Hijos, pareja y comunicación (II)

¿Está al tanto de las actividades de sus hijos?, ¿qué tipo de relación tiene con ellos?, ¿conoce el nombre de sus amigos?, ¿sabe qué lugares frecuenta? Cuidado, la comunicación dentro de casa, y en especial con los hijos, es importante.

| 25 octubre 2011 12:10 AM | Hogar | 3.5k Lecturas
Hijos, pareja y comunicación (II) 3513

¿Si ya se ha preguntado qué tipo de comunicación tiene usted con sus hijos, qué duda cabe de que un primer aspecto a tener en cuenta, antes de proponer algún cambio, es observarnos a nosotros mismos y a los demás. Cuando queremos cambiar o mejorar algo es imprescindible saber qué. Si se toma la molestia de evaluar cómo está su relación actual, podrá hacerse una idea de qué tipo de comunicación tiene y qué aspectos son mejorables, incluso cuáles se deberían cambiar. Observen primero, libre de prejuicios y culpabilidades, cuándo y cuánto tiempo están ustedes como padres al tanto de las actividades de sus hijos y qué relación tiene con ellos. Pregúntese usted mismo, si conoce el nombre de la mayor parte de sus amigos, si sabe qué lugares frecuenta, sabe cuáles son los nombres de sus profesores, cuál es su deporte o curso favorito, etc. Una vez se haya hecho una idea del conocimiento que tiene de ellos, dé un paso más y trate de evaluar cómo resuelve los conflictos habituales, y cómo se desenvuelve su hijo/a en esa misma situación reconociendo sus habilidades.

No sería mala idea que se grabase con la cámara el transcurso de las conversaciones en diferentes ocasiones, aunque quizá sea suficiente con que trate de responder algunas preguntas sobre algún problema reciente que haya surgido en su familia: ¿cómo se sentió ante la situación?, ¿qué sentimientos le provocó: ira, ansiedad, agresividad?, ¿cómo los afrontó?, ¿sinceramente escuchó lo que le decía su hijo/a?, ¿pudo comprender los puntos de vista de su hijo en el transcurso de la discusión?, ¿fue capaz de mantener su autocontrol? Conocer nuestros propios sentimientos, saber definirlos, nos ayuda a entender mejor los sentimientos de los demás, paso previo para poder ponernos en el lugar del otro, en este caso, nuestros hijos/ as. Recordemos que cuando nos comunicamos no solo transmitimos información con nuestras palabras, sino también con nuestro cuerpo, nuestros gestos, tono de voz, etc. Saber escuchar es mirar a quien nos habla, tus expresiones y gestos indican que sigues sus palabras, tu silencio solidario te da confianza para que tu hijo/a exprese lo que siente. A veces nos expresamos mal, como por ejemplo: “quiero que recojas tus cosas en este mismo instante”, “¿todavía no has sacado la basura? Hazlo inmediatamente”, “si vuelves a hacer eso te cacheteo”, “cuento hasta diez y si no has terminado de cambiarte te dejo”, “¿has visto cómo está tu ropa? Qué sucio eres”, ¿por qué no te pareces a tu hermana/o?, etc.

Psic. Stuart Oblitas
Clínica del Hombre
INPPARES
informes@inppares.org
www.inppares.org

¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


En este artículo: | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD