Disciplina para niños de 0 a 2 años

Hay papás que creen que no se puede disciplinar a los niños pequeños porque no tienen la capacidad de entender un “NO” o una llamada de atención. Sin embargo, es posible disciplinarlos, según los expertos.

Por Diario La Primera | 25 ago 2012 |    
Disciplina para niños de 0 a 2 años

Todos los bebés y los niños pequeños son inquietos por naturaleza. Casi nunca se los puede alejar del reproductor de vídeo, los CD’s, DVD’s, equipo de sonido, enchufes, etc. Sin embargo, contrariamente a lo que muchos papás creen, es posible desde muy corta edad, disciplinarlos y al mismo tiempo, protegerlos de los accidentes caseros.

Por ejemplo, sabemos que los niños son curiosos por naturaleza. Ante eso, los especialistas recomiendan eliminar de su entorno cualquier objeto que sirva de “tentación”. Para ello, aconsejan mantener el entorno de su hijo relativamente libre de objetos prohibidos como artículos como el reproductor de vídeo, música, joyas y, sobre todo productos de limpieza y medicamentos. Y cuando se acerque gateando o su torbellino de dos años corra hacia algún objeto peligroso o prohibido, dígale sin perder la calma: “No”, y aléjelo de ese lugar o bien dirija su atención hacia otra actividad.

Según los expertos en psicología, la técnica disciplinaria conocida como “tiempo fuera o de exclusión” o “pausa obligada”, son recomendadas para ser aplicadas en niños de esta edad. Esta consiste en obligar al niño a pasar cierto tiempo solo y en un lugar carente de estímulos y distracciones (por ejemplo, un rincón), puede ser eficaz con niños pequeños. A un niño de dos años que ha estado golpeando o mordiendo a otro niño o tirando la comida al suelo, se le debería explicar por qué es inaceptable su comportamiento y luego llevarle al área designada -por ejemplo, una silla de la cocina o el primer peldaño de las escaleras-, y dejarlo allí un par de minutos para que se calme (tiempos superiores no son eficaces con niños tan pequeños).

Es importante no golpear, dar cachetes o abofetear a un niño, independientemente de la edad que tenga. Además los bebés y los niños pequeños no pueden establecer una conexión entre su comportamiento y el castigo corporal. Lo único que sentirían es el dolor de los golpes.

Y no olvide que los niños aprenden observando a los adultos, sobre todo a sus padres. Asegúrese de ser un buen ejemplo para su hijo, y así él podrá utilizar su comportamiento como un buen modelo de rol. Usted ejercerá sobre su hijo un impacto mucho mayor si predica con el ejemplo, recogiendo sus cosas, en vez de pedirle a él que recoja sus juguetes mientras usted deja sus cosas esparcidas por la sala de estar.


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.