Camisea: Cinco actos y un pacto secreto

Primer acto. DS 050-2010-EM. El gobierno, con el altavoz del coro mediático y la grita de un premier a puertas de renunciar, publica el 18 de agosto 2010 el DS 050-2010-EM, anunciando que el gas del lote 88 se destinará para abastecer el mercado nacional y el del lote 56 a la exportación. Entre los enredos, no pueden esconder la maniobra antinacional.

Por Diario La Primera | 21 ago 2010 |    
Camisea: Cinco actos y un pacto secreto
El Gobierno retrocede ante presión patriótica, pero siembra trampas en acuerdo secreto con Repsol-Hunt-Techint

Más datos

(1) Presidente Alan García con Paolo Rocca, CEO Ternium-Techint, del monopolio exportador (Repsol, Techint), el 16 de Agosto de 2010.

(2) Foro de Soberanía Energética del cual Manuel Dammert forma parte pide que gas natural de los lotes 88 y 56 sean destinados al mercado interno.
Este DS manda incluir en la actual renegociación con el Consorcio Exportador, el tema de abastecer el mercado interno con el lote 88 de Camisea, y anula el DS del gobierno de Toledo que permitió la adenda contractual para que se destine gas del lote 88 a la exportación. Pero el DS de Garcia es un saludo al vacío. No establece una renegociación con soberanía, sino en función del pacto secreto con el monopolio exportador.

No declara por norma válida que existe el evidente desabastecimiento, que es la causa reconocida y vigente de la ley, para que se destine al mercado nacional. No señala obligaciones respecto al gas como recurso nacional en el texto del DS, que es lo que tiene valor legal. Debería plantear que la política del Estado establece que el Gas de Camisea (lotes 88 y 56) debe ser destinado en forma inmediata y exclusivamente al mercado nacional, identificando en esta condición que el gas probado devuelto por la Shell y Mobil (lotes 88 y 56), que pertenece al Perú, tiene precio regulado, es más barato y hace posible su masificación e industrialización.

No se puede separar el necesario destino del gas al mercado nacional de los dos lotes, 88 y 56. Ambos fueron devueltos al Estado con reservas probadas de 8,8 TCF, son propiedad de los peruanos, y forman la reserva estratégica de la soberanía energética nacional. El lote 56 fue adjudicado en la maniobra ilegal de exportación impulsada por Kucsynki y demás lobbystas. Fue ilegalmente entregado al monopolio exportador, sin concurso, a dedo. No para exploración, sino para explotación, con reservas probadas. Tenía un irregular compromiso de venta de 4,2 TCF a México mientras en el lote 56 existían menos de 2 TCF. Con cláusulas de defraudación fiscal, lo que fue comprobado por la Contraloría General de la República en el Informe Especial 220 del 200, suplantaron el real costo de operación de los líquidos de Gas Natural, que es de 2.88 US$/BI, para establecer a su favor en el Contrato la falsa cifra de US$ 6.40 US$/BI, y así deducir a su favor ese monto, estableciendo un fraudulento valor a boca de pozo y luego, multiplicado según volúmenes, fijar el fraudulento valor de la producción fiscalizada, a la que aplican recién el porcentaje de la regalía. De esta forma el contrato hace una inmensa defraudación al fisco. De este modo, a partir de capturar el lote 56, sin hacer inversión alguna en exploración, secuestraron parte del lote 88, inmovilizando el 47 % del total de nuestra reserva energética, y obteniendo inmensas ganancias saqueando las del Estado. Nada de esto quiere tratar el gobierno.

El premier declara frases a viva voz, sin valor legal, y cuando está a puertas de renunciar para ser candidato. La renegociación contractual requiere acuerdos de ambas partes, y el Estado solo puede afirmar la soberanía con actos legales del propio Estado sobre el recurso, en este caso, declarando el desabastecimiento evidente y señalando el obligado destino al mercado nacional del gas que nos pertenece a los peruanos.

El monopolio ya dijo que tiene para varios meses largos, y que sólo acepta el tema de las regalías, en relación a lo cual tiene acuerdo secreto para dar adicionales US$ 900 millones y entregar al fisco un total de US$ 2,000 millones en los 15 Años. Protege sus inmensas utilidades y tiene pacto secreto para que le autoricen exportar donde está mejor el precio de venta, que es Chile-Argentina (en México a US$ 4 Millón BTU, en Chile a US$ 10 el Millón BTU y en Argentina a US$ 14 el Millón BTU). Ganará en esos 15 años entre US$ 14,000 y 21,000 millones, habiendo recuperado ya en seis años la primera inversión de US$ 3,000 millones (que financiamos los peruanos) al obtener US$ 6,000 mil de utilidades, gracias especialmente al faenón con los líquidos de Camisea.

