¿De quién es la culpa?

“Tú eres la culpable de todo”, “me has desgraciado la vida”, “nunca debí conocerte”, “en qué estaba pensando cuando me fijé en ti”, “eres el peor hombre del mundo”, y un largo etc.

| 13 abril 2013 12:04 AM | Hogar | 3.3k Lecturas
¿De quién es la culpa? 3350

Estas son algunas de las frases comunes que las parejas emplean cuando están en conflicto, cuando ya no se soportan ni toleran nada de la otra persona, y todo lo que antes fue casi el paraíso, hoy más se parece a un infierno viviendo al lado del otro cada momento del día.

Las parejas buscan muchas veces remediar la situación buscando culpables, tratando de fiscalizar todo lo que la pareja hace o dice, al punto de ya no saber qué es lo que se puede hacer o decir, porque todo pareciera que estuviera en su contra. Es entonces cuando los dos o uno de los dos optan por dos cosas: 1) el papel de victimizarse, la sensación de víctima le da cierta creencia de poder y control sobre el otro, 2) ponerse de fiscal (y no mirar también los propios errores).

No dudo que sea muy cómodo hacerse la víctima y dramatizar algunas situaciones que ocurren, pero adoptar esta actitud a cada momento no hace más que desnudar la falta de recursos que tiene esta persona para manejar mejor su estado emocional, independientemente de lo que su pareja haga. Ha habido consecuencias muy devastadoras en este sentido. Echar la culpa al mundo, al destino, a los demás, a nuestra pareja, de todo lo que nos pasa, solo nos hace ver que no tenemos el manejo y control de nuestros pensamientos, emociones y acciones.

Una cosa es que a veces las situaciones nos aprieten del cuello, y otra, que creamos que no somos también responsables de lo que nos pasa. Culpar al otro y decir “tú eres el culpable de todo lo malo que me pasa”, es dirigir la responsabilidad solo a lo que está fuera de uno y es no darnos cuenta también que nuestras acciones, actitudes e indecisiones son parte de lo que ahora nos pasa. Es más honesto decir “somos responsables ambos”, porque así se asume un espíritu de equipo, de sociedad, ya que no hemos llevado la relación solos, sino de a dos. No es que yo sea responsable de tu infidelidad o de tu violencia, pero sí seré responsable de las decisiones que tome en mi vida si me vuelve a pasar y si sigo contigo a tu lado. No es que sea responsable de tu mal genio, de tu desorden o de tu falta de deseo sexual por mí, pero sí seré responsable de cómo voy a afrontar esta situación contigo como equipo, sin culparte porque no me cumples, sino de buscarte para conversar y ver cómo cambiamos esta situación, o aceptándote como eres sin obligarte a que cambies. Reflexionemos sobre nuestras actitudes que adoptamos con nuestra pareja.


Psic. Marisol Linares
Psicoterapeuta
INPPARES Ate
informes@inppares.org


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.

En este artículo: |


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD

1.2655210495