Catástrofe en el aeropuerto de Madrid

MADRID.- Un avión de la compañía Spanair se salió ayer de la pista en el aeropuerto madrileño de Barajas, mientras despegaba, y se estrelló en las cercanías de la terminal 4 causando la muerte de 153 personas, en lo que se traduce como una de las principales catástrofes aéreas de la historia del país ibérico.

Por Diario La Primera | 21 ago 2008 |    
Catástrofe en el aeropuerto de Madrid
Un helicóptero se traslada por los aires en el lugar del accidente del avión cuyo motor se incendió en el aeropuerto de Barajas de España. (2)
153 personas fallecen al incendiarse el motor de un avión que luego de salirse de la pista se estrelló.

Más datos

Siniestros en España

Los principales fueron los siguientes: 

- 17 de enero de 2003: Un avión que salió de Málaga hacia Melilla se salió de la pista al aterrizar y chocó contra una valla.

- 29 de agosto de 2001: Cuatro personas murieron en Málaga en el aterrizaje forzoso de la compañía Binter Mediterráneo. La nave no llegó a la pista, porque se estrelló contra una autopista.

- 25 de septiembre de 1998: Un avión procedente de Málaga se cayó en Marruecos. Los 38 ocupantes de la fatídica aeronave murieron.

- 19 de febrero de 1985: 148 personas murieron en un Boeing 727 que realizaba su vuelo regular entre Madrid y Bilbao.

Minutos después del accidente la Delegación de Gobierno de Madrid confirmó la magnitud de la tragedia.

Algunos medios extranjeros informaron que la mayoría de los ocupantes de la aeronave eran turistas.

Según medios locales, el avión de Spanair había tratado de despegar en dos ocasiones. Instantes previos a la tragedia se incendió uno de los motores, lo que provocó que la aeronave se incendiaria.

En el operativo de rescate intervinieron 230 sanitarios, 170 policías, 70 bomberos y cerca de 60 ambulancias. Cuatro hospitales de campaña permanecían en el lugar del accidente.

Según fuentes de la Guardia Civil, se trata del vuelo 5022 de Spanair, con destino a Canarias, en el que viajaban 173 ocupantes. Según las primeras hipótesis, se habría incendiado uno de los motores izquierdos de la nave, lo que impidió su despegue y provocó su abrupta salida de la pista de aterrizaje.

Tras varias horas de suspensión de las operaciones, el aeropuerto de Barajas fue reabierto, aunque la Terminal Cuatro, donde se produjo la tragedia, aún permanecía cerrada.

Expertos de la compañía y la agencia de seguridad aeronáutica de los EEUU enviarán expertos para estudiar las causas del siniestro.

“Todo está quemado”
Un trabajador de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), testigo del accidente aéreo de Barajas, contó las terribles dimensiones de la tragedia.

“El avión estaba todo partido, todo estaba lleno de cuerpos”, aseguró el testigo.

“No he visto algo así en mi vida”, dijo Luis Ferreras, jefe del puesto de espera de ambulancias habilitado junto a la zona del siniestro.

Apresurados y angustiados. Los familiares de los pasajeros comenzaron a llegar al aeropuerto madrileño. “No queda nada que se parezca a un avión. Es horroroso, está todo quemado”, declararon dos guardias civiles que vol-vían de la zona del accidente. “Es un horror, no te quiero ni contar, no te quiero ni contar”, comentó un angustiado familiar hablando desde su teléfono celular.

El director comercial de Spanair, Sergio Allar, ha sido escueto en sus explicaciones y aseguró en rueda de prensa en Madrid que la compañía no tenía “todavía ninguna información y no podemos especular”. “Es responsabilidad de Aviación Civil realizar la investigación y Spanair facilitará la información disponible a Aviación Civil”, dijo.

La propia compañía ha fletado un vuelo desde Gran Canaria para los familiares de las víctimas y AENA ha habilitado una sala de crisis para los familiares.

El avión es un MD-82 fabricado por la firma McDonnell Douglas y que había pasado una revisión completa el pasado 24 de enero.

Reanudan vuelos
El aeropuerto de Barajas reanudó desde las 16:00 horas todos los vuelos después de que Aviación Civil cerrara el tráfico aéreo por motivos de seguridad, tras el accidente. Un avión con destino al aeropuerto francés de Orly fue el primero en despegar tras casi dos horas sin salidas. Sin embargo, Barajas habilitó una pista para que los aviones pudieran tomar tierra desde que sucedió el siniestro. Posteriormente se abrió una pista para despegues, de las dos de que dispone el aeródromo madrileño. Aviación Civil confirmó que el tráfico se vio reducido de las 38 operaciones a la hora habituales a 20 vuelos cada hora. Las llegadas fueron más restringidas de lo habitual.

Ante la saturación que se produjo por la llegada de las víctimas del siniestro, los hospitales de la Comunidad de Madrid recomendaron al resto de pacientes no acudir a los servicios de urgencias.

Los servicios de emergencia desplegaron un hospital de campaña para atender a las víctimas en un primer momento y derivarlas a los hospitales.

Se salvan de milagro
Milagro, fortuna, buena suerte. Ni ellos encuentran las palabras para describir lo que les pasó. Una pareja española que tenía que viajar en el vuelo de Spanair que se accidentó en Barajas, perdió el avión por llegar tarde al aeropuerto. Al llegar al mostrador con sus pasajes, un empleado les dio la noticia de que el vuelo a Islas Canarias había cerrado hacía tres minutos. En poco tiempo constataron estupefactos cómo su retraso les había salvado la vida.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.