Datos interesantes sobre la lactancia Materna.

Una vez que llega el bebé, a las mamás generalmente se les anima a comenzar a amamantar de inmediato. ¿Pero sabrán usted y su bebé qué hacer? ¿Instintivamente entenderán cómo amamantar y el bebé sabrá cómo alimentarse? ¿Le agradará la leche al bebé? ¿Conoces los beneficios para salud del niño? ¿Sabes cómo manejar tu alimentación después del embarazo y durante todo el proceso de lactancia? Estas son unas pocas preguntas que responderemos para que sepas bien cómo actuar frente a la lactancia materna.

| 27 julio 2018 10:07 AM | Hogar |  3.2k 
Datos interesantes sobre la lactancia Materna
Lactancia Materna "Un regalo para toda la vida"
Dar el pecho es una muestra de amor al bebé.

Más datos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) señalan asimismo que la lactancia «es una forma inigualable de facilitar el alimento ideal para el crecimiento y desarrollo correcto de los niños».
3276  

Los primeros días.

Es bueno averiguar todo lo que puedas sobre la lactancia materna antes de tener a tu bebé. Te ayudará a sentirte más segura y confiada cuando comiences a amamantarlo, ya que el hecho de dar pecho ayuda a sanar más rápido, además de generar un lindo vínculos entre los niños y las madres.

En los primeros días, mamá y bebé se conocerán entre sí. Puede llevarles tiempo a los dos dominar la lactancia materna, pero no te desesperes ni te desanimes. Esto sucede más rápido para algunas mujeres que para otras, quizás la primera semana sea muy fuerte, pero es importante que lo hagas con sutileza para que tu bebé tenga la alimentación correcta.

Amamantar inmediatamente después del nacimiento.

Esta es una recomendación de los médicos especialistas en la materia. Amamantar dentro de la primera hora después del nacimiento, o tan pronto como sea posible, esa es la clave para que madre e hijo puedan tener éxito en el futuro.

De hecho, permitir que la madre y los bebés tengan contacto piel con piel inmediatamente después del parto, alienta a los recién nacidos a comenzar a amamantar en los primeros 30 a 60 minutos, esto se llama como lactancia materna productiva.

Al principio, el cuerpo de la madre produce solo una pequeña cantidad de lo que se conoce como “calostro” (la leche materna amarillenta producida antes de que comience la lactancia materna normal), que es todo lo que inicialmente necesita un recién nacido, pues esta primera leche materna es abundante en proteínas, minerales, vitaminas y anticuerpos. Eventualmente se produce más leche materna a medida que el bebé amamanta. Tres días después de dar a luz se produce la primera bajada de leche materna, y después de 3 dias sale lo que muchos denominaron como “leche de transición”, esta será un poco más blanca y acuosa, pero con un alto contenido de grasas saludables, también contendrá lactosa, varias vitaminas hidrosolubles por ende aporta muchas calorías al niño recién nacido. Posteriormente lo que se suele denominar como “Leche Madura” sale luego de 6 semanas aproximadamente es la que aporta el mayor contenido de vitaminas ofreciendo una buena alimentación al niño.

¿Con qué frecuencia se recomienda alimentar al bebé?

No hay un cálculo definitivo para contestar a esta pregunta, pero como una guía muy aproximada, es recomendable que un bebé se alimente por lo menos ocho veces o más, cada 24 horas durante las primeras semanas. Es importante que estés atenta a lo que el recién nacido exprese no sólo por medio del llanto, pues existen otras maneras con las que el bebé puede mostrar que está hambriento: si parece inquieto, si se chupa el puño o los dedos, si se le escucha hacer murmullos o voltea la cabeza y abre la boca. Todas estas pueden ser señales que indiquen la presencia de hambre y lo mejor es tratar de alimentar al bebé durante estos primeros síntomas, ya que es difícil alimentar a un bebé que llora.

Beneficios que la lactancia materna aporta al bebé

Por tratarse de leche específica para el consumo humano, es mucho más fácil de digerir que las fórmulas en polvo, además de que se trata de fluido vivo, que cambia para cubrir las necesidades del infante conforme crece y se desarrolla.

1. Ofrece un buen desarrollo maxilofacial ya que cuando el bebé succiona para ingerir su leche directamente del pecho coloca en movimiento muchos más músculos faciales que si tomara leche de un biberón.

2. Al fluir la leche directamente del pezón a la boca del bebé, esta queda exenta de manipulaciones y libre de contaminación por gérmenes externos existentes en el medio ambiente.

Loading...



Fuente: > Natasha Qui?onez
Natasha Quiñonez

Natasha Quiñonez

Perdiodista y asesor de martketing

Soy Venezolana, periodista, musico y poeta. Tengo mas de 5 años trabajando como redatora web para diferentes portales noticiosos, tambien me desempeño como Community Manager y asesora de marketing online para diferentes firmas.

Natasha Quiñonez ha escrito 36 artículos. Únete a nosotros y escribe el tuyo.