El hijo de padres separados

Dado el elevado número de separaciones entre parejas que se producen hoy en día, son muchos los niños afectados por esta situación. Además del shock emocional para los padres que supone una ruptura sentimental, éstos cargan con el miedo de cómo toda esa situación repercutirá en sus hijos.

Por Diario La Primera | 13 ago 2010 |    
El hijo de padres separados
Las consecuencias que sufre el hijo de padres separados estarán más relacionadas con problemas familiares y el rol que juega el niño en la separación. Esto, junto con la edad y la madurez del niño determina la forma cómo esta separación influirá en su desarrollo.

Posibles reacciones del niño
-Son esperados la ansiedad, angustia, miedo y llantos. Hay que acompañarles en ese momento, y dejarlos que lo hagan para que expresen el dolor que sienten.

-Insisten en que los padres vuelvan a estar juntos y hasta que no aceptan que esto no es posible, se muestran muy tristes.

-Algunos se acuerdan del otro progenitor, cuando el que está con ellos les regaña y desean tanto estar con el otro, que incluso pueden llegar a pensar en escaparse de casa. Llegan a idealizar más al otro progenitor, al ausente, pues sólo recuerda los buenos ratos pasados con él. Suelen aparecer trastornos en el sueño y en la alimentación.

Como influye la edad y madurez del niño
-Cuanto más pequeño es el niño, dispone de menos mecanismos para aceptar lo que está pasando. Por ello, suelen aparecer molestias abdominales, vómitos, dolores de cabeza, etc.

-Cuando el niño es mayor puede sentirse la causa de dicha separación y, por tanto, sentir culpa. Suelen aparecer depresiones agresividad, bajo rendimiento escolar, regresiones a edades anteriores.

- En niños mayores, suele desarrollarse una hipermadurez en parte positiva, pero a la vez peligrosa que pretende sustituir al progenitor ausente.

Mensajes claves para recordar al niño
- La decisión de separarse es exclusivamente de los padres. Ellos han tomado esta decisión porque creen que es lo mejor para la familia y que los hijos no han tenido nada que ver en esta decisión.

- Resaltar al niño que hay personas que se preocupan por él (abuelos, tíos, profesores, etc.). Por tanto, no sentir miedo a quedarse solos y que cuentan con el cariño de otras personas.

-Seguirá disponiendo de ambos padres, en todos los aspectos que él precise, aunque ya no vivan juntos.

-Siempre que le preocupe algo o se sienta mal, podrá hablar con los padres; ello le hará sentirse mejor.

-Aunque los padres se hayan separado, el niño puede igualmente amar y ser amado; no tiene por qué repetirse esa situación siempre.

- Los padres demuestran su amor de muy diversas maneras. Pero puedes sentir que tus padres te siguen queriendo si intentan estar contigo todo el tiempo que pueden, si te ayudan cuando lo necesitas y si te escuchan.

Mensajes claves para los padres
-No caer en la sobreprotección del hijo por pena. Se le ha de seguir tratando como a un niño de su edad. Si no “no le ayudaremos a crecer”, acabará comportándose de forma inmadura y más infantil de lo que le corresponde.

-Todas las personas tienen virtudes y defectos; también los padres.

-Es preferible para los niños, que vuelva a constituirse una familia compuesta por hombre y mujer, aunque uno de ellos no sea el verdadero progenitor; ello reparará los vínculos dañados, aunque requerirá tiempo la aceptación de esa nueva situación por parte de todos.

Mg. MARISOL LINARES SAMAN
www.inppares.org
informes@inppares.org

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.