debido a la tardanza de la jueza Flor de María Veur, causando gran malestar entre los familiares de las víctimas, quienes se sintieron burlados por este nuevo aplazamiento.

Yolanda Solís, viuda del obrero Elmer Castillo, con lágrimas en los ojos, exigió que se haga justicia por la muerte de su esposo, ya que hasta la fecha no recibe la indemnización por parte de la parte civil responsable del siniestro, debido a que considera insuficiente lo ofrecido por la familia de Gerardo Mamani. Solís denunció ser, al igual que otros familiares, víctima de amenazas por parte de la hija de Mamani, Gloria Mamani.

Asimismo, Richard Nina, el obrero que sobrevivió al derrumbe pero que perdió uno de sus brazos, también asegura que lo ofrecido –20 mil soles– como indemnización no es suficiente para el daño provocado a raíz del derrumbe.

Por su parte, Gloria Mamani desmintió las acusaciones en su contra e indicó que pese a los esfuerzos realizados para pagar las indemnizaciones, éstas no se concretan debido a las exorbitantes sumas de dinero exigidas por los familiares de las víctimas, quienes, dice, son manipulados por su abogado.

Dayhana Cam Cox
Redacción


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD