Alan García “legaliza” exportación de gas

Mediante DS 068-2009 del Ministerio de Energía y Minas, el gobierno aprista concretaría exportación de las escasas reservas del gas de Camisea a México y Chile en desmedro de los intereses nacionales.

| 06 octubre 2009 12:10 AM | Informe Especial | 1.9k Lecturas
(1) Renegociación del gobierno para asegurar mercado interno una farsa. (2) Consorcio Camisea seguiría utilizando reservas del lote 88 para exportación del gas a México. (3) Apagones serían comunes.

Más datos

En esta carta de auto-compromiso, el Consorcio detalla la distribución de las reservas adicionales. Los ridículos 0.62 TCF que ha separado los distribuye: para generación eléctrica (0.24 TCF), para industrias (0.09 TCF), para licitación (0.29 TCF). Es decir, no hay nada para el sur, ni una molécula y menos el 1TCF pomposamente anunciado por decreto supremo.
1929

El Decreto 068-2009-EM busca “legalizar” la exportación del Gas de Camisea, bloqueando el desarrollo del Perú. Es urgente que redoblemos la lucha por la Nueva Nacionalización de Petróleo y Gas, para conquistar la soberanía energética, requisito del desarrollo nacional, empezando por que se respete el destino del gas de los lotes 88 y 56 de Camisea para el mercado nacional.

Se le cayó la careta al gobierno
Se le cayó la careta al gobierno tras declarar en forma altisonante que el gas de Camisea sería para los peruanos. Así, el 1 de Octubre del 2009, con el DS 068-2009-EM, suscrito por el Presidente Alan Garcìa y el Ministro de Energía y Minas, Pedro Sánchez Gamarra, el gobierno pretendió, con una norma de menor valor, “legalizar” la exportación del Gas de Camisea desde el 2010 a México y a Chile, para que no se destine prioritariamente al mercado nacional como manda la Ley.

El gobierno dejó escrita la oferta de 1 trillón de pies cúbicos (TCF) para el sur peruano, en un papel mojado y engañoso, ofertándolo para un impreciso futuro inexistente, y encubrir uno de los actos de entreguismo más descarnados de la historia patria. Con este Decreto Supremo (DS), el Perú está notificado que desde el 2010 empezará el monopolio gasífero( Hunt-Repsol-Techint) para exportar, por Pampa Melchorita, el gas de Camisea a México y Chile, dejando desabastecido y en crisis el mercado nacional.

Monopolio gasífero manda en el Perú
El gobierno sólo está cumpliendo lo que el monopolio gasífero le manda. El 29 de Septiembre, tras supuestas “renegociaciones” y conversaciones, Pluspetrol, operador del monopolio gasífero, envía la Carta PPC-LEG-09-138, como “Carta-Compromiso” a Perupetro. Ella no es sino la notificación del monopolio gasífero, que busca preservar la cuota que ilegalmente ha separado de 4,2 TCF para exportar, y que sale del lote 88.

Para esta ilegal maniobra informa que tiene comprometido para el mercado interno un acumulado de 5.8 TCF, por lo que solo tendrían 0,62 TCF como adicionales. Pretende desconocer de esta forma la notificación de Perupetro, de obligatorio cumplimiento bajo pena de rescisión del contrato, sustentada en el Informe técnico de Perupetro CONT-GFST-1507-2009, que había establecido que eran solo de 4,52 TCF las comprometidas, por lo que estaban obligados ,de acuerdo al acápite 5.11 del contrato, a entregar 2.11 TCF adicionales al mercado nacional.

Además, en esta carta de auto-compromiso, el monopolio gasífero detalla para cuales consumos está destinado dicho “adicional”. Los ridículos 0.62 TCF que ha separado los distribuye: para generación eléctrica (0.24 TCF), para industrias (0.09 TCF), para licitación (0.29 TCF). ¡No hay nada para el sur, ni una molécula, y menos el 1 TCF pomposamente anunciado por DS!

Todo este enredo de cifras es para mantener intocadas su “cuota” de 4,2 TCF para exportar a México y a Chile, que sale del lote 88, destinándolo ilegalmente a exportación y no a la demanda nacional.

El gobierno se burla del sur
¿En que sustenta entonces el entreguista DS 068-2009-EM, el ofertado 1 TCF para el Sur? En una grotesca mentira y una política vasalla. La mentira es ofertar reservas probadas, cuando ellas se están realmente entregando a la exportación. La política vasalla, es la de decirle al país y en especial al sur, que para calcular reservas deben sumarse el boleto “ganador” de la tinka con otros boletos “probables” de ganar la tinka. Es decir, sumar las reservas “probadas” certificadas con las “probables”.

El riesgo de la exploración y la búsqueda se traslada de los inversionistas a los peruanos. Se le da ilegalmente al monopolio el gas barato que Shell devolvió gratis al Estado tras invertir US$ 600 millones, a los que hay que agregar el subsidio en la red de ductos, de cuyos 700 millones los peruanos aportamos US$ 600 millones a través de nuestros recibos de luz eléctrica, y los casi US$ 700 millones de créditos obtenidos en los organismos multilaterales con aval del Estado Peruano.

