Cómo criar a los hijos en pareja

Educar significa trasmitir: patrones de conducta, normas, valores, afecto, información, para que los hijos puedan integrarse a la sociedad, cumplir un rol activo y transformarla si lo consideran necesario.

Por Diario La Primera | 02 jun 2012 |    
Cómo criar a los hijos en pareja

Hay tres condiciones esenciales para dar normas a los hijos, las cuales pueden ser tomadas en cuenta por los padres, estas son:

1.- Los padres modelan la conducta de los hijos con el ejemplo, ya que los hijos imitan lo que hacen sus padres.

2.- La forma de enseñar: es necesario tener presente los sentimientos de sus hijos. Las herramientas que podemos usar son el amor, la paciencia, el tiempo, sin exigirle demasiado y dándole tiempo a que asimile el consejo. Considerando la etapa de desarrollo de su hijo.

3.- La forma en que corrija al niño a partir de los tres años, darle una orden al niño o imponer la autoridad ya no es suficiente, pues está en capacidad de justificar su conducta, es aquí cuando los padres pueden hacer entender al niño que cometió un error, centrarnos en la conducta y no en la persona, como decirle “me disgustó que dejaras los juguetes en el piso, por favor guárdalos”, es distinto a decirle “eres un desordenado siempre dejas los juguetes tirados, esperaré a que llegue tu padre para que te castigue”, con ello la imagen del padre es distorsionada ante el niño.

Hay una diversidad de formas de corregir al niño sin dañarlo, sin pegarle y esto se ejerce a través de la disciplina. Como vemos la educación es de dos, de ambos padres donde cada uno alterna roles y funciones, se complementan y respetan para darle una educación coherente, flexible, afectuosa y con respeto a los hijos. Por lo que no es necesario que uno tenga la figura de malo y el otro de bueno, pues esta percepción tendría consecuencias negativas en el desarrollo integral de niño.

Pero, ¿qué pasa en los hijos si no encuentran que los padres apuntan hacia el mismo rumbo? Cuando la imagen de autoridad en los padres no se encuentra definida en común acuerdo y las normas no son establecidas por ambos padres y suceden posibles ausencias, como: uno de ellos le resta imagen de autoridad al padre o la madre; en otro caso, uno de los miembros de la pareja es solo proveedor financiero o su prioridad está en su desarrollo profesional para poder brindarle a los hijos lo que el padre o la madre no tuvieron en su adolescencia o infancia, más no se involucran en la crianza de los hijos, vemos que estos niños y adolescentes suelen presentar conductas que reflejan la dificultad que están teniendo para adaptarse a su entorno familiar y entorno social (escuela, grupo de amigos entre, otros). Estas conductas pueden ser: pasividad, sumiso, le es difícil tomar decisiones, ser fácilmente influenciable, poco sociable o retraído; o por el contrario, ser rebelde irritable, mentiroso, caprichoso y agresivo.


Lic. Amelia Tirado Mesía
Clínica Central INPPARES
www.inppares.org

Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119378 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.