Enséñele a disfrutar de los alimentos

¿Qué tan importante es que los niños aprendan a disfrutar los alimentos?¿Existe una forma correcta de enseñarle a comer?¿Está aconsejado el tv a la hora de dar de comer a su bebé? Estas y otras preguntas las resolveremos en este artículo.

Por Diario La Primera | 29 setiembre 2012 |  3.8k 
Enséñele a disfrutar de los alimentos 3841  

A partir de los 8 meses si observamos a nuestro bebé ya es capaz de disfrutar del sabor de los alimentos; a esta edad es común llevarse todo a la boca por lo que debemos aprovechar esta conducta en el bebé para enseñarle a saborear los alimentos y gozar de su alimentación.

¿Cómo hacer esto? Bueno el bebé debe aprender a comer primero con la mano, luego poco a poco ir aprendiendo a usar la cucharita. Sin embargo, es importante que el adulto acompañe al bebé en su hora de alimentación: para hablarle, contarle qué esta comiendo, qué sabor tiene, qué color tiene los alimentos, etc.

Es recomendable que a partir de los 8 meses a la hora de comer el bebé tenga puesta ropita que pueda ensuciar y manchar, así la familia sólo se centrará en ayudarlo a disfrutar de sus alimentos. Es importante tener en cuenta que la ración del bebé debe ser pequeña, y que se le debe permitir coger algunos alimentos con la mano mientras el adulto le brinda el puré o la carne desmenuzada en la cucharita. Lo importante es que el infante tenga la oportunidad de experimentar: sentir la textura del alimento en sus dedos, salivarlo o chuparlo hasta que poco a poco aprenda a masticarlo.

En este proceso es indispensable evitar darle los alimentos licuados, chancados o aplastados como única opción en su alimentación, pues estaremos formando a un niño y luego a un adulto poco apetente por los alimentos, pues le estamos evitando la experiencia de investigar, sentir, palpar, coger y sobre todo disfrutar los sabores de cada alimento. Si le damos todo licuado combinando la carne con la verdura el niño no aprenderá a diferenciar los sabores pues la verdura es blanda y dulce, la carne es un poco mas dura y tiene sal y otros condimentos Como vemos a través de este relato vamos negándole la oportunidad de un rico aprendizaje en la vida del bebé.

Es recomendable que a la hora de comer del bebé el televisor esté apagado pues la alimentación debe ser entendida como un proceso de desarrollo para aprender a relacionarse con los miembros de la familia, expresar su agrado o desagrado por alguno de los alimentos y ser comprendido en su contexto, sin que esto genere situaciones de conflicto, momentos de alta tensión y estrés para quien atiende al bebé. Y para el bebé mismo pues a veces siente que llega la hora de comer y él empieza a ponerse irritable, llorón y a veces entra en crisis de llanto con tal de no llegar a este momento. Cuando esto sucede en el bebé, hay que preguntarle al adulto:

¿Cómo estás frente al bebé? Dispuesto, sereno o mentalmente ya tienes establecido “uyy” ahora a darle de comer, otra vez la pataleta, el berrinche, el llanto. Si es así, te sugiero que tomes tu tiempo en otra actividad y dejes que otro miembro de la familia le dé de comer al bebé hasta que poco a poco tú como adulto puedas ir reprogramando este aprendizaje y reconectarte con tu bebé con amor, paciencia, tolerancia y el así lo perciba y te acepte como parte del compartir su alimentación contigo. Así tendremos un niño feliz con esta experiencia enriquecedora en su vida afectiva y emocional acompañado por los adultos que lo atienden, cuidan y educan.


Lic. Amelia Tirado
Clínica Central de INPPARES
informes@inppares.org

Referencia
Propia



Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.
Loading...

Deje un comentario