¿Cómo son las abuelas del nuevo milenio?…

La imagen estereotipada de la abuelita con cabellos blancos, tejiendo desde su mecedora, la que tejía suéteres en una mecedora, contaba cuentos y se quedaba con los nietos los viernes en la noche, ha cambiado radicalmente.

Por Diario La Primera | 06 oct 2012 |    

“Las transformaciones culturales infieren en los patrones de comportamiento”. Estudiosos de la Antropología, afirman que el rol de la abuela como primera educadora y transmisora de valores se ha visto alterado por la vida moderna y globalizada. “La mujer sigue teniendo rol múltiple, pero las nuevas profesiones son más absorbentes. Hace cincuenta años una madre que salía a trabajar contaba con la abuela para criar a los hijos. Muchas de esas madres que ahora son abuelas también son profesionales independientes”.

En nuestro país más de un millón de mujeres mayores de 65 años se dedican a cuidar a algún miembro de su familia, la mayoría de ellas, a sus nietos pequeños. Estas mujeres, que ya debieran disfrutar de una jubilación, se enfrentan a una pesada carga diaria llena de las demandas y responsabilidades impuestas por la función de crianza de hijos ajenos. Se quedan sin tiempo libre, e incluso descuidan su propia salud para dedicarse en cuerpo y alma a esos niños que las necesitan, y lo hacen poniendo en juego toda su energía, experiencia y afecto e intentando no caer en el cansancio o la desesperación.

El tema es saber diferenciar entre el disfrute y la obligación. No “dar por sentado” que una abuela debe cuidar a su nieto porque la naturaleza así lo indica, sino porque eligen, disfrutan y quieren hacerlo.

Una reflexión sobre el cambio de roles es un derecho a seguir con la propia vida, cuando ya se han criado sus propios hijos, se hace indispensable en los tiempos que corren.

Abuelas esclavas: cuando el amor se opaca por las obligaciones cotidianas. Si hay algo que es cierto es que la obligatoriedad de cumplir con cualquier papel lo aleja del placer. En el caso de abuelas obligadas a ocuparse diariamente de sus nietos pasa algo similar. Aclaremos que no se está hablando de falta de cariño, ni nada que se le parezca.


Ps Marisol Linares Saman
Psicóloga Psicoterapeuta INPPARES Ate
informes@inppares.org


Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital
Diario La Primera comparte 119374 artículos. Únete a nosotros y comparte el tuyo.