Cerámica súper blanca

Nuestra vajilla favorita suele mancharse por el uso y los tipos de alimentos que usamos. Por ejemplo, si nos encanta el café es más que seguro que nuestro juego de tazas tenga el típico tono opaco que deja esta bebida. Para desvanecer esas impurezas sólo necesita el jugo y la cáscara de un limón y una pizca de bicarbonato de sodio. Sumerja el objeto en agua hirviendo, luego añádele los ingredientes anteriores y espere 5 minutos antes de apagar el fuego. Deje remojar la pieza toda la noche, y al día siguiente enjuáguela con agua fría.

| 06 noviembre 2009 12:11 AM | Hogar | 614 Lecturas
614


¿Quieres debatir este artículo? prueba abriendo un tema en nuestros foros.


...
Diario La Primera

Diario La Primera

La Primera Digital

Colaborador 1937 LPD