68 infectados con temible Hepatitis C

La conocida frase “tras de cuernos, palos” bien podría aplicarse a los 68 pacientes de insuficiencia renal quienes fueron trasladados por EsSalud a la clínica Lab Ren, donde su estado ha empeorado luego de ser infectados con el virus de la Hepatitis C. Y por esta razón ya no podrán someterse a un trasplante renal que es la máxima esperanza de la mayoría de los enfermos del riñón.

Por Diario La Primera | 19 ago 2008 |    
68 infectados con temible Hepatitis C
(1) En busca de una mejor atención, los enfermos del riñón suelen movilizarse permanentemente. (2) Los enfermos agraviados fueron atendidos en el hospital de EsSalud, de donde fueron derivados a la clínica Lab Ren. (3) Los enfermos renales están expuestos a contraer otros males. (4) EsSalud debe una explicación sobre la anulada compra.
Enfermos del riñón, contagiados en clínica contratada por EsSalud, exigen indemnización.

Frente al grave daño ocasionado, los agraviados exigen ahora una indemnización, pero dichos centros de salud no han tomado en cuenta su reclamo.

Hace año y medio, mediante la modalidad de tercerización que tantas sospechas despierta, y previo concurso público, EsSalud adjudicó la buena pro de la “Contratación del Servicio de Atención Ambulatoria de Hemodiálisis” a la referida clínica, desde el 5 de diciembre del 2006 hasta el 4 de diciembre del 2007.

Poco tiempo después de concretarse esta contratación se pudo constatar, mediante los análisis correspondientes, que todos los pacientes enviados a Lab Ren habían sido contagiados con el temido virus.

Al reconocer EsSalud que la infección se había producido en la referida clínica, rompió el contrato con Lab Ren, que optó por cerrar sus puertas al no contar con el importante ingreso del contrato. Posteriormente, EsSalud terceriza con la clínica Renema, también especializada en la atención de pacientes con insuficiencia renal. Lo extraño es que el dueño de dicho establecimiento es el Dr. Luis Gómez, propietario de clínica que infectó con hepatitis a los 68 pacientes.

Todo indica que el mencionado facultativo trabajó anteriormente en uno de los hospitales de EsSalud y por ello abre sus clínicas con la seguridad de que recibirá a los pacientes del ex seguro social y, por tanto, los 280 soles por cada sesión de diálisis. Si se tiene en cuenta que cada paciente debe dializarse tres veces por semana y que actualmente son seis mil los que viven gracias a las máquinas de hemodiálisis que reemplazan al riñón, se tendrá una idea del gran negocio de las clínicas que sólo se dedican a este rubro.

EsSalud y clínica se lavan las manos
El abogado Edgardo Calmet, asesor de ocho de los enfermos infectados, expresa que sus representados han pedido tanto a EsSalud como al dueño de la clínica Lab Ren que se indemnice a los pacientes, pero afirma que sus representantes no han asistido a las conciliaciones extrajudiciales pese a que las demandas fueron admitidas.

EsSalud reconoce el daño, pero culpa a la clínica y ésta a su vez dice que no es responsable, pues no existe contrato con los pacientes sino con el Seguro.

“Lo cierto es que los pacientes, al sumar el virus de la hepatitis a su insuficiencia renal, necesitan una mayor atención médica y tratamientos especializados que no están en capacidad de asumir. Por ello, exigimos una indemnización como la que se otorgó el año pasado a la señora Judith Rivera Díaz quien fue contagiada del virus VIH en un hospital de EsSalud y el estado le pagó 300 mil soles”, señala el jurista.

Por su parte, el Dr. Walter Higueras, gerente del centro nacional de salud renal de EsSalud, confirmó la infección de Hepatits C y precisó que ésta se produjo debido a que la clínica incumplió con normas de bioseguridad, por lo que se resolvió el contrato y ahora siguen un proceso arbitral.

Informó asimismo, que los pacientes en riesgo, como aquellos que sufren de insuficiencia renal, están expuestos a adquirir diferentes virus. “Es falso que estos enfermos hayan sido abandonados porque se les ha convocado para informarles sobre la hepatitis C, y los cuidados que deben tener. Se les ha evaluado en gastroenterología y se les ha practicado exámenes físicos y de laboratorio. Felizmente, ninguno ha desarrollado la enfermedad”, precisó.

Salud de anciana se ha agravado
Pablo Espinoza, esposo de la paciente Vilma Lozano de 67 años, sostiene que su señora ha empeorado desde que en sus análisis salió positivo “y EsSalud lo único que ha hecho es ofrecer algunas charlas con una doctora malagracia”.

“Algunos médicos, –continúa- dicen que la Hepatitis se presenta después de 15 años, otros luego de 30, pero particularmente Vilma se ha debilitado mucho. El Seguro ha contratado a la clínica Renema, del mismo dueño de la clínica donde se contagió mi esposa y los demás pacientes, y dicen que utiliza las mismas máquinas, lo cual es una burla”.

Espinoza precisó que aparte de la acción legal han presentado su queja a la Defensoría del Pueblo. “Pedimos audiencia con la doctora Merino y hasta ahora nada”, se lamenta.

Seguidamente recordó las palabras del presidente García respecto a que hay 6 millones de asegurados y que se incrementarán a 7 millones y medio. “Si ahora el Seguro está atiborrado y tiene que buscar clínicas, cómo será con más gente?, añadió.

Angel Huari, hijo de Jovita Fuentes, una anciana de 83 años quien falleció el pasado mes de mayo cree que la infección de su madre con la hepatitis la debilitó, generándole otros males. “Luego de haber adquirido el virus la empezamos a llevar seguido a emergencia del Rebagliati . Ahí se contagió de tuberculosis y herpes, y murió en el Día de la Madre. Ella alcanzó a firmar una demanda contra EsSalud y nosotros seguiremos el trámite para que acciones de esta naturaleza no se repitan”, denunció Huari.

¿Por qué se anuló compra de 260 máquinas de hemodiálisis?
Según Niurka Vigil, presidenta de la Asociación Nacional de Pacientes en Diálisis y Trasplantes, en Essalud suceden cosas turbias.

“El 13 de junio del año pasado nuestra Asociación participó como veedor en el proceso de la compra de 260 máquinas de hemodiálisis y cuando ya se había dado la buena pro, el presidente Barrios sacó una resolución anulando la licitación y poniendo en riesgo la vida de más de 6 mil pacientes. Es decir, prefirió seguir contratando clínicas y pagar fuertes sumas de dinero, en vez de ahorrar con la compra de esos equipos. Son 560 las máquinas que faltan a nivel nacional”, refirió.

Vigil también dijo que el Seguro debe asumir su responsabilidad en el contagio con Hepatitis C a los pacientes con insuficiencia renal. “Como Asociación hemos presentado las denuncias ante la Defensoría del Pueblo, la comisión de seguridad social del Congreso y a la propia EsSalud, que lamentablemente no ha hecho nada, salvo un par de charlas informativas para expresar que es un riesgo que afronta todo paciente”, dijo.

Finalmente, invocó al presidente ejecutivo de EsSalud, Ing. Fernando Barrios, a invertir más en los pacientes que se atienden en los nosocomios y menos en los spots publicitarios televisivos, “donde falsea la realidad al decir que hay mejor atención”.

Por Denis Merino


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.