Segundo Acto. Tratativas previas de Alan García con Rocca (Kuscinsky). Dos días antes, el 16 de agosto, casi a escondidas, con tímida nota en la agencia estatal de noticias Andina, el Presidente García recibió en Palacio de Gobierno varios socios de Camisea, encabezados por el CEO (jefe) de Ternium-Techint, Paolo Rocca. Este tiene en el Directorio de Ternium a Pedro Pablo Kuscinsky, con el cual hicieron en el gobierno de Toledo el lobbysmo y las ilegalidades para exportar el gas de Camisea.

Nuevamente en Palacio, la prensa argentina (en silencio la peruana) informa que Rocca le trajo la confirmación del financiamiento de US$ 800 millones para el ducto que el 2012 se culminará, respecto al cual La Convención (provincia cusqueña) y las fuerzas patrióticas exigimos no pase sino bordee la Reserva de Megantoni, y que Techint hace cuestión de Estado para que lo atraviese en un túnel, que el MEM luego llamara “respeto a la intangibilidad superficial”.

Tercer acto. Viceministro Cámac adelanta parte del pacto secreto. El 17 de agosto, en Cusco, el viceministro de Energía y Minas, Daniel Cámac, adelanta el contenido del DS 053-2010-EM, y habla eufórico en un foro regional que “la independencia energética del lote 88 será una realidad”. Precisa su fórmula acordada en secreto con el monopolio exportador. Es decir, que se trata de incluir como adenda en el contrato la oferta que hace años anuncia Pluspetrol.

Esta consiste en que dicha empresa no podrá utilizar por 5 años las reservas probadas. Engaña, pues las tiene inmovilizadas desde la firma del contrato al ser la sagrada “cuota de exportación”. Dice Cámac que hasta el 2015, podrá descubrir más reservas probadas en el lote 56, las que sustituirán progresivamente las inmovilizadas del lote 88, para lo cual en los próximos dos años invertirá en exploración US$ 175 millones.

Ello es una nueva promesa falsa, pues desde que la Shell devolvió al Perú los lotes 88 y 56 las reservas probadas siguen siendo 8,8 TCF, no habiendo el monopolio exportador invertido realmente en explorar. Es decir, Cámac da al monopolio las palabras tranquilizadoras: la crisis de desabastecimiento y la exportación siguen, el asunto pasará al próximo gobierno, el resto son frases y ruido.

Cuarto Acto. Premier, antes de renunciar, suscribe ofertas parciales sin tocar el fondo; y anuncia “la gran solución” de “57-58-Candamo”, en el pacto secreto para mantener la exportación del 88 y 56. El premier suscribe el 19 agosto el convenio general para la reclamada construcción de la planta de fraccionamiento en La Convención, cuyos estudios tienen plazos medianos y su construcción más largos.

Así deja en el aire que esta necesaria planta no puede existir si no existe realmente el gasoducto macrosur, el que también requiere que las reservas probadas de los lotes 88 y 56 estén disponibles para el mercado interno. En el mismo acto, el Ministro de Energía y Minas afirma enfáticamente que no existe desabastecimiento de gas, haciendo evidente el vacío del DS recién dado, y quien realmente dicta las normas. Precisa que se respetará la “intangibilidad superficial” de la reserva Megantoni, repitiendo el repudiado anuncio del túnel de Techint. Y duado con Gonzales, Presidente del Gobierno Regional de Cusco, “anuncian” la “solución final”, que es uno de los grandes engaña muchachos del pacto secreto.

Esta “solución final” es parte del pacto secreto. Anuncian que el gasoducto macrosur se construirá como un proyecto distinto a los lotes 88 y 56 de Camisea. Este otro proyecto se abastecerá con los lotes 57 (Repsol) y 58 (Petrobrás). Se olvidan que el lote 57 se ha puesto en subasta para el 2012 y para otras áreas del país, y que el 58 no confirma reservas todavía. Además que tienen un precio tres veces superior a los lotes 88 y 56. Esconden que pagan una minúscula regalía al fisco. Para endulzar, dicen que si hay reservas probadas y para ello echan mano del Candamo.

El inaudito Gonzales, ahora depredador ambiental, anuncia la explotación de la reserva estratégica mundial de Biodiversidad del Candamo, en el Parque Nacional Bahuaja Sonene, donde existen más de 2 TCF probados, y que fue el manjar que León Alegría quería entregar a Discover en el escándalo de los Petroaudios. Dejan a la Convención, el Cusco, al gasoducto y al macrosur sin gas barato, y depredan el bosque amazónico.

Esta es la “gran solución”, 56-57-Candamo, parte del pacto secreto para que el Perú no reclame la soberanía sobre nuestra reserva estratégica, y garantizarle al monopolio la exportación del gas de los lotes 88 y 56. Saben que a los precios de los lotes 57 y 58, es inviable la petroquímica y la masificación del gas en el Sur, pues no pueden reemplazar el gas barato y accesible de los lotes 56 y 88, secuestrados como cuota de exportación.

Existe un inaplicado DS, “reservando 1 TCF”, pero el gasoducto macrosur requiere por lo menos 5 TCF. En su euforia de palabras, sin sustento técnico ni compromisos reales de inversión, el premier, el Ministro de Energía y Minas y Gonzales, anuncian que ¡¡en noviembre-diciembre ya llegan los tubos a Cusco, para iniciar el gasoducto en nero 2011!!.

Quinto Acto. Ya estamos en el sexto embarque semanal de exportación del gas, con buques-carretillas deambulando por los mares y sin contratos de venta a firme. El pacto secreto de Repsol con el gobierno excluye tratar las condiciones antinacionales e irregulares en que Repsol y Perú LNG hacen la exportación del gas de los lotes 88 y 56.

Los buques metaneros de Repsol, iniciaron la exportación el 22 de junio 2010 y ya están en el sexto embarque de exportación, con frecuencia casi semanal. Deambulan como carretillas de heladero buscando a quien venderle el gas, lo que es causal de nulidad, pues el gas se vende por contratos a firme en periodos largos, lo que hace obligado separar cuotas de gas para exportación por ese periodo contractual, tanto en la extracción, en el transporte, en las plantas de fraccionamiento y de licuefacción.

Lo que ocurre es que el gobierno oculta la crisis de Repsol, al afectarse su perspectiva de venta a USA, y la crisis del Contrato con el Estado mexicano y su Comisión Federal de Electricidad. No existe contrato real de abastecimiento que reemplace al de la Comisión Federal de Electricidad de México cuyo contrato de 4,2 TCF por 15 años, está en el aire pues la planta de regasificación de Manzanillo recién podrá recibir gas desde el 2012 y a plenitud desde el 2015. No existe información oficial del Estado mexicano, para que el Perú conozca lo que esta pasando al respecto. Este deambular como carretillero por los mares sin contrato de abastecimiento de largo plazo, es grave irregularidad y causal de nulidad del contrato de exportación, que tuvo como sustento dicho acuerdo de venta.

Existen otras gravísimas irregularidades en la ejecución del contrato de exportación. No paga impuesto a la renta, aporta regalías minúsculas y compra el gas en boca de pozo privilegiando su exportación y desabasteciendo el mercado nacional. Se oculta la información respecto a lo que llevan los buques metaneros. El primer embarque del 22 de Junio transportaba 121,475 metros cúbicos, estando vacío un volumen de uno de sus cuatro tanques pues la capacidad total es de 173,400. El segundo embarque sube a 170,948 así como el cuarto a 170,941. El tercero baja a 149,976. Los embarques quinto y sexto del 09 de agosto y 17 de agosto, suben a 163,169 y 163,214. Estas variaciones deberían ser explicadas, pues podrían esconder defraudaciones fiscales con embarques no declarados de otros líquidos asociados al gas.

Esta claro lo que busca Repsol-Hunt-Techint. Pero no es lo que necesita y quiere el Perú. Los buques-metaneros-carretilleros han deambulado en los sucesivos seis embarques a Ensenada-México, a Bilbao-España a Cartagena-España, a Bilbao-España, a Saint John-Canadá y Altamira-México. Este deambular por los océanos es una irracionalidad empresarial, en el circuito licuefacción-regasificación que tiene organizado Repsol desde Trinidad y Tobago para USA, Canadá y España, y que ha instalado desde Camisea-Perú para Chile y Argentina.

Repsol esta haciendo tiempo para adormecer al Perú y sus ciudadanos, que luchamos por recupera el gas de Camisea como fuente para el desarrollo, con su gasificación e industrialización, y cuando se cubra el mercado nacional recién se podrá exportar los excedentes.

Repsol tiene un pacto secreto, en el que confía, por lo que afianza el lobbysmo con poderosos grupos de poder económico y político, que viven de subastar el Perú y su futuro. Ya el Primer Ministro y el Presidente de Perupetro, encargado nada menos que de la “renegociación”, han declarado que lo mejor para el gas es venderlo al país que ofrezca el mejor precio. Es decir exportarlo a Chile y Argentina.

El gobierno retrocede, ofrece y da medidas parciales, pero activa para no solucionar el fondeo del asunto que es el reclamo patriótico de la soberanía sobre el gas de los lotes 56 y 88 que son nuestra reserva estratégica nacional, garantía de su masificación e industrialización. Ya existe una contundente mayoría patriótica que reclama la recuperación del gas de los lotes 88 y 56 para el mercado nacional. Una Renegociación con soberanía. ¡¡Es la hora de la ciudadanía, es la hora del Perú!!.

Manuel Dammert Ego Aguirre
(Foro Soberanía Energética)

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.