Dificultades auditivas tienen alta prevalencia en el Perú

La pérdida auditiva puede presentarse en cualquier momento de la vida y afecta seriamente los procesos de aprendizaje y socialización de quienes la padecen. Al respecto, la fonoaudióloga Janet Valdivieso de Tecnología Auditiva Americana recordó que de acuerdo a cifras del INEI en el 2006 en el Perú existían alrededor de 60 mil jóvenes entre 18 y 24 años con algún tipo de discapacidad y que el 16% de ellos padecía sordera y/o mudez.

| 27 octubre 2012 12:10 AM | Hogar | 4.1k Lecturas
Dificultades auditivas tienen alta prevalencia en el Perú
Más de 275 millones de personas en el mundo padece alguna dificultad auditiva y constituye una de las cuatro discapacidades más frecuentes entre los peruanos.
4172

La experta explicó que la prevención de la discapacidad auditiva requiere de cuidados diarios muy sencillos. “La primera medida que se debe adoptar es no introducir al oído hisopos o cualquier otro objeto, estar atentos a que los niños muy pequeñitos reaccionen ante los sonidos que se producen en su entorno, no exponerse a ruidos o sonidos que superen los 90 decibeles, no usar por tiempo prolongado los auriculares, alejarse de los parlantes de los equipos de sonido y finalmente buscar una evaluación profesional cuando notamos que nosotros u otro miembro de la familia requiere que se le hable en voz alta o eleva constantemente el volumen de la radio o el televisor” dijo.

El problema de no escuchar
Según la especialista existe poco aprecio por el sentido de la audición a pesar de que es el que permite desarrollar el lenguaje en el ser humano y cumple un rol de suma importancia en el proceso de socialización a lo largo de la vida.

“Un niño o niña que nace sin poder oír no aprenderá a hablar a pesar de no ser mudo y se afectará su potencial cognitivo. Una persona que siente disminuida su capacidad de escuchar posiblemente opte por aislarse al no poder participar de una conversación o reunión social con comodidad. Por ello, es muy importante detectar y atender a tiempo este problema que en definitiva afecta la calidad de vida de quien la padece y de su entorno”, precisó.

Evaluación oportuna
Finalmente la especialista recomendó a las personas mayores de 60 años y a quienes están expuestos permanentemente a ruidos o sonidos por encima de los decibeles aceptables someterse periódicamente a una evaluación audiológica en un centro que les garantice los cuatro exámenes fundamentales: Videotoscopía (visualiza el conducto auditivo externo y la membrana timpánica); Impedanciometría (observa el funcionamiento del oído medio y la presencia o ausencia de reflejos); Audiometría Tonal (obtiene el umbral de respuesta auditiva en diferentes frecuencias) y Logoaudiometría (determina los porcentajes de discriminación de la palabra hablada).


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: | | |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.00467705727