¿Qué comer para mantenernos calientes en el invierno?

Aunque el arroparnos es una manera de evitar el frío invernal, ciertos alimentos nos pueden ayudar a mantenernos cálidos por dentro. Consumir sopas y bebidas calientes es lo normal, pero existen ciertos alimentos que estimulan la producción del calentamiento más que otros.

| 04 agosto 2012 12:08 AM | Hogar | 6k Lecturas
¿Qué comer para mantenernos calientes en el invierno? 6079

Mientras la temperatura disminuye, nuestro apetito va aumentando. Los días fríos y oscuros del invierno por lo general traen consigo ansiedad por el consumo de abundantes alimentos reconfortantes, bebidas calientes y platillos un poco más sazonados, que eran menos atractivos durante el verano. Nuestra biología nos conduce a consumir más calorías en caso que los alimentos llegaran a escasear y nos lleva a aumentar un poco de “relleno” para ayudarnos a mantenernos más cálidos. Pero a diferencia de nuestros antepasados, nosotros vivimos en casas cerradas y abrigadoras y no tenemos la necesidad de cazar nuestra comida, así que realmente no necesitamos almacenar esas calorías adicionales.

“Cuando comemos y digerimos una comida, la temperatura corporal aumenta en un proceso llamado termogénesis inducida por la dieta”, señala el Dr. Luigi Gratton, MD, Vicepresidente Corporativo de Asuntos Médicos y Educación de Herbalife. “Sin embargo, algunos alimentos estimulan la producción de calor más que otros. Alimentos ricos en proteína, por ejemplo, aumentan la termogénesis más que los alimentos grasosos o ricos en almidón, por ende, calientan más”, agrega Gratton.

Los ingredientes picantes como el kión, ají, pimienta y ajo, pueden ayudar con la circulación y generar calor.

A su vez, tenemos mayor tendencia a beber líquidos en climas calurosos pero durante el invierno, igual necesitamos hidratarnos bastante para calentar y humedecer el frío viento de invierno.

Así que deja que tu abrigo de invierno te mantenga caliente por fuera, e intenta seguir estos consejos para generar calor desde dentro:

1.- Los platillos ricos en proteína estimulan el “horno interno” para mantenernos calientes. Pero escoja proteínas que sean bajas en grasa como pescado, aves de corral, carnes magras o polvos proteicos en sopas o avena, para evitar el exceso de grasas y calorías.

2.- Opte por los tés y sopas calientes para ayudar a hidratarse y mantener las vías respiratorias humectadas.

3.- Agregue una pizca de picante y condimentos a sus platillos de invierno.

4.-Si llega a contraer un resfriado, no olvide la sopa de pollo. Estudios comprueban que funciona mejor que otros líquidos calientes para acelerar el fluir de mucosidad. Se tiene entendido que los condimentos aromáticos tradicionales en la sopa, tales como la cebolla y la pimienta viajan en los vapores que emana y ayudan a abrir las vías nasales obstruidas.

Loading...


En este artículo: | | | | | | | | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD