Cuatro errores frecuentes al limpiar moquetas

1. Esparcir manchas secas. Si tenemos una mancha con restos de alimentos derramados o terrones de barro seco, será necesario tomar un cepillo y aflojar esas sustancias secas antes de limpiar. Si nos olvidamos de este paso, lo que haremos será expandir la mancha y generar un desastre mayor.

 

Por Diario La Primera | 09 jul 2011 |    

2. No remover bien las manchas. Antes de comenzar con la limpieza de toda la moqueta, es preferible abocarnos a esas partes que albergan manchas más importantes y rebeldes. Muy a menudo los productos convencionales que se utilizan para el lavado de la moqueta no quita las manchas totalmente. Por esto, es recomendable primero aplicar un quitamanchas adecuado en las zonas complicadas para luego proceder con el lavado normal.

3. Cantidades erradas. Debemos asegurarnos de utilizar las cantidades indicadas del producto de limpieza. Estas fórmulas están especialmente hechas para que la producción de espuma sea baja. Esto es importante porque un exceso de espuma puede perjudicar muy gravemente a nuestra moqueta.

4. Demasiada humectación. Menos es más cuando hablamos de productos de limpieza de alfombras. Si aplicamos demasiado producto el agua se filtrará hacia abajo y humedecerá el suelo, lo que puede ocasionar problemas tanto de malos olores como también de deterioro de la moqueta o incluso del suelo. Debemos ser muy medidos respecto a las cantidades que apliquemos, es preferible pecar por falta que por exceso.

    Diario La Primera

    Diario La Primera

    La Primera Digital
    Diario La Primera comparte 119376 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.