De este modo, el 2010 el monopolio gasífero empieza real y efectivamente, exportando las reservas probadas a precios irrisorios. En contraste, el sur, la petroquímica y la industria nacional, se queda con los papeles “mojados” que “aseguran” 1 TCF, 5 TCF o cantidades de mentira que algunos quieran presentar como verdaderas. Estos “adicionales”, no solo deben buscarse, sino que además tendrán un valor el doble del actual gas probado de Camisea. Bloquean así la demanda del sur, y hacen inviable el gasoducto sur andino.

Granjerías ilegales del monopolio gasífero
El Consorcio Camisea quiere mantener toda la estructura ilegal y predadora sobre la que ha formado la exportación del gas más barato y sobre las que tiene corruptelas para permitirles menor pago de tributos y regalías. No las ganancias razonables, sino las “utilidades extraordinarias”, por el abismal diferencial entre el precio que compran el gas en el Perú y al que venden el gas nacional en México y Chile, es de US$ 15 mil millones.

A esta irregularidad, se aúna que el monopolio entre el Consorcio Camisea y Perú LNG, que son los mismos pero en diferentes nombres, han establecido un contrato mediante el cual Perú LNG le termina comprando a Pluspetrol el gas a precio de costo, pagando sólo una regalía que ya ha sido puesta en cifras ridículas. De esta manera, Perú LNG diría que es a precio de costo y no tiene renta, con lo cual evitan pagar impuesto a la renta al Estado.

El monopolio gasífero y la ilegalidad de sus ganancias, se ha constituido en una inmensa barrera que bloquea el desarrollo nacional descentralizado, pues el gas de Camisea (lotes 88 y 56) son la garantía de nuestra soberanía energética, por lo que sus reservas deben destinarse al mercado nacional. En cálculos efectuados por el ingeniero Carlos Herrera Descalzi, esta ilegal exportación del gas obligará al Perú importar gas y/o diesel, en un futuro no muy lejano, para abastecer al mercado interno.

Al caerse la careta, lo que ha quedado evidenciado es la entreguista burbuja gasífera del gobierno de Alan Garcìa. A inicios de su gobierno, declaró al proyecto de Exportación del Gas de Camisea, como el megaproyecto estrella de su segundo mandato. Luego, reafirmó el ilegal destino de exportación, cuando permitió al monopolio gasífero rechazar dar gas al único estudio de factibilidad presentado para la petroquímica. De esta manera, bloqueó la nueva demanda de gas del Proyecto del Convenio Petroperú y Petrobrás para invertir 3 mil millones de dólares en Ilo, que permitiría forjar el polo petroquímico macrosur y construir el gasoducto andino.

Ciudadanía exige: Soberanía energética
La lucha por el gas para los peruanos viene uniendo y despertando una inmensa movilización por la soberanía energética, que exige una nueva nacionalización de nuestros recursos de petróleo y gas.

En estos años, con el Colegio de Ingenieros, con el Ingeniero Carlos Herrera Descalzi, junto con varios especialistas y los trabajadores petroleros, hemos dado la voz de alerta y convocado a defender nuestros recursos básicos para el futuro de la patria.

En esta batalla ha crecido un redoblado y creciente movimiento ciudadano, plural y patriótico, por la soberanía energética y gas para los peruanos. La CGTP y la revista Poder Ciudadano, que dirijo, hemos efectuado en los últimos dos meses foros ciudadanos en Lima (8 Setiembre), Arequipa-Macrosur (17 Setiembre), y próximamente en Talara (9 de Octubre). También en otros lugares de la nación se realizan actividades como la del 23 de septiembre en Cusco, convocado por las universidades, los colegios profesionales y la Federación de Trabajadores, en la que también participé. En las universidades los jóvenes empiezan a formar colectivos: “jóvenes por la soberanía energética, gas para los peruanos”, que se comunican conmigo para coordinar esfuerzos. El 12 de Octubre se presenta el libro Latinoamericano “La Batalla por el gas y el petróleo en América Latina”, que reúne ensayos de especialistas de México, Brasil y Bolivia y un ensayo mío. Será en el Congreso y con calificados paneles de especialistas y de congresistas.

El Congreso Nacional ha aprobado Interpelar al ministro de Energía y Minas por la exportación del gas de Camisea, lo que se realizara el 7 de Octubre.

Esta planteada una de las grandes y cruciales luchas ciudadanas en torno al destino del Perú. La soberanía energética gana las conciencias. La nueva nacionalización, basada en políticas públicas de soberanía, sin estatizaciones ni confiscaciones, es urgente para recuperar el uso y destino de los recursos de petróleo y gas, en funciona del interés de la nación. Es la hora de la ciudadanía, es la hora del Perú.


Manuel Dammert Ego Aguirre
Analista en temas energéticos


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD