Los padres deben ser los primeros Maestros

Cada mes, trimestre o semestre, son muchos los padres de familia que sufren con fuertes jaquecas al recibir las notas de sus hijos. Y es que el bajo rendimiento académico de los escolares se ha convertido, para sus progenitores, en un problema que pareciera no tener razón, ni solución.

| 01 febrero 2009 12:02 AM | Hogar | 1.3k Lecturas
Los padres deben ser los primeros Maestros
Para un buen aprendizaje de sus hijos

Más datos

Los buenos hábitos de estudio beneficiarán la vida universitaria del estudiante, por eso la aguda observación de padres y profesores en la niñez, es importante para ayudar al menor a mejorar su aprendizaje.
1306

Existen diversos motivos que pueden interferir significativamente en el aprendizaje y el rendimiento académico de los escolares, pero esto para la mayoría de padres se debe simplemente al poco interés que ellos muestran por los estudios. Y lejos de buscar la verdadera razón del problema, los presionan a rendir mejores exámenes.

Los maestros deben procurarse de que sus alumnos se desarrollen armónicamente, es decir, que progresen tanto en el aspecto cognoscitivo como en el emocional y el social. “En una clase siempre existen niños que no parecen avanzar al ritmo de sus compañeros, y son justamente ellos los tildados de flojos, poco inteligentes y hasta de niños problemáticos. Pero lo cierto es que el bajo rendimiento escolar puede deberse a problemas emocionales, sensoriales, o a los relacionados con el aprendizaje”, aseguró Rafael del Busto, catedrático de la carrera de psicología de la Universidad Católica Sedes Sapientiae (UCSS). Las constantes peleas entre los padres, la poca comunicación entre los miembros de la familia, la soledad y depresión del niño, y otros problemas relacionados a la salud, pueden ser algunas de las causas que impiden el buen rendimiento académico de los estudiantes. Asimismo, las burlas por un error cometido en clase, la timidez, o el temor a ser castigados por los padres ante un mal examen, pueden ocasionar un bajo nivel de aprendizaje. Pero también podría tratarse de simples malos hábitos de estudio y el poco apoyo de los padres a formar dichos hábitos. Para el catedrático de la UCSS, lo recomendable es que los padres ayuden a los hijos a escoger un ambiente adecuado para sus horas de estudio o lectura, un lugar de poca distracción donde se encuentre a la mano, todo el material que necesiten para repasar sus lecciones. También consideró importante el hecho de que los padres sean los primeros en enseñar las buenas prácticas de estudio a los niños, como por ejemplo, ayudarlos a estudiar todos los días, a la misma hora y en el mismo lugar, explicarles lo beneficioso de comprender un tema o una teoría antes que memorizarlos. Pero también existen malos hábitos que debe ser corregidos, como el estudiar acostado o escuchando música a todo volumen o hacerlo todo a última hora. Finalmente, Rafael del Busto pidió a los padres ser más observadores y tener en cuenta el bajo rendimiento académico de sus hijos, dialogar con el niño y buscar ayuda profesional para determinar el problema real del bajo aprendizaje.

Loading...


En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD